Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

Mensajes recientes

Páginas: [1] 2 3 4 5 6 7 8 9 10
1
MÁS ARTÍCULOS DE FRANCISCO DE SALES / LAS VENTAJAS DE USAR EL YO OBSERVADOR
« Último mensaje por francisco de sales en Octubre 22, 2018, 05:03:20 am »
LAS VENTAJAS DE USAR EL YO OBSERVADOR


En mi opinión, se trata de una de las “figuras” imprescindibles en los Procesos de Autoconocimiento –y en cualquier momento de la vida-, y es muy interesante conocerlo y, sobre todo, utilizarlo.

Llamamos Yo Observador a la “capacidad objetiva” de percibir y percibirnos, a un estado de vigilancia en el que uno atiende a lo que sucede y lo que le sucede de un modo más atento de lo habitual, con una consciencia más solícita, y además desde una ecuanimidad en la que no hay implicaciones emocionales o personales –aunque se trate de uno mismo- ya que lo que caracteriza a este Yo, precisamente, es su objetividad.

Su función es simple: darse cuenta. Levantar acta notarial de lo que ocurre sin implicarse con opiniones personales o juicios añadidos a la observación.

Convertirse en el Yo Observador siempre es muy enriquecedor. Se trata de darle preponderancia a esa parte nuestra que es capaz de ser ecuánime, de darse cuenta con pulcritud de lo que sucede -sin añadir ni modificar la realidad que observa-, que parece que es más consciente que cualquiera de los otros yoes que gobiernan nuestra vida.

Es el único de los Yoes que ha quedado inafectado por todo lo que ha acontecido en nuestra vida y sigue sin contaminar.

Es una parte nuestra, aunque… en realidad…  es muy posible que nosotros seamos exclusivamente ese Observador y que tenemos que lidiar con los otros yoes agregados -que se nos han pegado- para imponernos a ellos y dejarles claro quiénes somos en realidad.

Es la parte que ha sido capaz de salir indemne de todos los conflictos personales porque no se ha identificado con ninguno de  ellos. Fíjate en esto: cuando ves un problema ajeno eres más capaz de poder encontrar soluciones porque lo ves con imparcialidad, porque no te afecta a ti personalmente... ¿cierto?

Así es como tienes que actuar contigo. Ese Yo no juzga, no critica ni da órdenes. Sólo se da cuenta imparcialmente. Y en ese "solo darse cuenta" es donde reside la objetividad y claridad necesaria para que más tarde -y desde otro sitio- se tome la decisión acerca de lo que se desee hacer con cada asunto. Aporta la realidad y no la idea de la realidad.

Si uno no pierde la imparcialidad es capaz de ver cada asunto desde la globalidad, desde arriba –donde se aprecia todo el conjunto- y no desde el extremo que está condicionado por nuestras experiencias desagradables anteriores, los traumas, los miedos, las inseguridades, la falta de Amor Propio...

Podemos ser conscientes de nuestras contradicciones, de nuestros altibajos, de nuestros cambios de opinión o idea, o sea… de nuestras inestabilidades e inseguridades. De cómo en un momento pensamos de un modo y cómo podemos cambiar a pensar de otro modo distinto. Pero el Yo Observador se mantiene estable porque su tarea no se ve afectada por las emociones ni los sentimientos. Su tarea consiste en ver con los ojos y no con las aflicciones, en no implicarse sino en  quedarse absolutamente inafectado, en no sucumbir al alboroto de la mente y sus altibajos y mutabilidad.

El Yo Observador se da cuenta de la realidad y verifica cuándo los sentimientos se manifiestan equivocadamente, cuándo no estamos siendo nosotros mismos, cuándo hay una contradicción entre lo que deseamos hacer y lo que acabamos haciendo, cuándo fallamos a nuestros principios y a nuestra conciencia, pero… sin una crítica por su parte, sin un reproche. Sólo nos lo hace ver poniéndolo ante nuestro corazón y nos deja a solas para que lo resolvamos.

El Yo Observador no es la mente ni el pensamiento ni la inteligencia. Es la vigilancia no invasiva, sin palabras, sin expectativas, sin juicios. “Esto es lo que hay”, dice sin palabras. Y uno entonces, a la vista innegable de esa realidad, decide qué hacer con ella.

Te conviene usar ese Yo Observador y saber observar y observarte.

Te dejo con tus reflexiones…





2
La reflexión que vas a leer a continuación no es solamente un conjunto de palabras correctamente ordenado, sino la esencia de una reflexión o de una experiencia.

Si la aprendes de memoria, estará bien; pero solamente surte su efecto si la lees con el corazón, y si la dejas que se repita dentro de ti para que la comprendas y la integres.

Déjala que peregrine dentro de ti… que se expanda… que te llene… que te hable más allá de lo condensado…


MUCHAS VECES EN LA VIDA LAS PERSONAS OLVIDAN LO QUE DEBEN RECORDAR, Y RECUERDAN LO QUE DEBEN OLVIDAR.
3
CÓMO ARREGLAR TU RELACIÓN CON UN HIJO O HIJA QUE NO TE HABLA


Distanciarte de tu hijo o hija adultos puede ser muy doloroso. Las relaciones pueden arreglarse, pero esto requiere tiempo y paciencia. Como su padre, deberás reconocer que las primeras medidas a adoptar para arreglar la relación dependerán de ti, ya que tendrás que iniciar la comunicación, sin importar si consideras o no que has hecho algo malo que ha provocado el distanciamiento. Respeta los límites que tu hijo adulto haya establecido para su relación y no los sobrepases, y al mismo tiempo establece algunos límites. Aprende a aceptar a tu hijo adulto por quien es, y reconoce su independencia y capacidad de tomar sus propias decisiones.


https://es.wikihow.com/arreglar-tu-relaci%C3%B3n-con-un-hijo-o-hija-que-no-te-habla

4
¿QUÉ HACER CON TU VIDA CUANDO NO ENCUENTRAS EL CAMINO CORRECTO?


¿Te sientes perdido?, ¿No sabes qué hacer con tu vida? Hay personas que en determinado momento sienten que el rumbo que llevan carece totalmente de sentido. De hecho, ningún camino al que puedan optar parece tenerlo y se desesperan en sus incontables intentos que fracasan por conseguir un cambio que se lleve esa sensación. No hay futuro, no hay metas ni objetivos. Se encuentran perdidas.

Todos, en algún momento, hemos sido esas personas, nos hemos sentido como si nos encontráramos en un callejón sin salida. Es una situación en la que detectamos, al mismo tiempo, un gran vacío interior: nada fuera, poco dentro. Sin embargo, aunque nos empecinemos en ver culpables por doquier, lo cierto es que a este punto hemos llegado y en él nos hemos adentrado nosotros.

