Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 SER MUJER EN MÉXICO: UNA PESADILLA QUE LAS MEXICANAS TENEMOS QUE VIVIR EN LA REA



Febrero 02, 2019, 07:03:46 am
Leído 171 veces

Desconectado Irene Zambrano

  • Hero Member
  • *****

  • 662
    Mensajes

  • Karma: 0

SER MUJER EN MÉXICO: UNA PESADILLA QUE LAS MEXICANAS TENEMOS QUE VIVIR EN LA REALIDAD


Ser mujer en la actualidad en cualquier parte del mundo es, de por si, arriesgado. Pero ser mujer en un país como México es, innegablemente, una lucha diaria por sobrevivir....


Según un informe de la ONU, 2, 559 mujeres fueron asesinadas en 2017 en América Latina, (no incluye las 3 430 víctimas contabilizadas en México en ese año).


En México,  la muerte violenta de mujeres por razones de género está tipificada como feminicidio a nivel estatal y federal, y es considerada la forma más extrema de violencia contra la mujer.  No obstante, resulta lamentable que el país donde más casos de feminicidios se han registrado  desde que comenzó el 2019 al día de hoy es, precisamente, México, donde ha habido más de 100.

En promedio, en nuestro país 9 mujeres son asesinadas cada día, sobrepasando las cifras de otros países. Pero eso no es todo, 6 de cada 10  mexicanas hemos vivido algún episodio de violencia a lo largo de nuestra vida (cabe resaltar que durante 2018, las llamadas de emergencia al 911 relacionadas con incidentes de violencia contra las mujeres fueron un millón 130 mil 411, y entre las causas de mayor incidencia están la violencia familiar, violencia de pareja y violencia contra la mujer. Dichas llamadas, fueron registradas por los 194 Centros de Atención de Llamadas de Emergencia en todas las entidades federativas)


Hay que reconocer que se complica hablar de cifras reales, debido a que solo se denuncia el 20 por ciento de los asesinatos de mujeres. Pero eso no es lo peor, no todos esos crímenes son tipificados como feminicidios, pues muchas veces, los ministerios públicos lo siguen clasificando como otro tipo de homicidio, por lo que hay un sub-registro de casos. Otro porcentaje se queda en la estadística de desaparecidas, porque sus cuerpos nunca aparecen. Sin embargo, con las cifras que hay, de acuerdo con estadísticas del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), del 2015 al 2018 (en tan solo 3 años), las cifras de feminicidios se DUPLICARON.



Ante ese deplorable panorama, duele imaginar cuántas niñas y mujeres han sido asesinadas en México.

MAPA DE FEMINICIDIOS EN MÉXICO: https://feminicidiosmx.crowdmap.com/main

Actualmente, solo en 12 de las 32 entidades del país se han declarado Alertas de Violencia de Género contra las Mujeres, en municipios de los estados de México, Morelos, Michoacán, Chiapas, Nuevo León, Veracruz, Sinaloa, Colima, San Luis Potosí, Guerrero, Quintana Roo y Nayarit.

A pesar de contar con la Alerta de Violencia de Género, el Estado de México, Veracruz y Nuevo León, son los primeros lugares de feminicidios cometidos el año pasado. Lo que nos obliga a preguntar : ¿de qué ha servido la Alerta?

Como hemos dicho, los feminicidios son la manifestación extrema de las conductas misóginas que se reproducen en este país, sin embargo, la escalada de violencia comienza con miles de mujeres que día a día viven una realidad violenta y son víctimas de agresiones (dentro y fuera del hogar) que violan sus derechos humanos, especialmente su derecho a una vida libre de violencia.
Por todo lo anterior,  tristemente ya no basta hablar de defender valores esenciales como la dignidad y la libertad, valores que son intrínsecos desde que nacemos  en cada ser  humano (incluídas las mujeres, por supuesto), sino que  para lo que hoy estamos viviendo (mejor dicho, padeciendo),  debemos hablar de cómo resguardar nuestras vidas y de cómo poder  sobrevivir ante las violencias que se ejercen en contra de nosotras, las mujeres. Hoy, la lucha de las mujeres es  por el puro derecho fundamental de existir, de sobrevivir, de respirar... Nuestro derecho a vivir nos está siendo arrebatado de múltiples formas y de maneras absolutamente brutales e injustificables.

