Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CÓMO CURARSE DE UNA MADRE TÓXICA. PAUTAS QUE TE AYUDARÁN.



Agosto 03, 2018, 07:15:37 am
Leído 102 veces

Desconectado lucía riaño

  • Sr. Member
  • ****

  • 288
    Mensajes

  • Karma: 1

CÓMO CURARSE DE UNA MADRE TÓXICA. PAUTAS QUE TE AYUDARÁN.
« en: Agosto 03, 2018, 07:15:37 am »
CÓMO CURARSE DE UNA MADRE TÓXICA. PAUTAS QUE TE AYUDARÁN.

Llega el día en el que te paras, y dices ya está, no puedo más. Después de años sintiéndote no querida por tu propia madre, confirmas que tu madre es tóxica. El alivio es inmenso. ¿Pero ahora qué? ¿Te puedes curar de una madre toxica? SÍ. Puedes ser feliz, disfrutar del amor… Puedes curarte tras años siendo la víctima de una madre desalmada.
Pues sí, hay cura y esperanza. Te vas por fin a conocer, a encontrarte a tú misma. Pero como todo, lleva su tiempo. No es fácil borrar la huella que tu madre tóxica ha dejado en tu cuerpo y alma.

UNA VEZ ENTENDEMOS QUE NOS HA PASADO, NOS DAMOS CUENTA QUE NO HEMOS SIDO NOSOTRAS LAS LOCAS, SENTIMOS CIERTO ALIVIO. AHÍ EMPIEZA NUESTRO PROCESO DE CURA.

Ahora viene el arduo trabajo de reprogramar nuestra mente. De borrar todos esos pensamientos negativos sobre nosotras mismas,… esos miedos. ¿Cómo? Te dejo unas pautas que funcionan, ya que son miles las víctimas las que las hemos seguido y hemos conseguido tener una vida plena y serena.
Es posible curarse del abuso de una madre tóxica. Todo comienza con la decisión de que el legado de la vergüenza y el dolor vivido, no estén en el nuevo camino que emprendes.

PAUTAS PARA CURARSE DE UNA MADRE TÓXICA

Una vez reconocido el problema, tu madre y no tú, aquí te dejo unas pautas a seguir que te van a ayudar a encontrarte y moverte hacia delante.

I.   ESTA BIEN ALEJARSE DE TU MADRE TÓXICA
Es una decisión difícil, pero es una de las más importantes. Los humanos, somos seres sociales. Aunque socialicemos con gente que no nos conviene nos quedamos unidos a una relación aunque sepamos que nos hace daño. Más si esa persona de la que queremos separarnos, es nuestra madre. Pero para nuestra salud, la única solución es alejarse de nuestra madre. No importa que la quieras, está rota hasta el punto que solo te seguirá lastimando por dentro y por fuera. Pero tú no eres responsable de ella, ni de la relación que mantiene contigo. No tienes ninguna obligación de seguir siendo abusada, menospreciada, humillada ni avergonzada. Tu proceso de cura empieza cuando esperas más para ti. Dar el primer paso y alejarse de ella para que no te torture más es el primer paso firme hacia tu recuperación.

II.    TAMBIÉN ESTA BIEN NO ALEJARSE.
No seas dura contigo misma, si después de ver que tu madre es tóxica sigues con ella. El hecho de ver como es tu madre y no alejarte de ella, puede desencadenar  auto-odio. Pueden aflorar sentimientos de culpabilidad en ti: “Por qué no soy lo suficiente fuerte”. A veces la lealtad la tenemos tan arraigada que se interpone en el camino de la autoprotección. Acepta donde estas y como estas por ahora.  Se necesita un extremo coraje y fuerza para continuar la relación con tu madre sabiendo que te hace daño.  Cuando estés lista, darás el paso hacia algo diferente. Pero por favor no te martirices, si no lo haces ahora.

III.   SE REALISTA.
Si decides seguir la relación con tu madre, debes de saber que está bien ponerle límites. Hazte respetar, hazle saber que hay cosas que te molestan. Amate, pero no mantengas la relación si no puedes aceptar que el amor que te mereces nunca te va a llegar. Se realista, ya te hubiera llegado. Acepta su comportamiento como lo que es: consecuencia de sus locuras, no las tuyas. Rodéate de una burbuja que haga que sus palabras abusivas reboten. Amate y respétate.

IV.    SE DUEÑA DE TU DERECHO AL AMOR Y AL RESPETO
Las víctimas de abusos emocionales por parte de nuestra madre, somos fácil presa para otras personas tóxicas. Has de saber que tienes derecho a establecer condiciones en tus relaciones. Todos debemos tratar con bondad, generosidad y respeto a los demás. Más si cabe a los que amamos. Si ves que los demás no te tratan así a tú, tienes derecho a alejarte de esa persona tóxica. Cerrarle la puerta en las narices y no volvérsela a abrir nunca.