Aunque no queramos reconocerlo, todo lo que hemos hecho hasta este momento -nuestras decisiones, nuestros rechazos, nuestra manera de vivir- nos ha llevado a recorrer este sendero que parece no tener salida.

UNA OPORTUNIDAD PARA REENCONTRARTE CONTIGO MISMO

Cuando no sabes qué hacer con tu vida, cuando has llegado a ese punto en el que no encuentras salida posible, no importa la angustia, la ansiedad, las ganas que tengas de salir de ahí. Nada de eso va a funcionar por el momento. Hay algo que tienes que hacer: reencontrarte contigo mismo.

¿En qué momento has puesto el foco en los demás y te has olvidado de ti? ¿Cuándo has dejado de preguntarte qué es lo que en verdad deseas hacer? ¿Desde cuándo qué hacer con tu vida se convirtió en la última prioridad? La manera de vivir que tenemos nos insta a poner el piloto automático para actuar como si fuésemos robots, evitando ser conscientes del momento presente.

Ahora que te encuentras en ese callejón sin salida, en el que no sabes qué hacer con tu vida, frena. Es el instante perfecto para que puedas ser consciente de ti mismo y de lo que hay a tu alrededor. Para que vuelvas a conectar con el mundo y, también, contigo mismo.

Tus deseos, tus anhelos, lo que en verdad te motiva se harán presentes para señalarte todos esos objetivos que tienes, pero que durante mucho tiempo no has querido ver porque te has desviado del camino. Crees que no hay salida, cuando la solución se encuentra dentro de ti. La motivación nace de uno mismo, pero para ello tienes que saber lo que quieres.

Dentro de ti sabes cuál es el camino correcto. Sin embargo, el tiempo que has pasado viviendo en piloto automático ha menguado tus instintos provocando que ahora te sientas perdido.

Es verdad que en un primer momento la reacción cuando no sabes qué hacer es dar vueltas, patalear, intentar correr en todas direcciones como si fueras un caballo desbocado. No obstante, tiene que llegar el punto en el que te des cuenta de que debes parar para así poder ser consciente de todo lo anteriormente mencionado.

SI NO SABES QUÉ HACER CON TU VIDA, EMPIEZA A ACEPTAR LA REALIDAD

Este es un paso muy importante para poder beneficiarte de todo lo dicho con anterioridad. Sin embargo, también es probable que te des cuenta de que aceptar la realidad ha sido lo que ha hecho que te hayas adentrado en ese callejón sin salida.

Solemos vivir con diferentes expectativas sobre cómo tienen que ir surgiendo las cosas. Termino la carrera, encuentro un trabajo, después al amor de mi vida con quien tendré hijos y viviré muy feliz. Parece perfecto, ¿verdad? El ideal al que muchas personas aspiran. Sin embargo… ¿y si todo se tuerce?

Las expectativas que puedas tener no garantizan que las estaciones con las que te vas a encontrar vayan a ser esas. Lo más probable es que surjan problemas, dificultades y adversidades que hagan que te frustres, te enfades y te niegues a aceptar que en muchas ocasiones lo que sucede no alcanza tus expectativas.

Cuando llegamos a un punto de gran indecisión, quizás sea el momento de consultar con un profesional. Con él descubriremos si lo que toca es volver atrás para localizar el cruce en el que nos perdimos o si por el contrario la solución está en buscar más alternativas para avanzar en el mismo cruce en el que nos hemos estancado. Muchas veces, que terminemos decantándonos por una u otra opción dependerá del precio que estemos dispuestos a pagar por intentar alcanzar una u otra meta.

Hay momentos más propicios que otros para que experimentemos esta crisis existencial. Quizás el primero sea cuando nos convertimos en adultos: tenemos que escoger a qué nos queremos dedicar y cómo deseamos que sea nuestra vida. El segundo, surge en la edad madura, a los 40 años, con una crisis conocida por todos en el que se deja atrás una etapa para comenzar otra.

Las expectativas, en ocasiones, nos impiden ser flexibles con los problemas y dificultades que se nos pueden presentar.

En muchos momentos de cambio, en los que pasamos de una etapa a otra, nos podemos sentir perdidos. Algo que es natural y que en principio no tiene que asustarnos. No obstante, si esto pasa, tenemos que evitar que la sensación de desasosiego nos conduzca al abandono. Los momentos de cambio son también momentos para la inteligencia y la paciencia, para decidir con cabeza, pero también para tomar la opción electa con seguridad. Elijamos lo que elijamos, no faltarán las personas que nos digan que nos estamos equivocando.

Sea retrocediendo o buscando otras alternativas, toda situación tiene una salida. A veces lógica y predecible, otras sorprendente, azarosa y enigmática. Para lo primero vale el trabajar, pero para lo segundo, como decíamos antes, no dejarnos vencer por el desasosiego: la venda más opaca frente a las oportunidades.


