Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 ENCONTRAR LO POSITIVO EN LO NEGATIVO



Noviembre 02, 2016, 05:58:26 am
Leído 205 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 4792
    Mensajes

  • Karma: 4

ENCONTRAR LO POSITIVO EN LO NEGATIVO
« en: Noviembre 02, 2016, 05:58:26 am »
ENCONTRAR LO POSITIVO EN LO NEGATIVO


En mi opinión, por nuestra propia preservación, y para que el dolor o el sufrimiento incomprendido tengan algún sentido, y para que nuestra vida se encarrile hacia el lado que puede aportar más satisfacciones y el correcto Desarrollo Personal, es muy conveniente tener la habilidad necesaria, y la constancia atenta, para que seamos capaces de encontrar lo positivo en lo negativo.

Para aclararnos, partiremos –aunque yo no esté de acuerdo- de ese acuerdo universalizado por el que nos regimos en el cual equiparamos negativo a malo y positivo a bueno. He escrito en otras ocasiones que no creo en lo bueno ni en lo malo, ni en lo que aparenta ser positivo o negativo, porque cualquiera de esos conceptos –ya que no son más que conceptos- puede darse la vuelta en cualquier momento y demostrar ser lo contrario de lo que aparentaban ser.

Hemos oído decir en demasiadas ocasiones que todas las lecciones duras de la vida aportan una enseñanza, que de todo se puede aprender, o que las cosas tienen un sentido y nada pasa porque sí. Quien esté de acuerdo con cualquiera de estos dichos entenderá con más facilidad lo que voy a expresar: ya que de todos modos lo aparentemente negativo que ha sucedido es evidente que ya ha sucedido, y no tiene marcha atrás, es conveniente ponerse la sonrisa optimista, el ánimo de los domingos, la sabiduría afinada, y preguntarse ¿por qué?

Esta pregunta tiene o puede tener una respuesta inmediata, pero también puede demorar su aparición; después puede tener otra u otras más, tal vez más profundas y más afinadas, porque si nos damos tiempo la primera respuesta va dejando paso a otras, ya que cada situación puede tener más de un “porqué”.

La respuesta a “Por qué” busca conocer el origen, la causa o el motivo de un asunto. La respuesta a “Para qué” nos aporta conocer las razones por las cuales ocurre, se produce o se hace algo, y la utilidad de eso que ha sucedido. “Por qué”, satisface la curiosidad. “Para qué”, nos explica su utilidad.

Después, una vez satisfecha la curiosidad que responde a “Por qué”, es cuando uno tiene que profundizar más, afinando más la pregunta, y demandarse “Para qué”, porque en la respuesta que aparezca es donde se encuentra lo que nos puede aportar de positivo.

Las respuestas siempre están ante nosotros.

Tenemos que desarrollar la habilidad necesaria para aprehenderlas.

Tenemos que estar preparados para ello, para encontrarlas desde el alma, desde la sabiduría interna, sin obcecarnos en querer encontrarlas a través del intrincado camino que es la mente a veces.

Es conveniente adquirir más confianza en uno mismo, no dudar de las propias capacidades –que están dentro incluso de las personas con menos conocimientos y menos estudios-, y no rendirse ante la grandeza de algunas preguntas con la excusa de la falta de inteligencia.

En muchas ocasiones la respuesta ya está y no es necesario elaborarla, y basta con permitir que se manifieste sin ponerle barreras.

Nos ha sucedido algo desagradable, incomprensible, indeseado, duro, doloroso… ¿Por qué?, y sobre todo ¿Para qué?

Ahí encontraremos la forma de encontrar lo positivo en lo que ha sido negativo. Reflexionando. Sintiendo. Aprehendiendo.

Si nos quedamos en la rabieta, en la incomprensión, en la negación y el rechazo, en el berrinche infantil, en la inútil queja, anclados a la situación y sin querer ver más allá de lo aparente, nos estaremos quedando estancados en lo negativo sin encontrar un ápice de la positividad que contiene, y sin aprender la lección, lo cual nos condena a tener que volver a vivirla –posiblemente la próxima vez incluso sea más dura- hasta aprender a encontrar lo positivo en lo negativo.

En el Proceso de Desarrollo Personal no creo en el sufrimiento gratuito. No me imagino un Creador tan injusto que nos haga sufrir sin algún motivo justificado aunque para nosotros sea desconocido.

Cuando uno sufre y no sabe el motivo es cuando tiene que elegir entre dos opciones:

A - echar mano de su Fe, confiar en que todo tiene un sentido y aguantar.

B - ponerse a la tarea de hacer todo un Proceso de Desarrollo Personal, implicarse, conocerse, preguntarse y responderse, buscarse…

La opción B, añadiendo al mismo tiempo la opción A, parece lo más adecuado.

Pero, como siempre, tú decides.

Te dejo con tus reflexiones…






Agosto 11, 2017, 10:35:00 am
Respuesta #1

Desconectado Fe

  • Sr. Member
  • ****

  • 450
    Mensajes

  • Karma: 0

Re:ENCONTRAR LO POSITIVO EN LO NEGATIVO
« Respuesta #1 en: Agosto 11, 2017, 10:35:00 am »
Buena sugerencia...