Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 TAO TE KING (Segunda parte)



Mayo 07, 2011, 06:53:54 pm
Leído 1322 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 5368
    Mensajes

  • Karma: 4

TAO TE KING (Segunda parte)
« en: Mayo 07, 2011, 06:53:54 pm »
31
Buenas armas son instrumentos de miedo; todas las criaturas las odian.
Por esto, los seguidores del Tao nunca las usan.
El sabio prefiere la izquierda.
El guerrero prefiere la derecha.
Las armas son instrumentos de miedo; no son herramientas del sabio.
Las utiliza sólo cuando no tiene opción.
La paz y el silencio son caros a su corazón y
la victoria no es causa de regocijo.
Si te alegras en la victoria, te fascinarás en matar.
Si te fascina matar no puedes realizarte a ti mismo
En felices ocasiones la prioridad es dada a la izquierda.
En tristes ocasiones, la prioridad es dada a la derecha.
En el ejército, el general se coloca a la izquierda.
El comandante en jefe, a la derecha.
Esto significa que la guerra es conducida como un funeral.
Cuando mucha gente ha sido suprimida,
debe ser lamentada con sentida pena.
Esto es porqué una victoria deber ser observada como un funeral.

32
El Tao es por siempre indefinido.
Pequeño -en estado sin forma- no puede ser asido.
Si reyes y señores pueden colocarse las guarniciones
las diez mil cosas habrían naturalmente obedecido.
El cielo y la tierra se hubieran unido y
gentilmente la lluvia caería.
Los hombres no hubieran necesitado más instrucción y
Todas las cosas seguirían su curso.
Una vez que el Tao esté dividido, las partes necesitan nombres.
Ya existen suficientes nombres.
Uno debe saber cuándo detenerse.
Saber cuando detenerse detiene las preocupaciones.
El Tao en el mundo es cual un río que fluye hacia el mar.

33
Conocer a los demás es sabiduría.
Conocerse a sí mismo es esclarecimiento.
Imponerse a los otros requiere fuerzas.
Dominarse a sí mismo necesita energía.
Quien sabe que tiene lo suficiente es rico.
Quien se detiene donde se encuentra, perdura.
Morir -pero no perecer- es estar eternamente presente.
La perseverancia es un signo de voluntad.

34
El gran Tao fluye por todas partes, tanto por la izquierda como por la derecha.
Las diez mil cosas dependen de él no se quedan con nada.
Cumplen el propósito en silencio y no hacen reclamos.
Alimenta las diez mil cosas
y -sin embargo- no es su amo.
No tiene finalidad; es muy pequeño.
Las diez mil cosas regresan a él
y -sin embargo- no es su amo.
Es admirable.
No muestra su grandeza:
por lo mismo, es realmente magno.

35
Todos los hombres vendrán a él, quien se guarda para el Único,
pues allí yace la dicha y la paz.
La música y los manjares pueden detenerlos,
pero la descripción del Tao
no tiene substancia ni gusto.
No se puede ver ni oír y
-por lo mismo- no puede ser agotado.

36
Debe expandirse primero lo que se contrae.
Debe fortalecerse primero lo que falla.
Debe crecer primero lo que es podado.
Debe ser otorgado antes de recibir
Esto se denomina percepción de la naturaleza de las cosas.
Lo suave y débil se sobrepone a lo duro y lo fuerte.
Los peces no pueden abandonar las aguas profundas.
y las armas de una nación no deben ser exhibidas.

37
El Tao espera en la no-acción.
Sin embargo, nada queda sin hacer.
Si reyes y señores observan esto,
las diez mil cosas se desarrollarán naturalmente.
Si ellas desean aún actuar,
regresarán a la simplicidad de la substancia sin forma.
Sin forma no existe el deseo.
Sin el deseo no exista la tranquilidad y
así todas las cosas estarían en paz.