Raquel Lemos Rodríguez

5
100 FRASES DE CHARLES DICKENS SOBRE LA VIDA Y EL AMOR



Charles John Huffam Dickens (1812 – 1870) fue un destacado escritor y novelista inglés, que creó algunos de los personajes de ficción más conocidos del mundo y es considerado por muchos como el mejor novelista de la época victoriana. Sus obras disfrutaron de una popularidad sin precedentes durante su vida, y en el siglo XX los críticos y eruditos lo reconocieron como un genio literario. Sus novelas y cuentos poseen una popularidad intemporal.
Algunas de sus obras más famosas son: Los papeles póstumos del Club Pickwick, Oliver Twist, A Christmas Carol, David Copperfield, Casa desolada, Tiempos difíciles, La pequeña Dorrit, Historia de dos ciudades y Grandes esperanzas, entre otras.
Citas célebres de Charles Dickens
Espero que el amor verdadero y la verdad sean finalmente más fuertes que cualquier mal o infortunio que haya en el mundo.
Lo más importante en la vida es dejar de decir “Deseo” y comenzar a decir “Lo haré”. No consideres nada imposible, luego trata las posibilidades como probabilidades.
Ten un corazón que nunca se endurezca y un temperamento que nunca se canse, y un tacto que nunca duela.
El océano no pide nada, pero aquellos que están a su lado gradualmente se sintonizan con su ritmo.
Un hombre tiene suerte si es el primer amor de una mujer. Una mujer tiene suerte si es el último amor de un hombre.
Hubo un tiempo, largo y duro, cuando intenté olvidar lo que había desperdiciado y cuando era demasiado ignorante para ver su valor.
Ningún arrepentimiento podrá enmendar las oportunidades perdidas en la vida.
Existen cuerdas en el corazón humano que es mejor que nunca vibren.
Ningún barniz puede ocultar las vetas de la madera, y cuanto más barniz se aplique, más notables serán.
La vida es un conjunto de despedidas.
Cada niño que viene al mundo es más hermoso que el anterior.
Concéntrate en todo lo bueno que te pasa, que a todos nos pasa mucho; y no en las desgracias, que a todos nos pasa alguna.
La muerte puede engendrar vida, pero la opresión únicamente engendra más opresión.
Hay una sabiduría de la cabeza y una sabiduría del corazón.
No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. La procrastinación es la ladrona del tiempo.
Hay sombras oscuras en la tierra, pero sus luces son más fuertes cuando hay contraste.
La caridad comienza en nuestra casa, y la justicia en la de al lado.
Porque un huérfano en el amplio mundo no puede estar tan abandonado como el niño que es un paria del amor de un padre vivo.
Hay algo en la enfermedad que rompe el orgullo de la virilidad.
Las cosas que nunca sucedieron tienen en ocasiones consecuencias tan reales como aquellas que se consiguieron.
Hay libros cuya portada y contraportada son de lejos las mejores partes.
Ya sé lo suficiente del mundo como para haber perdido la capacidad de sorprenderme mucho con algo.
El peor de todos los oyentes es el hombre que no hace nada más que escuchar.
A lo largo de la vida, nuestras peores debilidades y mezquindades suelen estar al servicio de las personas que más odiamos.
La mente, al igual que el cuerpo, puede deteriorarse si se expone a un exceso de comodidad.
Te amé locamente; en el trabajo desagradable del día, en la miseria desvelada de la noche, ceñida por realidades sórdidas, o deambulando por paraísos e infiernos de visiones en las que corrí, llevando tu imagen en mis brazos, te amé locamente.
No hagas preguntas y no se te dirá ninguna mentira.
Soy lo que me diseñaste para ser. Soy tu espada. Ahora no puedes quejarte si también sientes dolor.
La primavera es la época del año en que es verano al sol e invierno en la sombra.
Has sido el último sueño de mi alma.
Si no hubiera malas personas, no habría buenos abogados.
La cortesía que compra el dinero rara vez se extiende a quienes no lo tienen.
No hay nada tan fuerte ni seguro durante una crisis en la vida como la verdad.
¡Ámala, ámala, ámala! Si ella te favorece, ámala. Si ella te hiere, ámala. Si rompe el corazón en pedazos, y a medida que envejece y se hace más fuerte, se rasga más profundo, ¡ámala, ámala, ámala!
La amé contra toda razón, contra toda promesa, contra toda paz, contra toda esperanza, contra toda felicidad, contra todo obstáculo que pudo haber.
Uno nunca debería avergonzarse de llorar. Las lágrimas son lluvia sobre el polvo de la tierra.
El cielo sabe que nunca debemos avergonzarnos de nuestras lágrimas, porque son lluvia sobre el polvo cegador de la tierra, que cubre nuestros corazones duros.
Nuevos pensamientos y esperanzas giraban en mi mente, y todos los colores de mi vida estaban cambiando.
La vida está hecha de tantas partes soldadas juntas…
Las nimiedades son la base de la vida.
El cambio genera cambio.
Un hecho maravilloso para reflexionar es que toda criatura humana está concebida para ser un misterio indescifrable para cualquier otra.
Cuando un hombre se ve bien vestido, tiene buen ánimo y buen humor.
Ocultar algo de aquellos a quienes estoy apegado, no está en mi naturaleza. Nunca puedo cerrar mis labios donde he abierto mi corazón.
Qué inmensa impresión París hizo sobre mí. ¡Es el lugar más extraordinario del mundo!
Los remordimientos son propiedad natural de quien peina canas.
Las mujeres siempre pueden decir las cosas con menos palabras, excepto cuando están furiosas. Entonces se explayan.
En una palabra, he sido demasiado cobarde para hacer lo que sabía que era correcto, al igual que he sido demasiado cobarde para evitar hacer lo que sabía que era incorrecto.
La diferencia total entre la construcción y la creación es exactamente esta: que una cosa construida solo puede ser amada después de su construcción; pero una cosa creada es amada antes de que exista.
El hombre se siente afortunado si es el primer amor de una mujer. Una mujer se siente afortunada si es el último amor de un hombre.
Que yo resulte ser el héroe de mi propia vida o que lo sea otra persona, estas páginas lo dirán.
Debo ser entendido como soy. Ni el éxito ni el fracaso son míos, pero los dos me hacen lo que soy.
Nadie que sepa leer mira un libro de igual manera que aquel que no sabe, aunque esté cerrado y en un estante.
La comunicación eléctrica jamás será un sustituto de la comunicación cara a cara con alguien cuya alma nos alienta a ser valientes y verdaderos.
El odio a los de arriba es el homenaje inconsciente de los de abajo.
Una pequeña llave puede abrir una puerta muy pesada.
Una multitud de personas y, aún así, soledad.
Pienso tanto en las personas con un corazón bueno y sensible, que los protegería a todos de ser heridos.
¿Alguna vez has tenido la sensación de mirar a alguien por primera vez y rápidamente el pasado y el futuro parecen fusionarse? ¿Eso no significa algo? ¿Que sentimos tanto, tan profundamente, incluso antes de hablar?
He sido doblado y roto, pero – espero – en una mejor forma.
La felicidad es un regalo que no debemos esperar, sino uno que debemos disfrutar cuando llega.
Haz todo lo que puedas y haz el menor alboroto posible.
El oro ciega más al hombre, destruye más sus valores y adormece más sus sentimientos que el humo del carbón.
Sí. Él es un buen tipo, y el enemigo de nadie más que el suyo.
Nunca cierres los labios a aquellos a quienes ya has abierto tu corazón.
Qué mejor regalo que el amor de un gato.
El mundo pertenece a aquellos que se propusieron conquistarlo con confianza en sí mismos y buen humor.
Libertad, igualdad, fraternidad o muerte. La última es la más fácil de otorgar.
Las herramientas melladas se pueden usar allí donde las otras herramientas no sirven.
El dolor de la separación es incomparable a la alegría del reencuentro.
La constancia en el amor es algo bueno; pero no significa nada, y no es nada, sin constancia en todo tipo de esfuerzo.
Debo hacer algo o mi corazón se desgastará.
Ningún hombre que no es caballeroso en su corazón lo es en sus formas.
No hay nada en el mundo que sea tan irresistiblemente contagioso como la risa y el buen humor.
Forjamos las cadenas que usamos en la vida.
Todo viajero tiene un hogar, un hogar que aprende a amar más durante sus viajes.
El amor es lo que hace que el mundo gire.
Nunca te fíes de la apariencia, sino de la evidencia. No existe mejor norma.
Viviré en el pasado, el presente y el futuro. Los espíritus de los tres lucharán dentro de mí.
Era más atrevido a la luz del día, la mayoría de los hombres lo son.
Un día desperdiciado en los demás no se desperdicia en uno mismo.
Contened vuestros apetitos, amigos míos, y habréis conquistado la naturaleza humana.
La mayoría de los hombres inconscientemente juzgan al mundo por sí mismos, y en general se descubrirá que aquellos que se burlan habitualmente de la naturaleza humana y que la desprecian, se encuentran entre sus muestras peores y menos agradables.
Existe una fuerza prodigiosa en la tristeza y la desesperanza.
La industria es el alma de los negocios y la clave de la prosperidad.
Siempre me duele contemplar la iniciación de los niños en la vida cuando apenas son más que bebés. Comprueba su confianza y simplicidad, dos de las mejores cualidades que el cielo les da, y se les que compartan nuestras penas antes de que sean capaces de entrar en nuestros goces.
Merodeando por las habitaciones, sentándome, levantándome, moviendo el fuego, mirando por la ventana, jugueteando con mi pelo, sentándome a escribir, escribiendo nada, escribiendo algo y rompiéndolo…
Nunca podría haber logrado lo que logré sin los hábitos de puntualidad, orden y diligencia; sin la determinación de concentrarme en una sola tarea a la vez.
Es una vieja prerrogativa de los reyes gobernar todo menos sus pasiones.
Tú apareces en todas las líneas que he leído en mi vida.
A pesar de que un diestro adulador es un compañero muy agradable si lo tiene solo para él, su gusto se vuelve muy dudoso cuando se pone a felicitar a otras personas.
Una palabra sincera vale más que un discurso.
Cuando un hombre sangra por dentro, es peligroso para él, pero cuando ríe para adentro, es presagio de algún mal para otros.
Una mafia es generalmente una criatura de existencia muy misteriosa, particularmente en una gran ciudad. De dónde viene o hacia dónde va, pocos hombres pueden decirlo. Se reúne y se dispersa con la misma rapidez, es tan difícil de seguir como el mar mismo; ni el paralelo se detiene aquí, porque el océano es más voluble e incierto, más terrible cuando se despierta, más irracional y más cruel.
Solamente pido ser libre, las mariposas son libres.
Hay días en esta vida en los que vale la pena la vida y vale la pena la muerte.
La noche avanzó a paso lento, la luna descendió, las estrellas se pusieron pálidas y oscuras, y la mañana, fría como ellas, se acercaba lentamente. Luego, desde detrás de una colina distante, el sol noble se levantó, conduciendo las brumas en formas fantasmas ante él, y limpiando la tierra de sus formas fantasmales hasta que la oscuridad volvió a aparecer.
Porque la naturaleza le da a cada época y temporada algunas bellezas propias; y desde la mañana hasta la noche, desde la cuna hasta la tumba, no es más que una sucesión de cambios tan suaves y fáciles que apenas podemos marcar su progreso.
Todos nosotros tenemos maravillas escondidas en nuestros pechos, solo necesitamos ciertas circunstancias para evocarlos.
La familia no son solo aquellas personas con las compartimos la sangre, sino también aquellas por las que derramaríamos nuestra sangre.
¡Pensar! Tengo suficiente que hacer, y qué poco puedo obtener sin pensar.
La venganza y el castigo requieren mucho tiempo.
Las polillas y todo tipo de criaturas feas se ciernen sobre una vela encendida. ¿Puede la vela ayudarlo?
La suma del todo es esto: caminar y ser feliz; caminar y estar saludable La mejor manera de alargar nuestros días es caminar de manera constante y con un propósito.
El sol, el sol brillante, que trae, no la luz sola, sino la vida nueva, la esperanza y la frescura al hombre, estallan en la ciudad atestada de gloria clara y radiante. A través del vidrio de colores costosos y la ventana remendada de papel, a través de la cúpula de la catedral y la grieta podrida, se derrama su rayo por igual.

