Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 ATIENDE SÓLO LO IMPORTANTE



Junio 29, 2011, 04:19:30 pm
Leído 1573 veces

Desconectado lucía riaño

  • Sr. Member
  • ****

  • 300
    Mensajes

  • Karma: 1

ATIENDE SÓLO LO IMPORTANTE
« en: Junio 29, 2011, 04:19:30 pm »
ATIENDE SÓLO LO IMPORTANTE



¿A qué le prestas atención en tu vida? Cuando atiendes a lo que no merece la pena, pierdes tu tiempo y tu energía, te desgastas y frustras, y pierdes la oportunidad de atender a algo mejor. Estas cuatro historias te enseñan a decidir a qué prestar atención para avanzar, sin dejar de ser tú mismo.

Cuando riegas una planta y le das tu atención, consigues que la planta crezca y florezca, pero si dejas de regarla y te olvidas de ella, la planta empieza a morirse. Con todas las demás cosas ocurre lo mismo. Aquello a lo que le prestas atención, crece porque le das tu energía, mientras que si no atiendes a algo, termina por desaparecer. Es importante que tengas un cuidado especial al decidir a qué y a quién vas a darle tu atención, pues aquello que atiendes se nutre de tu propio poder, que le das al atenderlo.

TÚ DECIDES CÓMO REACCIONAR

Laura está dolida con una compañera de trabajo. Esta ha hecho algunas críticas y juicios negativos sobre ella. Se siente herida y necesita tiempo para ver las cosas con la mayor claridad posible. Mientras, sus otros compañeros intentan que Laura pida explicaciones para aclarar las cosas, pero ella siente su ánimo tan magullado que prefiere tomar distancia y mantenerse al margen por el momento. No obstante, aquellos que la rodean consiguen que siga prestando atención a unos hechos que ella no ha provocado. Enfadarse y hablar con su compañera, agrandará su malestar y empeorará la situación, pues la conoce y no es de las que atienden a razones. Por eso Laura decide continuar con su vida y se niega a prestar atención a cosas negativas que ella no ha provocado. Se siente decepcionada, pero aún es capaz de decidir su reacción. Pronto, la persona que la criticaba, deja de hacerlo, al ver que Laura nunca la atenderá mientras su comportamiento sea tan desagradable.

LO QUE NO ATIENDES, DESAPARECE

Como enseñan en el programa de televisión “Supernanny”, Laura ha decidido no prestar atención al comportamiento negativo y valorar sin embargo, todas las actitudes positivas que tienen las personas que conoce. Los adultos, a veces también se comportan como niños, pero no por eso hemos de darle nuestra atención. Enzarzarse en una discusión siempre implica un gran malestar y habitualmente no tiene los resultados positivos que esperamos. Al contrario, sólo crea dolor y frustración. La sabiduría popular es muy sabia con el refrán: “A palabras necias, oídos sordos.” Como Laura, debemos saber que si no tomamos en cuenta el comportamiento negativo de las personas, acaba por desaparecer pues no tiene con qué retroalimentarse.

NO TE DISPERSES

José trabaja en una gestoría. No le gusta su trabajo pero tiene miedo de dejarlo por temas económicos y sabe que está confundiendo lo urgente con lo importante. Tiene más en cuenta el sueldo que lo que realmente le gustaría hacer. Para sentirse satisfecho, hace varios cursos de formación para distintas empresas que buscan nuevos empleados. Aprende cada vez más cosas pero al mismo tiempo, su mente se dispersa sin saber muy bien adónde va. Está atendiendo a tantas cosas al mismo tiempo que gasta su energía y se siente cada día más frustrado. Entonces empieza a contemplar solamente unas cuantas posibilidades, las que realmente le gustan, viendo que así es más fácil averiguar a lo que quiere dedicarse. Para no seguir dirpersándose, envía currículums solamente a los empleos que le interesan de verdad.

