Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 VITAMINA D: SUS BENEFICIOS A NIVEL PSICOLÓGICO



Noviembre 04, 2017, 06:41:43 am
Leído 43 veces

Desconectado Paz

  • Hero Member
  • *****

  • 581
    Mensajes

  • Karma: 0

VITAMINA D: SUS BENEFICIOS A NIVEL PSICOLÓGICO
« en: Noviembre 04, 2017, 06:41:43 am »
Vitamina D: Sus beneficios a nivel psicológico
Por Ana Muñoz


Aunque la vitamina D se ha recomendado sobre todo para la salud de los huesos, no es ese su único beneficio. Las últimas investigaciones están mostrando que podría tener mucha más importancia para la salud de la que se pensaba, incluyendo la salud mental.
La vitamina D se obtiene de dos fuentes: a partir de determinados alimentos y gracias a la exposición al sol. Está presente, por ejemplo, en el salmón, atún o caballa y, en pequeñas cantidades, en alimentos como el queso, la yema de huevo y el hígado de ternera.
En la alimentación humana, la mayor parte de la vitamina D procede de los aditivos que se añaden a alimentos como la leche o los cereales para el desayuno.
La vitamina D regula más de mil tipos diferentes de genes, lo que significa alrededor de un 5% del genoma humano. Por este motivo, los investigadores piensan que esta vitamina puede jugar un papel mucho más importante en nuestra salud del que se había creído hasta ahora.

VITAMINA D Y SEROTONINA

Según Rhonda P. Patrick, del Children’s Hospital Oakland Research Institute, en Oakland, California, existe evidencia de que la vitamina D regula una enzima que convierte el aminoácido triptófano (que obtenemos al ingerir proteínas) en serotonina, un neurotransmisor que ayuda a regular el estado de ánimo y que interviene en el desarrollo del cerebro durante la gestación. Sin la cantidad de serotonina adecuada, la estructura del cerebro del feto no se desarrolla con normalidad.
Aún no está claro hasta qué nivel interviene la serotonina en la regulación del estado de ánimo. No obstante, cuando se restringe la entrada de triptófano en el cerebro (y, por tanto, el nivel de serotonina), las personas se vuelven impulsivas, agresivas e infelices, tienen problemas para interpretar las expresiones faciales de los demás y su capacidad para tomar decisiones a largo plazo se ve afectada.
Mark R. Haussler, professor en University of Arizona College of Medicine, Phoenix, y Peter Jurutka, professor de Arizona State University, han realizado diversos experimentos que apoyan las hipótesis de Rhonda Patrick.
En una serie de estudios usando ADN sintético, células de riñones humanos y neuronas de cerebros de ratas y de humanos, Haussler y Jurutka encontraron que la vitamina D aumenta la capacidad de las neuronas para producir serotonina; un aumento que pude ser desde el doble hasta 30 veces superior.
Según Haussler, un mejor conocimiento de los modos de regular la producción de serotonina podría tener un gran impacto a cualquier edad. “Regular la serotonina en los cerebros en desarrollo podría, en potencia, afectar el desarrollo del autismo o trastorno por déficit de atención con hiperactividad.”

TOMAR EL SOL MEJORA EL ESTADO DE ÁNIMO

Ya forma parte de la sabiduría popular desde hace mucho tiempo el hecho de que tomar el sol nos hace sentir mejor, puesto que mejora el estado de ánimo. Este efecto del sol puede ser debido a que aumenta la producción de vitamina D.
Según un estudio realizado en los Emiratos Árabes, existe una relación entre el tiempo que se pasa en la calle, al sol, y el estado de ánimo positivo.
Esta mejora del estado de ánimo como consecuencia de la exposición al sol parece estar relacionada, según explican los investigadores, con el aumento de los niveles de vitamina D que conlleva, puesto que la exposición a los rayos ultravioleta del sol actúa sobre la piel para estimular la producción de esta vitamina.
TRASTORNOS EN CUYA APARICIÓN PUEDE INTERVENIR LA FALTA DE VITAMINA D

Depresión. La depresión puede tener múltiples causas y la falta de vitamina D puede ser una de ellas debido, como hemos visto, a su intervención en la producción de serotonina. No todas las personas deprimidas tienen niveles bajos de vitamina D. Sin embargo, aquellas personas que muestran tanto síntomas de depresión como niveles bajos de vitamina D, suelen mejorar su estado de ánimo al tomar suplementos.