6
CUIDADO CON LO QUE PARECE REAL EN LA MENTE PERO NO LO ES EN LA VIDA


En mi opinión, quienes no saben controlar y gobernar su mente son más propicios a los sufrimientos innecesarios que provocan los pensamientos obsesivos o catastrofistas, o los que son fruto del miedo, o los que están equivocados.

La mente perturbada, la que campea haciendo estragos sin que nadie se lo impida o le ponga límites, sin que se le quite el poder que ella sola se otorga, es una mente que va a condicionar –y desastrosamente- la vida.

Me refiero, lógicamente, a esa mente trágica y pesimista, obtusa y sin aperturas, que se regodea en el sufrimiento y todo lo dramatiza en exceso, y que magnifica los males repitiéndolos continuamente, con lo cual les dan tanto poder que llegan a aparentar ser reales.

Se puede afirmar que lo que se piensa puede llegar a adquirir la misma fuerza que si fuese realidad.

Lo importante, o lo grave, no es lo que nos sucede sino lo que hacemos en la mente con ello. Parece que le concedemos el poder de decir a qué le damos importancia y qué no nos importa.

Al mismo hecho le podemos dar una categoría ínfima o podemos hacer de ello una tragedia. Un desaire –tal vez sin intención- podemos convertirlo en el inicio de la tercera guerra mundial o pasarlo por alto. La misma palabra, o el mismo hecho, dependiendo de cómo estemos en ese momento –más bien de cómo esté nuestra mente- puede dejarnos indiferentes, hacernos sonreír o montar en cólera.

Se trata, por tanto, de quitarle el poder y desechar todo aquello que nos pueda perturbar.

El mismo hecho, la misma situación, afectará de un modo distinto a cada persona en función de cuál haya sido el proceso mental del hecho.

Se trata, por tanto, de convertirse en una persona equilibrada, gobernadora de su propia mente, que antes de estallar es capaz de observar la situación con ecuanimidad y juzgarla con imparcialidad para, a partir de ello, decidir conscientemente el modo de actuación.

En numerosas ocasiones hemos tenido que pasar por el trance de arrepentirnos después de haber estallado en un acto, o con una respuesta, cosa de la que luego nos hemos avergonzado. Y, esto lo sabemos por experiencia, pedir perdón –de corazón- es más duro que pararse y contar hasta diez antes de soltar una ofensa o dar una respuesta que no es nuestra sino de nuestra mente estresada, mal educada, o que está al servicio de un ego innecesario y contraproducente.