V.    CUIDADO CON TU PROPIO COMPORTAMIENTO TÓXICO
Tú lo has vivido, por eso conoces los comportamientos que destruyen. Todos somos humanos, y cometemos fallos. Pero el comportamiento tóxico  es  repetitivo, y sabes que puede dañar a tus hijos como te dañó a ti. No tienes por qué ser un producto de la crianza cruel e inepta que tuviste. Y esto empieza con la decisión valiente de que el círculo va a parar contigo. Las personas que deciden parar con el legado tóxico, son héroes y pueden cambiar el mundo. Recuerda, estamos aquí para construir seres especiales, no para romperlos. Piensa que tu vida podría haber sido muy diferente si hubiera sido tu madre la valiente que rompiera el círculo del abuso.

VI.    ESTÁ PERMITIDO QUE COMETAS ERRORES
Has sido criada para creer que no eres lo suficientemente lista, guapa, divertida, fuerte, inteligente,……Pero la verdad es que eres más que suficiente para cualquier cosa que te propongas. Ábrete a esta posibilidad y analiza que pasa a tu alrededor. No tienes porque depender de nadie, puedes hacerlo tu sola. Lo que te propongas. Sí, te equivocaras. Pero cometer fallos no te hace una perdedora. Eso es lo que tu madre te enseñó. Pero no es verdad. Date permiso para cometer miles de fallos. Prueba a hacer todo aquello que siempre quisiste y no te atreviste por miedo a no hacerlo bien. Eres más valiente, lista, guapa,… de lo que crees. Sal y comete errores.

VII.    NADIE ES DEL TODO BUENO, NI DE TODO MALO. NO TE SIENTAS CULPABLE.
Una de las cosas que hace difícil separarse de tu propia madre, es que recordarás cosas buenas de ella. Incluso una madre tóxica puede ser buena, aunque lo haga para manipularte. Pero a ti esas migajas de amor te llenaron, y ahora las usas para justificar que no es tan mala. Hasta que recuerdas cada una de las cosas por las que te hizo pasar, y…. te das cuenta que no, no es buena contigo. Por eso, fíjate en lo que ella ha dejado en ti. Si te ha hecho infeliz, puedes irte. Y si te sientes culpable por irte porque la vez débil, vieja, frágil, pues también está bien que te quedes. Tú controlas la relación, y tienes derecho a irte o a ponerle límites. Solo te recomiendo, que lo que hagas, lo pienses bien, con claridad de mente, no te quedes porque te están manipulando. Aunque quedarte creas que no son suficientes para recuperarte, el simple hecho de saber de sus manipulaciones es un gran cambio para ti.

VIII.     ABRE TU CORAZÓN
Curarse de lo vivido con una madre tóxica supone empezar decidiéndose así misma que los mensajes que te han dejado vacía y con miedo son falsos. Supone abrir un corazón que ha estado cerrado durante demasiado tiempo, y recibir el amor, la aprobación y la validación que han sido siempre tuyas. Ama, amate y déjate amar.

IX.   REPROGRÁMATE, RECONSTRÚYETE
Un ambiente familiar tóxico, es desastroso para el cerebro de una criatura. Como modo de protección, las víctimas de  los abusos de nuestras madres, “cerramos nuestro cerebro” para protegernos de la toxicidad.  Cuando esto ocurre, como cuando somos expuestos a  períodos prolongados de estrés, el cerebro enlentece el ritmo al que crea nuevas neuronas (neurogénesis), haciéndonos vulnerables a la ansiedad, depresión, pérdida de memoria, reducción de inmunidad, perdemos vitalidad, y sufrimos enfermedades (ha sido probado que los que hemos sufrido abusos en la infancia sufrimos cambios neuronales en el cerebro).

Pero también se sabe con absoluta certeza, y lo hemos probado miles de víctimas, que  le podemos dar la vuelta al dolor sufrido. El ejercicio, una mente positiva, practicar el mindfulness, una dieta sana, el contacto con la naturaleza,….ayudaran a reconstruir tu cerebro y curar el perjuicio causado por tu madre tóxica. Un cambio de mente ayudará a incrementar la neurogénesis, lo que te ayudara a construir tu  resiliencia y capacidad de adaptación, incrementará tu vitalidad lo que te ayudara a protegerte contra la depresión y la ansiedad.

Separarse y liberarse de una madre toxica es duro, pero no imposible.  Con tu firme decisión de salir de donde estas y moverte hacia adelante, hay miles de vidas que puedes vivir. Se valiente, te mereces una vida llena y feliz. Te corresponde. Siempre te lo has merecido.


https://hijademadretoxica.com/wp/como-curarse-de-una-madre-toxica-pautas-que-te-ayudaran/