TRASTORNO AFECTIVO ESTACIONAL.

Este trastorno tiene lugar durante los meses más oscuros del año, cuando las horas de sol son bastante escasas, pudiendo dar lugar a una caída de los niveles de vitamina D.
Enfermedad de Alzheimer. Esta enfermedad es más común en personas con niveles bajos de vitamina D. No obstante, no existen todavía estudios de calidad que demuestren totalmente que la carencia de esta vitamina puede causar Alzheimer.
Autismo. Debido a la influencia de la vitamina D en el desarrollo del cerebro, las deficiencias de este nutriente durante la gestación podrían influir en la aparición del autismo. Aunque aún no existen estudios que lo demuestren con claridad, sí existen evidencias de la posible influencia de la falta de vitamina D en el desarrollo de este trastorno. El riesgo de padecer autismo podría reducirse si las mujeres embarazadas tomaran suplementos de vitamina D durante el embarazo. Las investigaciones sugieren que habría que tomar 6000 UI (150 mcg)/día de vitamina D3 (colecalciferol) durante el embarazo y la lactancia.
Psicosis. Según un estudio hecho en el Reino Unido con 140 participantes, aquellos con un primer episodio de psicosis tenían niveles significativamente más bajos de vitamina D que el resto de las personas de su edad (de hecho, tenían hasta tres veces más probabilidades de ser deficientes en este nutriente). En otra investigación realizada en Finlandia se recopiló información sobre la cantidad de suplementos de vitamina D tomados por un grupo de niños de ambos sexos durante su primer año de vida. A los 31 años de edad, los participantes de sexo masculino que habían tomado los suplementos tenían un menor riesgo de padecer psicosis. En las mujeres, el hecho de tomar o no estos suplementos no parecía ejercer ninguna influencia.

¿QUIÉN TIENE MÁS RIESGOS DE PADECER DEFICIENCIA DE VITAMINA D?

•   Las personas con la piel oscura. Cuanto más oscura sea la piel más tiempo de exposición al sol necesitarán para producir vitamina D.
•   Personas que toman muy poco el sol, ya sea porque pasan mucho tiempo en el interior de edificios, llevan siempre la piel cubierta o viven en países donde hay menos horas de sol.
•   Personas mayores, cuya piel es más fina y no puede producir la misma cantidad de vitamina D.
•   Bebés que se alimentan de leche materna y cuyas madres no toman suplementos de esta vitamina.
•   Mujeres embarazadas.
•   Personas obesas.
•   Diabéticos.
•   
SÍNTOMAS DE DEFICIENCIA DE VITAMINA D

No todas las personas con falta de esta vitamina presentan síntomas, o bien presentan síntomas vagos y generales, como una sensación general de cansancio y dolor en el cuerpo.
Pueden tener también debilidad, dolor en los huesos, infecciones frecuentes y estado de ánimo decaído o deprimido.
Los niveles de vitamina D pueden comprobarse mediante un análisis de sangre.

SUPLEMENTOS

Las investigaciones realizadas en los últimos años parecen estar empezando a mostrar que las cantidades recomendadas habitualmente de vitamina D son demasiado bajas. La organización Vitamin D Council, fundada por el doctor John J. Cannell para el estudio de la vitamina D, recomienda las siguientes cantidades:
•   Bebés: 1000 UI/día
•   Niños: 1000 UI/día por 25lbs de peso
•   Adultos: 5000 UI/día