La objetividad, la serenidad, el equilibrio, y la justeza, son cualidades para actuar desde una decisión razonada y madurada en la que el pensamiento se pone a nuestro servicio, en el que no somos un arrebato sino que somos consciencia, en la que nos somos y actuamos como energúmenos sino como esa persona juiciosa que aspiramos a ser.

En esos momentos -en los que la mente pretende jugarnos una mala pasada- es cuando tenemos que ser consecuentes y regir nuestra mente, que es regir nuestra vida.

En esos momentos es cuando uno ha de saber diferenciar claramente el pensamiento de la realidad, la verdad de la idea, lo cierto de la suposición, y que no sea la mente por su cuenta quien lo califique de un modo u otro, y que seamos capaces de cuestionar los pensamientos que aparecen en nuestra mente, y que sepamos diferenciar entre los que son impulsivos y los que son meditados.

Lo real es la vida, lo tangible, lo demostrable, lo cierto. Lo que sólo pertenece al reino de la mente no pasan de ser ideas, suposiciones, cábalas…

Mi sugerencia es que verifiques cada uno de los pensamientos que aparezcan en tu mente antes de darles credibilidad. Que seas reflexivo. Que controles los impulsos, sobre todo cuando eres capaz de intuir desde el principio que son frutos que aún no han madurado. 

Es mejor esperar que precipitarse, y es un buen modo de evitar penosas consecuencias.

Procura distinguir bien entre la mente descontrolada –la que actúa libremente sin contar contigo, es impulsiva y caprichosa, y tiene bastante ego entre sus ingredientes- y la mente que es un instrumento a tu servicio para elaborar los pensamientos, y para tomar decisiones, pero bajo tu observación y vigilancia.

Lo que piense tu mente, cuestiónalo.
Lo que pienses tú, dalo por bueno.

Te dejo con tus reflexiones…





7
La reflexión que vas a leer a continuación no es solamente un conjunto de palabras correctamente ordenado, sino la esencia de una reflexión o de una experiencia.

Si la aprendes de memoria, estará bien; pero solamente surte su efecto si la lees con el corazón, y si la dejas que se repita dentro de ti para que la comprendas y la integres.

Déjala que peregrine dentro de ti… que se expanda… que te llene… que te hable más allá de lo condensado…


NO PIERDAS NUNCA EL SENTIDO DEL HUMOR Y APRENDE A REÍRTE DE TUS PROPIOS DEFECTOS.
8
PAREJA, FAMILIA Y RELACIONES / LA IMPORTANCIA DEL AMOR PROPIO EN LA ELECCIÓN DE PAREJA
« Último mensaje por lucas en Octubre 21, 2018, 09:05:44 am »
LA IMPORTANCIA DEL AMOR PROPIO EN LA ELECCIÓN DE PAREJA


Todos hemos escuchado alguna vez que no podemos amar a otros si antes no nos amamos a nosotros mismos. Pero conseguir amarse a uno mismo no es sencillo. Para lograrlo, debemos trabajar en conocernos bien. Esto implica entender nuestros inicios y nuestra historia de vida, aprender de ella y, lo más difícil, aceptarla. Además, es importante tener en cuenta que nuestros niveles de autoconocimiento y autoestima son fundamentales a la hora de elegir una pareja.

Por más conscientes que seamos de las ventajas de querernos tanto a nosotros mismos como a los demás, no aprenderemos a hacerlo sin realizar un trabajo personal y sin observar ejemplos y modelos que nos permitan reconocer distintas formas de vinculación afectiva. Según las investigaciones realizadas por el neurólogo, psiquiatra y escritor Boris Cyrulnik hay que intentar observar a diferentes personas y estilos afectivos a lo largo de nuestra vida para ello.

En este sentido, los diferentes estilos de amar nos ayudan a no identificar el amor, la indiferencia o el odio con una forma específica de comportamiento. Un conocimiento que, a su vez, nos abre la mente y enriquece nuestra personalidad.

“Amarse a uno mismo de manera realista y sana es uno de los principales requisitos de la salud, en toda la extensión del término, y el mejor camino para expresar y comunicar afecto a las personas que queremos”.
-Walter Riso-
 
TIPOS DE PAREJA

Desde los primeros años de nuestra vida aprendemos a relacionarnos con los demás. En primer lugar, nos relacionamos con nuestros padres y el resto de la familia. Ellos son nuestro primer ejemplo de vínculo afectivo. Desde el minuto uno, observamos y aprendemos cómo nos tratan y cómo se relacionan entre sí.

Poco a poco, vamos ampliando nuestro círculo social. A medida que crecemos conocemos a más personas, hasta que finalmente realizamos nuestra primera elección de pareja y con ella, nuestra primera relación sentimental.

Boris Cyrulnik afirma que nuestra infancia determinará el vínculo afectivo que estableceremos con nuestras parejas sentimentales. Desde su perspectiva, existen diferentes tipos de pareja que podemos resumir en tres: la pareja en la que ambos se refuerzan mutuamente, la pareja en la que uno daña al otro y la pareja en la que ambos se hacen daño.

La pareja formada por dos personas que se refuerzan mutuamente dura más y tiene mejor calidad de vida, tanto en conjunto como por separado. Además, este intercambio de refuerzos contribuye de manera positiva a la salud de cada uno, mejorando su equilibrio emocional y su sentido del humor. Además, es la única forma de pareja que merece reafirmarse.

Los otros dos tipos de parejas, en las que el daño está presente de forma unidireccional o bidireccional, hay que intentar transformarlas de alguna manera, ya sea a través del cambio de las actitudes negativas como de la búsqueda de un nuevo significado que establezca las bases de una relación más sana. Si no es posible, lo recomendable es plantearse si no es mejor abandonar la relación.

Por otro lado, es importante mencionar que a veces, para salir de una relación necesitamos sentir seguridad y para ello, en ocasiones se buscan otras personas en la que apoyarse. Sin embargo, esto puede llevar a buscar una nueva pareja antes de tiempo, de tal manera que no habrá un profundo aprendizaje sobre lo vivido y posiblemente, se cometerán los mismos errores en esta nueva relación.
 
SOMOS NARANJAS COMPLETAS

La elección de pareja se realiza de forma inconsciente, en base a todo lo aprendido a través de nuestra historia, pero acorde al momento personal en el que nos encontramos. Si no nos esforzamos por mejorar y conocernos a nosotros mismos, no seremos capaces de elegir a una pareja adecuada que nos permita vivir una relación de refuerzo mutuo.

Una pareja no puede cubrir por completo todas nuestras necesidades, de manera que mantener esta idea y esperar a que así suceda es solo utopía, fuente de frustraciones constantes. Sin embargo, las personas necesitamos relacionarnos con otros seres humanos y tener relaciones de distintos tipos que nos enriquezcan.

