Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 AUTOESTIMA Y ANSIEDAD



Diciembre 15, 2017, 06:36:19 am
Leído 194 veces

Desconectado machuca

  • Sr. Member
  • ****

  • 290
    Mensajes

  • Karma: 0

AUTOESTIMA Y ANSIEDAD
« en: Diciembre 15, 2017, 06:36:19 am »
AUTOESTIMA Y ANSIEDAD


He oído muchísimos psicólogos, psiquiatras, y muchos otros terapeutas discrepar entre ellos sobre las cosas que creen que son más o menos beneficiosas para curar la ansiedad. Las cosas que funcionan y las que no funcionan. Sin embargo, ninguno de ellos discrepa en que la autoestima juega un papel determinante cuando tenemos un trastorno de ansiedad.

La autoestima es el grado de satisfacción que sentimos hacia nosotros mismos, lo orgullosos y seguros que nos sentimos de nosotros mismos en la vida. La autoestima a su vez, está directamente relacionada con la felicidad. Cuanta más autoestima, menos ansiedad.

Cuando sufrimos ansiedad, nuestra autoestima cae en picado. Sentimos en muchos casos haber tocado fondo, y nuestra satisfacción personal y nuestro amor propio, quedan a la altura del zapato.

Según el último libro de David Burns, la autoestima y la ansiedad, actúan como polos opuestos en una balanza (Cuando una aumenta, la otra disminuye) Con el ejemplo de la balanza, podemos revertir este proceso. Para ello, a medida que aumentemos nuestra autoestima, nuestra ansiedad irá disminuyendo gradualmente y en este tema, aprenderemos como forjar una autoestima indestructible que nos haga sentir bien, superar la ansiedad y cualquier problema que aparezca en nuestras vidas.

POSTERGACIÓN Y ANSIEDAD

La postergación o la procrastinación, son las definiciones de lo que viene siendo “aplazar las tareas para más tarde” o “dejar para mañana lo que podrías hacer hoy”.

En este capítulo, hemos podido ver que postergar nuestras tareas, solo nos puede hacer desencadenar en emociones negativas que acaben aumentando nuestra ansiedad.

Cuando aplazamos las tareas, no solo vamos acumulando en nuestra mente un sin fin de “cosas pendientes”, sino que además de esto, nos hace sentir frustración al dejarnos llevar por sentimientos de pereza, desgana etc. Por eso que eliminar la postergación y la procrastinación de nuestras vidas, hará que nos sintamos mucho mejor con nosotros mismos, que tengamos mucha mejor autoestima y por consiguiente, que la ansiedad disminuya notablemente.

Empieza por: Antes de nada, debes establecer un orden de prioridades en tu vida. Las cosas más urgentes e importante y las menos importantes. Una vez establecido este orden, marca en una agenda o un cuaderno absolutamente cuando tienes pensado hacer todas tus tareas pendientes. No te agobies si creas una enorme lista, solo presta atención a la primera tarea, y no te centres en la segunda hasta haber terminado la anterior.

Después empieza de una en una a eliminar de la lista todas esas tareas pendientes. Podrás sentir como a medida que avanzas, te vas sintiendo muchísimo mejor contigo mismo/a. Una vez finalizadas las tareas Empieza a realizar todas las tareas que te surjan, a medida que van apareciendo, y no las dejes para ningún otro momento. Si en algún momento aparece la pereza para hacer algo, echa la vista atrás y recuerda que eso solo te traerá frustración y más ansiedad. Ahora tú decides. Pon orden en tu vida Dicen que la peor tinta, es mejor que la mejor memoria.

Dicho esto, quisiera aconsejarte el uso de una agenda personal en la que puedas anotar todas las tareas que te vayan surgiendo. Este es el mejor remedio para poner orden en nuestras vidas y poder acostarnos cada noche sabiendo que hemos hecho los deberes correctamente. Tu mismo/a te darás cuenta del gran alivio que trae poder decirle a tu mente “ya está todo hecho”.

LA SALUD MENTAL EMPIEZA POR LA SALUD FÍSICA

Son muchísimos los estudios que han demostrado la gran importancia del ejercicio físico y el deporte para mejorar nuestra salud en aspectos generales. También en las patologías emocionales como la depresión y la ansiedad. La práctica regular de ejercicio físico, influye en muchísimos puntos positivos para la mejora de nuestro problema de ansiedad generalizada.

En primer lugar, el deporte, nos ayuda a oxigenar todo nuestro cuerpo y a la regeneración celular. Esto influye directamente en nuestro cerebro y por consiguiente en nuestro problema de ansiedad.

En segundo lugar, el ejercicio físico nos hace segregar endorfinas, las cuales juegan un papel determinante en la ansiedad. Las endorfinas son las responsables de nuestro bienestar, físico y emocional. A más liberación de endorfinas, mayor sensación de placer y bienestar.

En tercer lugar, el deporte hace que suba nuestra autoestima al ver que cada día vamos mejorando. Por poner un ejemplo: – Si empezamos a correr hoy durante media hora al día, en 1 semana podrás notar como cada día llegas más lejos, te cansas menos, corres más deprisa y tu físico va mejorando. Esto aumentará muchísimo tu autoestima y por consiguiente tu ansiedad se reducirá notablemente.