38
Un verdadero buen hombre no es consciente de su bondad;
por eso mismo es bueno.
Un hombre tonto trata de ser bueno;
por eso mismo no lo es.
Un verdadero buen hombre no hace nada;
sin embargo, no deja nada sin hacer.
Un hombre tonto está siempre haciendo;
sin embargo, mucho queda sin hacer.
Cuando un verdadero hombre amable hace algo,
no deja nada sin hacer.
Cuando un hombre justo hace algo,
deja mucho sin hacer.
Cuando un hombre disciplinado hace algo y no le responden,
enrolla sus mangas en un intento de forzarlos al orden.
Por lo tanto, cuando el Tao está perdido, queda la bondad.
Cuando la bondad se pierde, queda la amabilidad.
Cuando la amabilidad se pierde, queda la justicia.
Cuando la justicia se pierde, queda el ritual.
Ahora el rito es la cáscara de la fe y
la lealtad, el comienzo de la confusión.
El conocimiento del futuro es sólo la florida trampa del Tao.
Es el principio del desatino.
Por esto el verdadero gran hombre se atiene a lo real
y no a lo superficial.
Se detiene en el fruto, no en la flor.
Así se acepta lo uno y se rechaza el resto.

39
Los orígenes se despiertan en uno. El cielo es un todo y claridad.
La tierra es un todo y firmeza. El espíritu es un todo y fortaleza.
El valle es un todo y plenitud. Las diez mil cosas son un todo y están vivas.
Reyes y señores son un todo y el país se conduce recto.
Todo es en virtud de la integridad.
La claridad del cielo previene la caída.
La firmeza de la tierra previene las grietas.
La fortaleza del espíritu previene ser utilizado.
La plenitud del valle previene la sequedad.
El crecimiento de las diez mil cosas previene la muerte.
El gobierno de reyes y señores previene la caída del país.
Por esto, el humilde es la raíz de la nobleza.
Sobre el pueblo se funda la aristocracia.
Los príncipes y señores se consideran a sí mismos
huérfanos, abandonados e indigentes.
No dependen acaso de ser humildes?
Demasiado éxito no es una ventaja;
no debe brillar como el jade o
resonar como piedras que suenan con armonía.

40
El retorno es el impulso del Tao.
Ceder es el camino del Tao.
Las diez mil cosas nacen del Ser.
El Ser nace del no-Ser.

41
Los estudiantes sabios escuchan el Tao y
lo practican diligentemente.
Los estudiantes comunes escuchan el Tao y
los abandonan una y otra vez.
Los estudiantes tontos escuchan el Tao y ríen fuerte.
Si no existiera la risa, el Tao no sería lo que es.
En consecuencia se dice:
el pasado brillante parece empañado.
Progresar parece retroceder.
El modo fácil parece arduo.
La mayor Virtud parece vacía.
La gran pureza parece sombría.
La Virtud más sana parece inadecuada.
La fuerza de la Virtud parece frágil.
La Virtud real parece irreal.
El perfecto cuadrado parece sin ángulos.
Los grandes talentos maduran tarde.
Las notas más agudas son difíciles de oír.
Las más grandes formas no tienen figura.
El Tao está oculto y sin nombre.
Sólo el Tao alimenta y logra que
todo se realice.

42
El Tao engendra al uno.
Uno engendra al dos.
Dos engendra al tres
y tres engendra a las diez mil cosas.
Las diez mil cosas llevan el yin y abrazan el yang;
logran la armonía combinando estas fuerzas.
El hombre detesta ser huérfano, abandonado e indigente,
pero así es como reyes y señores se describen a sí mismos.
Porque uno gana perdiendo
y pierde, ganando.
Lo que otros enseñan, yo también enseño: esto es:
"Un hombre violento morirá de una muerte violenta."
Esto será la esencia de mi enseñanza.

43
Lo más blando en el universo
se sobrepone a lo más duro en el universo.
Lo que no tiene sustancia penetra donde no hay sitio.
Por lo mismo, conozco el valor de la no-acción.
Enseñando sin palabras y obrando sin hacer
es comprendido por muy pocos.

44
Qué importa más: la fama o tú mismo?
Qué es más preciado: la fama o las posesiones?
Qué es más doloroso: ganar o perder?
Quien se apega a las cosas sufrirá más.
Quien atesora, sufrirá grandes pérdidas.
Un hombre satisfecho nunca está decepcionado .
Quien sabe detenerse evita las desgracias:
estará eternamente a salvo.