Una de las creencias más peligrosas que tenemos sobre las relaciones que tiene que ver con esto es la idea de no considerarnos seres completos. Este pensamiento nos ha llevado a una concepción errónea sobre el amor, considerándolo una emoción que todo lo puede. Así, al aceptar esta visión, dejamos de ser realistas y de ver las limitaciones de las que todo amor sano goza. De este modo, realizamos una elección de pareja que puede acabar transformándose en un vínculo sostenido por la dependencia y el miedo.

“Dos mejor que medio. La media naranja no existe, somos naranjas completas”.

DISTINGUIR ENTRE SUFRIMIENTO Y AMOR

Nuestras creencias y formas de actuar no están solo determinadas por lo que observamos en nuestro entorno inmediato. Lo cierto es que también estamos expuestos a una gran cantidad de estereotipos sociales: moldes rígidos a los que pensamos que el mundo se adapta.

Los medios de comunicación tienen un gran peso sobre nuestras conductas a través de los estereotipos que refuerzan. La televisión, el cine, la música o la literatura nos dan mucha información. Pero debemos fijarnos en si esta información es compleja, ajustada y adecuada. Tanto en el mito del príncipe azul como en los libros y películas más populares encontramos la defensa de la misma idea: el amor y el sufrimiento van de la mano.

Aparentemente, cuanto más discuten los miembros de una pareja, cuanto peor se tratan o cuanto más imposible es su amor y más oposición encuentran, más se quieren. De este modo, acabamos escuchando y expresando, desde pequeños, frases como “los que se pelean se pegan se desean” o “quien bien te quiere, te hará llorar”. Y así, soñamos con vivir amores imposibles o secretos, esos en los que se prioriza la intensidad frente a la calidad. Lo que obviamos es que esto puede llevarnos a una elección de pareja basada en las fantasías románticas más que en la realidad y las necesidades cotidianas.

Además, todas estas ideas nos hacen adquirir un rol determinado dentro de la pareja y en general en las relaciones. Un rol aprendido que puede estar oprimiendo nuestro verdadero yo, nuestros verdaderos pensamientos, sentimientos y deseos. Romper con las ideas preconcebidas, reconstruir ese rol para el que parece que estamos programados no es fácil, pero sí posible.
 
SER FELIZ CON UNO MISMO

Los conceptos sociales erróneos sobre una relación (no solo sentimental, sino también en cualquier otro ámbito como la amistad) pueden llevarnos a una mala elección de pareja y a la dependencia emocional. Situación en la que olvidamos nuestro derecho a ser personas con identidad propia e independencia.

En este sentido, para reforzar nuestro “sistema inmuno-emocional” es necesario conocernos y querernos para elegir sabiamente a la pareja que haga crecer nuestra felicidad. Además, como paso previo, antes de intentar encontrar la felicidad con el otro, es recomendable que la hayamos encontrado en soledad.
“Debemos aprender a disfrutar de la compañía de la única persona que seguro que nos acompañara el resto de nuestras vidas: nosotros mismos”.
 
ELECCIÓN DE PAREJA DESDE LA MADUREZ

Por último, es importante tener presente que los miembros de una pareja deben respetarse y ser capaces de elegir, desde la libertad y no desde la necesidad o dependencia, estar juntos. Desde esta nueva óptica, no estaremos en una relación porque necesitemos estar con alguien para rellenar el vacío que sentimos con el amor de otra persona, sino que construiremos una relación de pareja porque, a pesar de poder estar solos, preferiremos estar con el otro.

La elección de pareja realizada desde el corazón, pero teniendo en cuenta nuestras propias necesidades y deseos, hará posible una relación de refuerzo mutuo. Ahora bien, conseguir este tipo de dinámica depende de ambos miembros de la pareja.

Cristina Calle Guisado
 

9
¿QUÉ ES LA CONTRADEPENDENCIA Y POR QUÉ AFECTA A TANTA GENTE?


La contradependencia es una palabra nueva que se creó para nombrar un fenómeno que también es relativamente nuevo: la tendencia al desapego afectivo por miedo.

No hace muchas décadas lo que se consideraba “normal” era estrechar los lazos con otros. Los vínculos familiares se protegían y se cultivaban, así como los lazos con la comunidad.

Actualmente sigue manteniéndose esa cercanía en los pueblos pequeños, aunque no con tanta fortaleza como antes. En cambio, en las ciudades, especialmente las más grandes, parece haber una epidemia de contradependencia. Mucha gente quiere que nadie se inmiscuya en su vida. La mayoría de las relaciones se consideran efímeras o circunstanciales. Se privilegia la vida en solitario.

“Estoy solo y no hay nadie en el espejo”.
-Jorge Luis Borges-

Aún así, también es frecuente la queja frente a la soledad. Muchos quisieran que las cosas fueran diferentes, pero tampoco están dispuestos a cambiar decididamente. Es como si se deseara que ahí estuviera el otro, pero sin los inconvenientes y contradicciones que encarna esa otredad. Ni se quiere admitir la dependencia, ni se quiere pagar el precio de la contradependencia. Esa es la paradoja.
 
CARACTERÍSTICAS DE LA CONTRADEPENDENCIA

Contrario a lo que se pueda pensar en primera instancia, las personas que tienen problemas de contradependencia no son solitarias, ni se aíslan ni acostumbran a tener un círculo pequeño de amigos. Todo lo contrario. El miedo a la intimidad los lleva al otro extremo. Son de los que van de reunión en reunión, de fiesta en fiesta. Están “en todo”.

La principal característica de la contradependencia es la dificultad para conectar profundamente con otro ser humano. Además de esto, también hay otros rasgos que la identifican:

•   Establecen relaciones fácilmente, pero luego se detienen y no avanzan.
•   Dicen sentirse “atrapados” si alguien quiere intimar con ellos.
•   Se alejan de los demás sin ningún aviso previo.
•   Sienten simpatía por las personas que se muestran carentes o necesitadas.
•   Casi siempre están “ocupados”.
•   No piden ayuda a pesar de que la necesiten.
•   Huir antes que sufrir

La lógica de alguien afectado por la contradependencia se basa en la idea de que se debe evitar sufrir, a toda costa y al precio que sea. Siente que estrechar los lazos con alguien es un asunto que entraña grandes riesgos. Teme sentirse vulnerable y teme ser abandonado. Por eso se arma con un caparazón para no sentir y abandona antes de que lo dejen a él.

Los contradependientes rara vez entran en conflicto con los demás. El conflicto exige cierto grado de intimidad y de vinculación, que es precisamente lo que ellos evitan. Para los otros su actitud puede resultar muy extraña e incomprensible. Un día desaparecen, sin que haya existido un inconveniente y sin dar ninguna explicación.

