Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 OCHO COMPORTAMIENTOS QUE A VECES SE CONFUNDEN CON DEPRESIÓN



Septiembre 08, 2016, 08:16:39 am
Leído 253 veces

Desconectado milena

  • Sr. Member
  • ****

  • 321
    Mensajes

  • Karma: 0

OCHO COMPORTAMIENTOS QUE A VECES SE CONFUNDEN CON DEPRESIÓN
« en: Septiembre 08, 2016, 08:16:39 am »
OCHO COMPORTAMIENTOS QUE A VECES SE CONFUNDEN CON DEPRESIÓN


¿Conoces a alguien que parece deprimido, pero niega estarlo cuando se lo preguntas? Evidentemente, puede ser que oculte sus verdaderas emociones, pero ¿y si simplemente no está realmente deprimido?

Vivimos en un tiempo en que buscamos fervientemente respuestas para las conductas que no entendemos o que no cumplen con ciertos criterios establecidos. En este artículo hablaremos sobre los comportamientos “normales”, estados de ánimo y rasgos que pueden confundirse con los síntomas de depresión.

Tratar de identificar las diferencias entre el estado de ánimo deprimido y temperamento normal puede ser un reto muy grande, especialmente para la familia y amigos. Es importante conocer los síntomas de la depresión para que sepamos descifrar lo que puede o no puede ser una depresión clínica.

Desafortunadamente, debido a que la depresión puede tener síntomas similares a los de otros trastornos o tratarse de un tipo de temperamento difícil, es importante entender lo que es y no un síntoma de depresión.

A continuación te mostramos algunos “síntomas” que son parte del temperamento de una persona y que no significa que por mostrarlos padezca depresión:

 
1.   Aislamiento: Lo creas o no, algunas personas prefieren estar solas. ¿Por qué? Bueno, una razón puede ser que se trate de alguien eminentemente introvertido, este tipo de personalidad evita las situaciones sociales porque se siente mejor a solas o en compañía de pocos. Otra razón podría ser debido a un historial de posibles malas experiencias sufridas en el pasado, como burlas, discriminaciones, etc. Hay personas creen que el aislamiento no malo, sobre todo si de este modo evitan las decepciones en el ámbito social. ¿Alguna vez has escuchado el dicho “las personas más tranquilas poseen las mentes más fuertes.”?

2.   Comportamiento formal o excesivamente serio: Algunos individuos jóvenes parece que maduren antes que otros, pues actúan con una excesiva formalidad, y por ello son a menudo considerados por sus amigos como “deprimidos”, “pesimistas” o incluso “viejos”. Los comportamientos demasiado maduros o estilos de pensamiento formal pueden llevar a otros a considerar al individuo como deprimido o triste, porque parece que no sabe divertirse y nunca o casi nunca bromea, pero esto en realidad es parte de su personalidad.


3.   Pasividad: Algunas personas simplemente se toman todo con mucha calma. Nada los altera. Son muy relajados y no reaccionan a ciertas cosas como otros lo harían. Alguien que tiende a ser tan relajado sólo responderá de forma natural a los eventos que realmente le importan. Es importante tener en cuenta el estado de ánimo natural del individuo antes de asumir que está deprimidos.


4.   Comportamientos emocionales o reactivos: En consonancia con el punto anterior, algunas personas son eminentemente pasivas mientras que otras son reactivas. Los individuos reactivos a menudo son vistos por otros como positivos y optimistas. Las personas que tienden a reaccionar sólo cuando es necesario, a menudo son vistos como deprimidos y pesimistas.

5.   Irritabilidad: Uno de los rasgos característicos de la depresión en los hombres y los adolescentes varones es la irritabilidad. En las mujeres la depresión se caracteriza a menudo por el llanto, el estado de ánimo deprimido o la labilidad emocional (es decir, cambios de humor). Sin embargo, para algunos la irritabilidad es simplemente temperamental y no se basa en el estado de ánimo. El temperamento es la personalidad y una personalidad irritable no es síntoma necesario de depresión.


6.   El abuso de sustancias y de alcohol: La automedicación con drogas y alcohol es a menudo un “síntoma” de estado de ánimo deprimido. Sin embargo, hay algunas personas toman drogas y alcohol sólo con fines sociales (es decir, para relacionarse con otros e interactuar en las fiestas) o simplemente porque son adictos y dependientes. El abuso de sustancias y la dependencia no siempre es sinónimo de depresión.

7.   Anhedonia o falta de motivación: Por difícil que sea de creer, algunas personas carecen de motivación. Son personas que tienden a tomarse las cosas “sin interés” y parece que “no les importa” nada o casi nada, pero no tienen por qué estar deprimidas. Una vez más, el temperamento es a menudo una importante influencia en lapersonalidad. Es importante entender que las personas que tienen un temperamento positivo lo más probable es que pierdan la motivación si se deprimen. Pero para una persona que siempre se ha mostrada desmotivada esto no es un síntoma.


8.   Interés en los temas “oscuros”, como la muerte o la desesperanza: Hay individuos a los que les gusta escuchar música deprimente o leer libros y artículos relacionados con temas tristes y catastróficos. Y es que algunas personas disfrutan interesándose por temas que hablan sobre los retos de la vida como la muerte o similares. Pero esto no es sinónimo de depresión.


Marta Guerri