APRENDE A RENUNCIAR

José ha comprendido que tiene que elegir porque no puede prestar atención a muchas cosas a un mismo tiempo. Elegir significa desechar ciertas cosas que seguramente no queremos, pero que en su momento atendimos, llevados por la desesperación al ver que las circunstancias no son como nos gustaría. Elegir significa tomar una decisión y generalmente nos cuesta mucho eso de tomar decisiones, porque sentimos inseguridad ante un hecho: al elegir unas cosas, dejaremos otras de lado. Lo importante es elegir lo que deseamos, a pesar de las circunstancias. Aprender esta lección, cuesta, pero es indispensable si queremos avanzar. De otro modo, los caminos se cruzan sin que lleguemos a recorrer ninguno. Para llegar al final del mismo, debemos elegir y desechar lo que no nos interesa o lo que no nos conviene, y esto significará que habremos avanzado.

NO NADES CONTRA CORRIENTE

Marta tiene un hijo adolescente, cuyo comportamiento es muy problemático. Ella se siente culpable e intenta por todos los medios hacer que su hijo razone y se comporte de forma más adecuada, pero cuanto más lo intenta, peor le responde él. Cada día se suceden los malos modos, la agresividad, las discusiones subidas de tono, y la tensión que se afecta a toda la familia. Cuando Marta ya está al límite de sus fuerzas, cansada de intentar que su hijo cambie, toma la decisión de atenderle unicamente cuando este tenga una actitud un poco más positiva, pero no mientras siga actuando de forma tan impropia. Ante la aparente rendición de Marta, que no es una rendición en aboluto sino un cambio de estrategia, su hijo empieza a reaccionar. Ha visto que ya no consigue la atención de su madre comportándose mal y aunque esta actitud suya, haya sido inconsciente todo este tiempo, es gracias a la nueva y sorprendente decisión de su madre, cuando empieza a ser consciente de su comportamiento impropio.

A LO QUE TE RESISTES, PERSISTE

Como se suele decir, Marta ha matado dos pájaros de un tiro. No sólo ha conseguido aflojar la tensión en su familia, sino que también ha obligado a su hijo a hacer su propia elección del camino que quiere tomar en la vida. La mayoría de las veces, no podemos obligar a otro a comportarse como nosotros creemos que es el modo correcto, aunque lo sea. Es sólo con nuestro propio ejemplo, como podemos conseguir que la actitud de otro mejore. Cuando te resistes a un comportamiento que no te gusta o te hace daño, intentando que esa persona cambie su forma de actuar, lo más seguro es que consigas el efecto contrario y la situación empeore. Por eso, si estás en desacuerdo con la actitud de una persona, no te resistas, pues persistirá. Simplemente, no des tu atención ni energía a lo que no está bien y atiende solamente a lo positivo.

NO DESESPERES, CAMBIA DE ESTRATEGIA

A Alfonso, le han diagnosticado una enfermedad complicada y tiene que pasar por un duro tratamiento. Se siente sin fuerzas y está muy deprimido. Sabe que sentirse mal, no le ayudará a sobrellevar el proceso largo y penoso de su curación, pero por mucho que lo intenta, no puede dejar de pensar en ello y cada vez está más triste y desconsolado. Al verle así, su mujer decide tomar un camino diferente y le anima a prestar atención a cosas que no tengan nada que ver con su enfermedad. Empieza por animarle a que vean juntos películas que le entretengan, comedias, de suspense, incluso de miedo, para que su mente empiece a alejarse de aquel rotundo y único pensamiento que le agobia. Después, se ocupa de leerle cuentos e historias que le enseñan mensajes positivos y le ayuden a sentirse más fuerte. Invita a algunos buenos amigos a su casa, para que le distraigan. Cocina y hace sus platos preferidos, le trae regalos, pone música agradable y alegre, y hace todo lo posible para crear un ambiente optimista en la casa.