Son el tipo de personas que te dicen que están más centrados en el éxito, o en sus proyectos, que en tener una relación. Consideran a esta última algo poco serio, o de poco valor. También tienen un aire de aparente superioridad. Sienten que son demasiado evolucionados como para que los demás los comprendan, o que los otros quieren aprovecharse de sus múltiples virtudes.
 
UN MUNDO INTERIOR INVADIDO POR EL MIEDO

Detrás de las personas que caen en la contradependencia lo que hay es miedo, con todas sus letras. Esta actitud evitativa probablemente nace de experiencias pasadas que no se han superado del todo. Particularmente, de duelos sin concluir o vivencias traumáticas durante la infancia. Se trata de personas que han sido heridas o abandonadas y que decidieron dejar de sentir para no volver a pasar por un dolor así.

El problema es que terminan por creerse su propia mentira. No les parece que tengan un problema, sino todo lo contrario: piensan que son mejores que los demás. Se trata de un mecanismo de compensación para sobrellevar su propia vulnerabilidad. Suelen ser bastante duros consigo mismos y muy severos a la hora de juzgar sus propios errores.

Las personas contradependientes se ponen muy tensas en situaciones muy personales o íntimas. Si llegan a sentir que necesitan de otro, experimentan vergüenza y se recriminan a sí mismos. También son bastante desconfiados. En general, piensan que las demás personas tienen intenciones escondidas o una agenda oculta.

En el fondo, los contradependientes sufren mucho. Sienten el vacío y la soledad, pero como están marcados por la prevención, prefieren renunciar a ser más felices, aunque tengan la oportunidad de construir relaciones positivas con otros. Lo que está claro es que estas personas necesitan comprensión, afecto y quizás ayuda profesional para romper la coraza que los atrapa.


Edith Sánchez

10
100 FRASES DE MOLIÈRE SOBRE LA VIDA


Jean-Baptiste Poquelin, conocido por su nombre artístico Molière (1622-1673) fue un famoso dramaturgo, actor, director y artista francés del siglo XVII conocido por sus innovadoras obras y considerado como uno de los mejores escritores de la lengua francesa y la literatura universal. Sus trabajos incluyen comedias, farsas, tragicomedias y más. Sus obras se han traducido a todas las lenguas vivas principales y se interpretan en la Comédie-Française con más frecuencia que las de cualquier otro dramaturgo actual.
Nacido en París, Francia, en el seno de una familia acomodada, estudió en el Collège de Clermont (actualmente ahora Lycée Louis-le-Grand), estuvo trece años trabajando como actor itinerante, algo que le ayudó a pulir sus habilidades cómicas mientras comenzaba a escribir, combinando elementos de Commedia dell’arte con la comedia francesa más refinada. Fundó su propia troupe, el Illustre Théâtre. Se hizo famoso por dirigir y escribir obras como L’École des femmes, Tartufo ou l’Imposteur, George Dandin y Le Misanthrope.
Aunque recibió la adulación de la corte y los parisinos, las sátiras de Molière atrajeron críticas de los moralistas y de la Iglesia Católica. En su obra Tartufo ou l’Imposteur atacó a la hipocresía religiosa por lo que recibió condenas rotundas de la Iglesia. El trabajo duro de Molière en tantas funciones teatrales hizo mella en su salud y, en 1667, se vio obligado a tomar un descanso del escenario. En 1673, durante la representación de su obra final, The Imaginary Invalid, Molière ya sufría de tuberculosis pulmonar, padeció un ataque de tos y una hemorragia mientras interpretaba al hipocondríaco Argan. Terminó la presentación, pero murió unas horas más tarde.
Citas célebres de Molière
No es solo de lo que hacemos que somos responsables, sino también de lo que no hacemos.
Hay algo inexplicablemente encantador en enamorarse y, seguramente, todo el placer reside en el hecho de que el amor no es duradero.
Si te haces entender, siempre estás hablando bien.
Según el dicho de un antiguo filósofo, uno debería comer para vivir, y no vivir para comer.
El oro hace que lo feo sea hermoso.
Las palabras y los hechos están lejos de ser uno. Mucho de lo que se habla queda sin hacer.
Nadie está a salvo de la calumnia. La mejor manera es no prestarle atención, sino vivir en la inocencia y dejar que el mundo hable.
De todas las locuras no hay nada mejor que querer hacer del mundo un lugar mejor.
La gente es parecida en sus promesas. Es solo en sus acciones que difieren.
Un hombre sabio es superior a cualquier insulto que se le pueda poner, y la mejor respuesta al comportamiento impropio es la paciencia y la moderación.
Las dudas son más crueles que la peor de las verdades.
Todos los males de la humanidad, todas las desgracias trágicas que llenan los libros de historia, todos los errores políticos, todos los fracasos de los grandes líderes han surgido simplemente de la falta de habilidad para bailar.
Demasiada prisa nos lleva al error.
La forma más efectiva de atacar el vicio es exponerlo a la burla pública. La gente puede soportar los reproches, pero no pueden soportar que se rían de ellos: están dispuestos a ser malvados, pero no les gusta parecer ridículos.
Cuanto mayor es el obstáculo, más gloria hay en superarlo.
El amor es un gran maestro. Nos enseña a ser lo que nunca fuimos.
Solo mueres una vez, pero estarás muerto durante mucho tiempo.
La gente pasa la mayor parte de su vida preocupándose por cosas que nunca pasan.
De todos los ruidos conocidos por el hombre, la ópera es la más cara.
Quiero que la gente sea sincera; un hombre de honor no debería decir una sola palabra que no provenga directamente de su corazón.
Los árboles que tardan en crecer producen la mejor fruta.
Te lo aseguro, un tonto educado es más tonto que uno sin educación.
En la sociedad uno necesita una virtud flexible; demasiada bondad puede ser calumniable.
Me alimento de una buena sopa, no de un lenguaje hermoso.
Grande es la fortuna de aquel que posee una buena botella, un buen libro y un buen amigo.
No hay destino más angustioso para un artista que tener que mostrarse ante los tontos, ver su obra expuesta a la crítica del vulgo e ignorante.
Cada día mi razón me lo dice. Pero la razón no reina en el amor, ¿sabes?
Un tonto docto es más tonto que un tonto ignorante.
Cuanto más amamos a nuestros amigos, menos los halagamos; es excusando nada que el amor puro se muestra a sí mismo.
No importa lo que digan todos, en última instancia, estas cosas solo pueden dañarnos por la forma en que reaccionamos ante ellas.
Todas las sátiras del escenario deben verse sin incomodidad. Son espejos públicos, donde nunca debemos admitir que nos vemos a nosotros mismos; uno admite una falla cuando uno se escandaliza por su censura.
Deberíamos mirarnos atentamente antes de juzgar a los demás.
Sin conocimiento, la vida no es más que la sombra de la muerte.
La mayoría de las personas muere a causa del remedio en lugar de la enfermedad.
Las personas de calidad lo saben todo sin haber aprendido nada.
La belleza sin inteligencia es como un anzuelo sin cebo.
No hay recompensa tan deliciosa, ningún placer tan exquisito, como tener el trabajo conocido y aclamado por aquellos cuyo aplauso confiere honor.
No parezcas tan erudito, ora. Humaniza tu charla y habla para que te entiendan.
Es una locura insuperable; tratar de mejorar el mundo.
Todo buen acto es caridad. La verdadera riqueza de un hombre es lo bueno que hace en este mundo para sus semejantes.
Se puede inducir a la gente a tragar cualquier cosa, siempre que esté lo suficientemente condimentada con elogios.
Sin bailar, un hombre no puede hacer nada.
La gente cuyo comportamiento es el más ridículo, siempre está a la delantera al difamar a los demás.
Tengo la habilidad de aliviar los escrúpulos.
Somos fácilmente engañados por aquellos que amamos.
Si el Claret es el rey de los vinos naturales, el Borgoña es la reina.
El hombre, te puedo asegurar, es una criatura desagradable.
La prueba del verdadero amor es ser implacable en la crítica.
Un amante intenta estar bien con el perro de la casa.
El amor es a menudo el fruto del matrimonio.
Quiero ser distinguido del resto; a decir verdad, un amigo para toda la humanidad no es un amigo para mí.
Hay una especie de decencia entre los muertos, una discreción notable: ¡nunca se encuentran haciendo una queja contra el médico que los mató!
Que te den por vencido es un golpe para tu orgullo. Haz tu mejor esfuerzo para olvidarlo y si no tienes éxito, al menos inténtalo.
Si todos estuvieran vestidos con integridad, si cada corazón fuera justo, franco y bondadoso, las otras virtudes serían casi inútiles.
 