El cuarto motivo por el cual el ejercicio físico es importante cuando tenemos ansiedad, es precisamente porque mientras lo practicamos, podemos mantener nuestra mente completamente distraída y libre de preocupaciones. Esto junto al ejercicio en sí mismo, nos ayudará a tener la mente mucho más clara y despejada. Por último, el deporte nos ayuda a crear una sensación de agotamiento físico que hará que podamos dormir mucho mejor por la noche. A medida que nuestro descanso nocturno mejora, la ansiedad también mejora de forma directamente relacionada. Importante: Empieza desde hoy mismo a valorar la posibilidad de practicar deporte. No hay más excusas que las que tú quieras poner. Todos podemos salir a correr a la calle media hora al día. Solo necesitas un chándal y unas deportivas. Pronto sentirás la gran adicción a sentirte bien practicando un estilo de vida positivo.

LA HIGIENE Y EL CUIDADO PERSONAL

Después de hablar con muchísimos miembros estos últimos años, me di cuenta de que no he sido el único que descuidó su aspecto mientras tuve ansiedad.

He podido comprobar que muchísimas personas con ansiedad, afirman haber descuidado su imagen personal desde que sufren ansiedad. Esto es algo que no debemos permitir bajo ningún concepto ya que solo influirá negativamente en nuestra autoestima destruyéndola más y más. Es posible que pases mucho tiempo en casa ahora que tienes ansiedad, que no te apetezca salir como antes, y eso hace que hayas dejado de lado tu imagen. Has dejado de arreglarte y en definitiva “verte bien”. Nuestra imagen personal, es un factor determinante para mejorar nuestra autoestima. Cuando nos vemos guapos, no sentimos bien y cuando nos vemos feos, nos sentimos mal.

Como he dicho en algún capítulo anterior, paradójicamente, cuando sufrimos ansiedad, tendemos a hacer todo lo contrario a lo que deberíamos hacer para mejorar. Descuidar tu higiene y tu cuidado personal, solo te hará sentir peor, te creará más frustración, y tu ansiedad seguirá ahí presente. Desde hoy mismo, debes llevar una rutina de higiene. Levántate a tu hora, date una ducha, aféitate o maquíllate, ponte esa ropa que tanto te gusta (aunque solo sea para estar en casa). Verse bien es muy importante, pero lo es más cuando tenemos ansiedad ya que ahora es el momento más importante de nuestra vida en el que debemos aumentar y potenciar nuestro amor propio y nuestro auto concepto.

AFICIONES Y HOBBIES

Según Richards, caer en la rutina, puede causar aburrimiento y esto trae consigo frustración que a su vez crea ansiedad. Todo funciona como un efecto dominó que debemos evitar en todo momento. No debemos caer en la rutina del aburrimiento.

Posiblemente, nuestro trabajo ya sea demasiado monótono y esto es algo que no podemos cambiar como nos gustaría. Sin embargo, sí que podemos romper la monotonía de nuestras horas libres.

La práctica de ciertas aficiones o hobbies, pueden convertirse en una gran terapia para mantener la mente distraída y para aumentar muchísimo nuestra autoestima. Practicar algo que te resulte agradable y entretenido, te ayudará a desconectar de la rutina, de tus preocupaciones y además te ayudará a crear una gran destreza y habilidad en aquello que hayas decidido practicar. Todo esto suma una buena lista de ingredientes para mejorar notablemente nuestra autoestima y por consiguiente a reducir nuestra ansiedad. En ocasiones la ansiedad funciona como aquel dicho de “un clavo quita otro clavo”. Esto quiere decir que podemos despejar y desplazar la ansiedad fuera de nuestra mente, si la mantenemos ocupada realizando otras tareas que nos mantengan entretenidos.

Recuerda que, al principio, puede parecer una tarea complicada, o incluso que mientras practicamos nuestro hobbie los primeros días, no podamos dejar de pensar en la ansiedad, pero a medida que nos vayamos enganchando, podrás darte cuenta como cada vez dejas de pensar más y más en la ansiedad.

AUTOAFIRMACIONES

Volvemos una vez más con las autoafirmaciones ya que me doy cuenta cada día del impacto tan positivo que traen cuando las practican los miembros con los que hablo. Además de una gran técnica para mejorar nuestra autoestima, las auto afirmaciones pueden ayudarnos a corregir cualquier conducta personal que no nos guste. Debemos recordar siempre que las auto afirmaciones deben ser siempre positivas y constructivas y nunca negativas.

Debemos premiarnos cada vez que hacemos algo bien o cada vez que conseguimos algún logro.

Nuestra autoestima crece muchísimo más con nuestros propios elogios que con los elogios ajenos. Las autoafirmaciones, además, son una terapia capaz de modificar aquellos pensamientos que nos estén creando problemas. A través de las autoafirmaciones positivas podemos cambiar nuestras “creencias limitantes” y conseguir ser como nos gustaría ser.

REFLEXIONES

Existen muchísimas técnicas que nos van a ayudar a mejorar muchísimo nuestra autoestima. Yo como siempre, redacto aquellas que me han sido útiles y que he podido comprobar que también son útiles para el resto de personas.


Autor desconocido