CAMBIA EL FOCO DE TU ATENCIÓN

La esposa de Alfonso, sabe que para que su marido pueda curarse, en primer lugar, necesita dejar atrás su depresión y sentirse más fuerte. Por eso, ha decidido darle todas las alegrías posibles y rodearle de las cosas que más le gustan, para conseguir llenar su espíritu de un positivismo que sin duda va a necesitar. Lo que ha hecho, ha sido lograr que Alfonso cambie el foco de atención y atienda a otras cosas, ayudándole a olvidar su enfermedad y todo lo negativo que conlleva. Cuando no podemos dejar de pensar en algo que nos deprime, tendemos a adentrarnos más aún en la desesperación y es como si cayéramos en aguas movedizas que nos tragan poco a poco, cuando lo que debemos hacer es todo lo contrario. Si permitimos que nuestra mente y nuestro espíritu descansen por un momento y atiendan a cosas más alegres, descansaremos, recuperaremos las fuerzas, y recargaremos las pilas con ideas positivas, saliendo del círculo vicioso de tristeza en el que habíamos caído.

LA ATENCIÓN CONSCIENTE

Una herramienta que ayuda muchísimo a aprender a prestar atención sólo a lo que deseamos, a lo que es positivo y nos enriquece, es la visualización, llamada también atención consciente. Su técnica es más sencilla de lo que se cree, pues sólo es necesario relajarse, estar quieto y tranquilo en una postura cómoda, respirar de forma lenta y profunda, repetir interiormente alguna afirmación positiva que nos ayude a sentirnos mejor y a ser más optimistas, y permitir que la mente imagine jugando con los detalles y experimentando las sensaciones que nos provoca. Aprendemos a prestar atención al presente, a nuestro cuerpo, a nuestra respiración, algo que nos servirá de mucho a la hora de dirigir nuestra atención a lo que queremos únicamente.

ESCRIBE UN MANTRA

Un mantra es un instrumento para liberar la mente del flujo constante de pensamientos que la confunden. Puede ser una sílaba, una palabra, una frase o texto largo, que al ser recitado y repetido, va llevando a la persona a un estado de profunda concentración. Como ejemplo, te doy una frase que he escrito yo misma, la cual me sirve para mantener mi actitud y mi atención consciente en lo positivo: “Hay tantas maravillas en mi vida y tengo tantas cosas por las que luchar, que sólo presto atención a lo que me engrandece”. La he colocado delante de mí por todas partes: en la pantalla de mi ordenador, en mi firma en los correos, en la mesilla de noche, en el móvil, etc. Tú puedes hacer lo mismo escribiendo una frase que sea inspiradora para ti y que te ayude a sostener tu decisión de prestar atención, sólo a lo que te hace ser mejor persona cada día.

UN EJERCICIO DE MEDITACIÓN PARA LA ATENCIÓN:

Haz unas cuantas respiraciones lentas y profundas, atendiendo a tu respiración. Concéntrate en tus pensamientos, imagínatelos flotando en tu mente como hojas en la corriente del viento. Si algún pensamiento negativo persistente o alguna preocupación te angustia, respira inhalando y ten una visión de la imagen del aire entrando en tu mente, envolviéndose alrededor de tus preocupaciones. Exhala y sopla echando fuera de ti esos pensamientos incómodos. Haz esto las veces que haga falta. Después, imagina esos pensamientos negativos volando hacia una fuente divina donde serán corregidos y cambiados por otros positivos. Si algún pensamiento o preocupación persiste y no puedes lanzarlo hacia la fuente, mantén en tu mente la visión de una caja con tapa. Encierra tus pensamientos en esa caja. Prométete a ti mismo que abrirás la caja más tarde y analizarás ese pensamiento cuando estés más calmado.

Mar Cantero Sánchez
Autora de "Escribe para ser feliz" y "La viajera de la felicidad"
www.marcanterosanchez.com