Todos tienen derecho a su propio curso de acción.
Cualquiera puede ser un hombre honorable y, sin embargo, escribir mal el verso.
Inspirar el amor es la mayor ambición de una mujer, créame. Es lo único que le importa a la mujer y no hay una mujer tan orgullosa que no se regocije de corazón en sus conquistas.
La deferencia y la intimidad viven muy separadas.
Eso debe estar bien, porque no entiendo una palabra.
El arte de los aduladores es aprovechar las debilidades de los grandes, fomentar sus errores y nunca dar consejos que puedan molestar.
Hay pretendientes a la piedad, así como a la valentía.
Aquellos cuya conducta da espacio para hablar siempre son los primeros en atacar a sus vecinos.
A veces siento algo parecido a la ira ante la moral corrupta de esta era.
El oro es la clave, lo que sea que intentemos; y ese dulce metal ayuda al conquistador en todos los casos, tanto en el amor como en la guerra.
No hay una muralla que resistir contra la malicia.
Uno debe mirarse mucho a sí mismo antes de pensar en condenar a los demás.
La prisa irracional es el camino directo al error.
Prefiero un vicio interesante a una virtud que aburre.
La razón no es lo que decide el amor.
Cuando te modelas en las personas, debes tratar de parecerte a su parte buena.
Es una empresa extraña hacer reír a personas respetables.
¡Qué! ¿No harías distinción entre hipocresía y devoción? ¿Les darías los mismos nombres y respetarías la máscara como lo haces con la cara? ¿Igualarías el artificio y la sinceridad? ¿Confundes la apariencia con la verdad? ¿Consideras al fantasma como la persona misma? ¿Valoras la falsificación como efectivo?
Cuán fácil el amor nos hace tontos.
Los hombres a menudo se casan con apresurada temeridad y se arrepienten después de toda su vida.
No hay ningún secreto del corazón que nuestras acciones no revelen.
La virtud es el primer título de la nobleza.
Las únicas personas que pueden ser excusadas por dejar que un libro malo se pierda en el mundo son los pobres diablos que tienen que ganarse la vida escribiendo.
La hipocresía es un vicio de moda, y todos los vicios de moda pasan por la virtud.
Odio a todos los hombres, los que son malos y malvados, y los demás por ser complacientes con los viciosos.
Debió haber matado a muchos hombres por haber ganado tanto dinero.
Es el escándalo público lo que ofende; pecar en secreto no es pecado en absoluto.
Con una sonrisa debemos instruir a nuestra juventud.
Tenga la seguridad de que no hay nada que hiera el corazón de un hombre noble más profundamente que el pensamiento de que su honor es atacado.
La mayor debilidad del hombre es su amor por la vida.
¡Mejor estar casado que muerto!
No tienes más que retractarte con toga y birrete, y cualquier galimatías se convierte en aprendizaje, todos los sinsentidos pasan por el sentido.
El proceso de maduración de convertirse en escritor es similar al de una ramera. Primero lo haces por amor, luego por unos pocos amigos, y finalmente solo por dinero.
La felicidad ininterrumpida es un aburrimiento: debe tener altibajos.
Cuanto menos merezcamos la buena fortuna, más la esperamos.
La soledad aterroriza al alma a los veinte.
Algunos de los libros más famosos son los que menos vale la pena leer. Su fama se debía a que habían hecho algo que tenía que estar haciendo en su día. El trabajo está hecho y la virtud del libro ha expirado.
El deber de la comedia es corregir a los hombres entreteniéndolos.
Traicionado y perjudicado en todo, huiré de este mundo amargo donde el vicio es el rey, y buscaré un lugar deshabitado y apartado donde seré libre de tener un corazón sincero.
El mundo, querida Agnes, es un asunto extraño.
¡Cuán fácilmente se recuerda la ternura de un padre y cuán rápidamente se desvanecen las ofensas de un hijo a la menor palabra de arrepentimiento!
La razón perfecta evita todos los extremos.
El público en general es fácil. No tienes que responder a nadie; y mientras siga las reglas de su profesión, no necesita preocuparse por las consecuencias. Pero el problema con los poderosos y ricos es que cuando están enfermos, realmente quieren que sus médicos los curen.
La inocencia no está acostumbrada a sonrojarse.
Aunque soy un hombre piadoso, no soy menos hombre.
Nuestras mentes necesitan relajación y ceden a menos que mezclemos el trabajo con un poco de diversión.
Los hombres malvados pueden morir, pero la malicia nunca.

Páginas: [1] 2 3 4 5 6 7 8 9 10