Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CÓMO LLENAR TU VIDA DE LUZ Y DEJAR ATRÁS LOS PROBLEMAS QUE TE PREOCUPAN



Marzo 13, 2018, 07:05:30 am
Leído 149 veces

Desconectado adonis

  • Hero Member
  • *****

  • 974
    Mensajes

  • Karma: 0

CÓMO LLENAR TU VIDA DE LUZ Y DEJAR ATRÁS LOS PROBLEMAS QUE TE PREOCUPAN


A la gran mayoría de nosotros nos gustaría tener una vida mucho más luminosa: más alegre, más interesante y más tranquila.
El problema es que solemos tener bastantes preocupaciones que ocupan nuestra atención: problemas laborales, problemas económicos, problemas de salud, conflictos, discusiones, malentendidos, etc.
Una pregunta importante es: ¿por qué?
¿Por qué tenemos tantas dificultades?
A menudo pensamos que es por culpa del mundo donde vivimos y de la gente que nos rodea, pero no es así en absoluto.
Hay un motivo mucho más profundo.
Y es muy importante comprenderlo bien para encontrar la solución definitiva y llenar nuestra vida de luz.

LA RAÍZ DE TODOS TUS PROBLEMAS

Para descubrir la causa de todos tus problemas y poderlos resolver, te propongo un pequeño ejercicio.
De entrada quizás te parecerá que no tiene mucho que ver con el tema del que estamos hablando, pero enseguida verás que sí. Nos enseñará muchas cosas sobre nuestra manera profunda de funcionar.
El ejercicio es el siguiente: imagínate un momento que eres escritor y que tienes que inventarte una historia para una novela.
¿Qué tipo de historia te inventarías?
Piénsalo un momento. No hace falta que te inventes la historia entera, por supuesto, pero piensa un momento en cuál sería la idea principal.
Con toda probabilidad, la primera idea que te vendrá a la mente será una historia sobre un protagonista que tiene que resolver algún tipo de problema. El problema puede ser una guerra, un asesinato, algo que se ha perdido, un conflicto amoroso o cualquier otra situación que haya que resolver. Puede ser de muchos tipos, pero seguramente habrá algún tipo de problema.
Y, muy probablemente, cuando el problema se resuelva, la historia se acabará. Si hay una guerra, la historia se acabará cuando la guerra termine. Si hay un asesinato, la historia se acabará cuando el misterio se resuelva.
Prácticamente todas las historias que nos inventamos son así.
El tipo de problema cambia, pero la estructura básica casi siempre es la misma.
Esta manera de crear historias es tan habitual que nos parece que no hay más opciones, pero no es así. Podría ser de muchas otras maneras perfectamente.
Podríamos inventar historias donde los protagonistas fueran felices todo el rato. O por lo menos podríamos continuar explicando más cosas una vez ya han resuelto el problema al que se enfrentaban.
Pero no lo hacemos.
Y no lo hacemos porque no sabemos cómo hacerlo.
Nos falta creatividad en este aspecto.
Hay algunas excepciones, por supuesto, pero en general nos cuesta mucho inventar historias interesantes sin utilizar el recurso de inventar un problema.
Si no hay problemas por resolver, se nos ocurren muy pocas cosas que contar.
Y este hecho tiene una gran repercusión en nuestra vida.

LA HISTORIA QUE CUENTAS ES LA VIDA QUE VIVES

El hecho de que nos cueste inventarnos historias sin problemas es un reflejo directo del estado actual de nuestra mente.
Nos cuesta inventarnos historias sin problemas porque, en la vida en general, nos cuesta mucho pensar en cosas que no sean problemas.
De la misma manera que nos cuesta mucho inventarnos una novela donde el protagonista no tenga problemas, nos cuesta mucho llenar nuestro día a día de pensamientos que no sean sobre problemas.
Pensar, al igual que escribir, es una actividad creativa, porque para tener pensamientos hay que crearlos.
Y nos falta creatividad mental.
Nos falta desarrollar la capacidad de crear pensamientos que vayan más allá de una vida llena de obstáculos y preocupaciones.
Nos falta imaginación positiva.
Y por esto tenemos tantos problemas.
No hay que olvidar que nuestra mente es la herramienta que crea la realidad. Todo lo que nos pasa surge de nuestros pensamientos.
Así que si nos cuesta mucho pensar en cosas que no sean problemas, nos costará mucho tener una vida sin problemas.
A menudo pensamos que una vida plena y feliz no existe.
Pero sí que existe.
Lo único es que de momento no somos capaces de pensar en ella.

CÓMO TENER UNA VIDA PLENA Y LLENA DE LUZ

Si queremos tener una vida llena de luz y sin problemas, solo hay un camino posible: tenemos que aprender a pensar en una vida llena de luz y sin problemas.
Y no solo de vez en cuando, sino de forma constante.
Tenemos que desarrollar nuestra creatividad mental y aprender a llenar todo nuestro tiempo de pensamientos constructivos, interesantes y positivos. Tenemos que aprender a hablar de temas positivos, pensar en cosas positivas y leer y escribir libros con historias positivas.
No es nada fácil, porque llevamos toda la vida haciendo lo contrario, pero podemos hacerlo perfectamente. Nuestra mente tiene plenas capacidades para conseguirlo.
Y todo empieza con la intención sincera de empezar a pensar de forma más constructiva.
La próxima vez que quedes con un amigo, intenta tener una conversación interesante sin hablar de problemas.
La próxima vez que un niño te pida que le expliques una historia, invéntate un cuento apasionante que no tenga ningún problema.
La próxima vez que te sientes en el sofá a pensar, centra tu energía en imaginar soluciones y no problemas.
Utiliza la creatividad de tu mente para idear pensamientos cada vez más imaginativos, constructivos y luminosos.
Recuerda siempre que las historias que contamos son las historias que vivimos.
Es hora de empezar a contar historias llenas de luz.
Un gran abrazo,

Jan