Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 QUÉ SIGNIFICA RELACIONARSE DESDE LA ACEPTACIÓN



Octubre 08, 2015, 09:56:47 pm
Leído 599 veces

Desconectado luz

  • Hero Member
  • *****

  • 1248
    Mensajes

  • Karma: 1

QUÉ SIGNIFICA RELACIONARSE DESDE LA ACEPTACIÓN
« en: Octubre 08, 2015, 09:56:47 pm »
QUÉ SIGNIFICA RELACIONARSE DESDE LA ACEPTACIÓN
Por Ana Muñoz


Aceptar a los demás tal como son no siempre resulta fácil, sobre todo en las relaciones de pareja. Tenemos una idea preconcebida de cómo debe ser una persona y cómo debe comportarse o nos guiamos por nuestras propias opiniones, deseos, formas de hacer las cosas y normas y esperamos que los demás sean iguales que nosotros. Eso no solo es imposible sino que se acaba convirtiendo en una importante fuente de conflictos innecesarios.

Aceptar a la otra persona como es significa dejar de culparla por no ser como tú, y significa tener presente que tienes una relación con esa persona para disfrutar juntos de dicha relación, no para cambiar o arreglar al otro o convertirlo en ti.

Existe una gran diferencia entre ejercer cierta influencia en alguien (por ejemplo, pedirle que cambie algo) y exigir que tiene que cambiar porque esos son tus deseos. Pedir y exigir no son la misma cosa en absoluto.


LA ACEPTACIÓN…

Es normal que haya cosas en los demás que no te gusten, pero es muy importante diferenciar dos aspectos: si eso que no te gusta es realmente una conducta indeseable o si es simplemente un modo de ser, pensar, actuar o comportarse diferente al tuyo.

Cuando en los demás (ya sea tu pareja, familiares, amigos o compañeros de trabajo) observas demasiadas cosas que no te gustan, es muy posible que no estés estableciendo esta diferencia y pretendas que los demás hagan las cosas a tu manera, piensen como tú, trabajen a tu ritmo y, en definitiva, que sean como tú.

Esto te creará conflictos con los demás con frecuencia, ellos sentirán que no los aceptas como son, tendrán la sensación de que los ves defectuosos, inferiores o incompetentes y pueden incluso llegar a sentirse incómodos a tu lado. Por eso es muy importante que diferencies estas dos cosas y aceptes a los demás como son, con todas sus diferencias respecto a ti, ya sea en su modo de pensar, sentir, comportarse, vestir, trabajar, ver la vida, o en sus opiniones, prioridades, sentimientos, etc.

Esto no lo conseguirás si estás demasiado pendiente de todo lo que hacen y dicen los demás, en vez de centrarte simplemente en compartir el momento con ellos, en lo que estáis viviendo juntos.


…Y LA INFLUENCIA

Por el contrario, cuando realmente la otra persona realiza un comportamiento indeseable, inaceptable para ti o que te perjudica de algún modo, no hay ningún motivo para no hablar de ello y pedirle que cambie. Pero, ¿cómo pedir que cambie a otra persona? Hay muchos modos de hacerlo, y algunos producen exactamente el efecto contrario al deseado.

Si esperas que esa persona cambie por sí misma, si consideras que debería leerte la mente y saber que debe cambiar sin que digas nada, solo conseguirás empezar a sentir una ira que vaya creciendo hasta que estalles. Cuando le dices a esa persona que cambie algo en un tono enfadado o despreciativo, hay muchas probabilidades de que se sienta dolido y no te haga caso.

No esperes a que la otra persona lea tu mente (nadie es adivino), simplemente dile que eso que hace te molesta, te hace sentir mal y pídele amablemente lo que te gustaría que hiciera. Por ejemplo: "cuando haces eso me siento me siento mal, ya sé que tú lo ves de otro modo y no hay nada malo en eso, pero cada uno es como es y a mí me afecta. Te agradecería mucho que dejaras de hacerlo." Al hablar de este modo, no estás insultando ni despreciando su comportamiento, lo estás reconociendo como un comportamiento válido (a no ser que realmente sea un comportamiento no ético) pero al mismo tiempo estás diciendo a esa persona que no compartes ese punto de vista o modo de actuar, que te hace sentir mal, y le estás pidiendo que te haga el favor de cambiar. La mayoría de las veces se trata de cosas sin demasiada importancia, que pueden cambiarse sin dificultad.

La otra persona también te pedirá que cambies algunas cosas que no le gustan y, si lo haces, tendrás más probabilidades de que esté también dispuesta a cambar. No entres en el juego del "tú primero". Hay muchas cosas que no cuesta ningún trabajo cambiar o hacer de modo diferente por complacer al otro. Empieza por hacer esos cambios y verás que la otra persona está también más dispuesta a complacerte.