45
Grandes logros parecen imperfectos,
aunque no sobrevivan a su inutilidad.
La gran plenitud parece sin sentido,
aunque no pueda ser agotada.
La gran rectitud parece torcida.
La gran inteligencia parece inútil.
La gran elocuencia parece torpe.
El movimiento se sobrepone al frío.
La quietud se sobrepone al calor.
La quietud y la paz colocan las cosas en orden en el universo.

46
Cuando el Tao está presente en el universo,
los caballos arrastran el estiércol.
Cuando el Tao está ausente del universo,
los caballos de guerra se alimentan fuera de la ciudad.
No existe mayor crimen que el deseo
ni mayor maldición que el descontento
ni mayor desgracia que la codicia.
Por esto mismo, quien sabe contentarse con
lo suficiente tendrá siempre lo suficiente.

47
Sin salir al exterior, uno puede conocer el mundo entero.
Sin mirar a través de la ventana, uno puede ver los caminos al cielo.
Cuanto más nos alejamos, menos conocemos.
De este modo, el sabio conoce sin desplazarse,
ve sin mirar, trabaja sin hacer.

48
En la perseverancia del aprendizaje,
cada día algo es adquirido.
En la perseverancia del Tao,
cada día algo se pierde.
Menos y menos es hecho
hasta que se alcanza la no-acción.
Cuando nada está hecho, nada queda sin hacer.
El mundo está regido dejando que las cosas fluyan.
Nada puede ser regido, interfiriendo.

49
El sabio no posee una mente propia.
Está consciente de las necesidades de los demás.
Soy bueno con la gente que es buena.
Soy también bueno con la gente que no es buena,
porque la Virtud es el bien.
Tengo fe en la gente que tiene fe;
tengo también fe en la gente que no cree,
porque la Virtud es la creencia.
El sabio es tímido y humilde;
-para el mundo parece confuso-.
Los hombres lo miran y lo escuchan.
El se comporta como un niño pequeño.

50
Entre el nacimiento y la muerte
Tres de cada diez son los seguidores de la vida.
Tres de cada diez son los seguidores de la muerte y
tres de cada diez es el número de los hombres
pasando del nacimiento a la muerte.
Por qué?
Porque viven su vida en un nivel intenso.
Quien sabe cómo vivir en el extranjero puede caminar
sin miedo a los rinocerontes o a los tigres.
No será herido en una batalla,
porque en él los rinocerontes no encuentra
lugar para embestir sus cuernos
ni los tigres encuentra sitio para utilizar sus garras
ni las armas lugar para acribillar.
Por qué?
Porque no es vulnerable a la muerte.

51
Todas las cosas surgen del Tao y
son alimentadas por la Virtud.
Están construidas por temas.
Están modeladas a través del entorno.
Así, las diez mil cosas respetan el Tao y honran la Virtud.
El respeto del Tao y el honor a la Virtud no son exigidas,
aunque son propio de la naturaleza.
Por lo mismo, todas las cosas nacen del Tao.
Por la Virtud se alimentan,
se desarrollan, son cuidadas, amparadas, consoladas.
Crecen y son protegidas.
Creando sin calmar,
realizando, sin buscar beneficio,
guiando, sin interferir.
Esta es la Virtud Principal.

52
El principio del universo es la madre
De todas las cosas.
Conociendo a la madre, uno también conoce a los hijos.
Conociendo a los hijos, aunque permaneciendo en contacto con la madre,
aporta libertad del miedo y de la muerte.
Mantiene la boca cerrada.
Vigila los sentidos y
la vida será por siempre plena.
Abre la boca, está siempre ocupado y
la vida estará más allá de la esperanza.
Percibe lo pequeño que yace en el interior.
Cede tu energía para ser fuerte.
Usa la luz exterior para regresar al interior
y así estarás a salvo del daño.
Esto es aprender la constancia.

53
Si yo tuviera sólo un poco de sentido,
caminaría por la vía principal y
mi único miedo sería
extraviarme en ella.
Quedarse en la calle principal es fácil,
pero a la gente le gusta cambiar de rumbo.
Cuando la Corte está adornada de esplendor,
los campos están llenos de maleza y
Los graneros usan ropas lujosas y
se gratifican de comida y de bebida.
Tienen más posesiones de las que pueden usar:
Son barones-ladrones:
ciertamente éste no es el camino del Tao.

54
Lo que está firmemente establecido no puede ser desarraigado.
Lo que está firmemente asido no puede deslizarse.
Será honrado de generación en generación.
Cultivad la Virtud en sí misma y la Virtud será real.
Cultivadla en la familia y la Virtud será abundante.
Cultivadla en el pueblo y la Virtud crecerá.
Cultivadla en la nación y la Virtud será copiosa.
Cultivadla en el universo y la Virtud estará en todas partes.
Por lo mismo, mirad el cuerpo como cuerpo.
Mirad a la familia como familia.
Mirad al pueblo como pueblo.
Mirad a la nación como nación.
Mirad al universo como universo.
Cómo sé que el universo es de este modo?
Mirándolo!

55
Quien posee la Virtud es como un niño recién nacido.
Avispas y serpientes no lo picarán;
Bestias salvajes no se abalanzarán sobre él;
no será atacado por aves de rapiña.
Sus huesos son blandos; sus músculos débiles,
aunque firme es su apretón de manos.
No ha experimentado la unión del hombre y de la mujer,
pero es una totalidad.
Su virilidad es fuerte.
Grita todo el día sin volverse ronco.
Su armonía es perfecta.
Conocer esta armonía es constancia.
Conocer esta constancia es esclarecimiento.
No es sabio precipitarse.
Contener la respiración causa esfuerzo.
Si demasiada energía es usada, le sigue el agotamiento.
Este no es el camino del Tao.
Lo que sea contrario al Tao no tardará en perecer.

56
Los que conocen no hablan.
Los que hablan no saben.
Mantened la boca cerrada.
Vigilad los sentidos.
Moderad el sarcasmo.
Simplificad los problemas.
Disfrazad el brillo.
Sed uno con el polvo de la tierra.
Esta es la principal unión.
Quien ha alcanzado este estado
No se preocupa por los amigos o enemigos, ni
de lo bueno o lo que engaña, del honor y la desgracia.
Este es por lo tanto el más alto estado del hombre.

57
Gobernad una nación con justicia.
Emprended la guerra con movimientos sorpresivos.
Llegad a ser el dueño del universo sin esforzarse.
Cómo lo sé? Por todo esto!
Más leyes y restricciones existen,
más pobre la gente llega a ser.
Más sarcásticos son los guerreros,
más preocupaciones en la tierra.
Más ingeniosos e inteligente son,
las cosas más extrañas suceden.
Más reglas y más orden,
más ladrones y bandidos.
Por lo mismo, el sabio dice:
no procedo y la gente se corrige;
disfruto de la paz y la gente se vuelve honesta.
No hago nada y la gente se vuelve rica.
No tengo deseos y la gente regresa a la vida simple y buena.

58
Cuando el país está gobernado por una mano superficial,
la gente es simple.
Cuando es país está gobernado con autoridad ,
la gente es sagaz.
La felicidad está enraizada en la miseria.
La miseria acecha bajo la felicidad.
Quien sabe lo que el futuro nos reserva?
No existe la honestidad; se convierte en deshonesta.
La bondad se convierte en brujería.
Los hombres embrujados duran mucho tiempo.
Así, el sabio es agudo, aunque no cortante;
puntiagudo, aunque no penetrante;
Íntegro ,pero no reprimido;
brillante, pero no enceguecido.

59
Preocupándonos por los otros y sirviendo al cielo,
No existe nada mejor que usar el límite.
Limitarse comienza renunciando a sus propias ideas.
Esto depende en la Virtud acumulada en el pasado.
Si existe una buena provisión de Virtud,
entonces nada es imposible.
Si nada es imposible, entonces no existe los límites.
Si un hombre no conoce los límites es apto para ser guía.
El principio superior de gobernar se mantiene apto por mucho tiempo.
Esto es denominado tener raíces profundas y una base firme,
el Tao de una larga vida y una eterna visión.