Sin embargo, a pesar de cifras y noticias que sabemos gracias,sobre todo, a las redes sociales, las autoridades dicen que no solo desaparecen y asesinan mujeres, sino que la violencia está generalizada;  casi no suelen mencionar la palabra FEMINICIDIOS, sino que hablan de "homicidios", de "falta de valores" de "desintegración familiar" Si, todo eso es válido e importante, pero la violencia contra las mujeres es de tal gravedad que debe tomarse con verdadero ahínco y ánimo de erradicarla antes de que nos desaparezcan del mapa. 

Ante los casos más recientes de violencia feminicida, el titular del ejecutivo en México dijo:

“...Yo espero que podamos reducir la violencia y en particular los homicidios, que son muchos; me preocupa que tengamos hasta 80 homicidios diarios, duele mucho.... Yo quiero también llamar la atención sobre algo, si logramos que mejoren las condiciones de vida y de trabajo, que hay empleo, que hay ingresos, que se detenga el grave problema de la desintegración familiar”.

De lo anterior, me atrevo a resaltar lo siguiente:

1. Él habla de homicidios en general, no de feminicidios.
2. Ha dicho que la atención a niñas y niños es prioritaria (nunca habla de las mujeres).
3. Le duele lo que pasa (no le indigna, ni le asombra, ni da soluciones, solo le duele)
4. Desde que comenzó su administración, enfatiza que su labor es mejorar las condiciones de vida del pueblo, pero jamás, que yo haya escuchado, ha hablado sobre el tema de Derechos de las Mujeres.
5. ....

El nuevo gobierno, al igual que los anteriores, no se ha enfocado ni interesado en avanzar en el tema de la condición de vida de las mujeres mexicanas. Salen y entran gobiernos de partidos distintos o iguales y seguimos en las mismas,  o sea, la indolencia no es específica  de un partido u otro, ni es asunto de preferencias ideológicas políticas (yo no tengo ninguna), pero sí considero, como mujer y mexicana que soy, que para estas alturas de la vida,  ya deberíamos haber avanzado. La cantidad de violencia y feminicidios demuestran que estamos viviendo en la era de las cavernas.

La famosa "4a. transformación", de la que tanto habla este nuevo gobierno, debe incluir a las mujeres... ¿o no?. Sí, es verdad, al parecer hay mayor participación política de mujeres, pues hoy,  a diferencia del pasado, varias mujeres ocupan puestos que antes no se les otorgaba, sin embargo, hasta el día de hoy en el que NO VEMOS AVANCES, me pregunto ¿qué hacen ellas en esos puestos para luchar por las demás?

¿En qué momento se toma con especial atención la incidencia de los  feminidicios? ¿Cuándo se ha hablado acerca de los derechos de las mujeres?, ¿Sabrán que el machismo es un sistema muy arraigado y que tiene por objetivo someter a las mujeres de la forma que sea?  No, esto no  se arregla solo con empleo, palabrería y buenas intenciones. Por tanto, mi pregunta es:  ¿Qué tenemos que hacer  las mujeres para salvar nuestras vidas mientras los gobiernos de los 3 niveles actúan para llevar a cabo medidas de prevención, atención y sanción en pro de las mujeres, tal y como lo dictan los acuerdos internacionales?


LAS CAUSAS DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES Y LOS FEMINICIDIOS  SE LLAMAN MACHISMO E IMPUNIDAD:

La violencia contra las mujeres debe ser tratada y atendida de forma específica, ya que es un tema de violencia estructural que nuestro país no ha atendido. Somos un país machista que ha incrementado tanto en violencia como en impunidad. Gracias a eso, hoy existen  muchas personas vinculadas a hechos criminales,  hay asesinos seriales que están libres y están armados; existe un número muy alto de hechos delictivos que quedan en la impunidad, eso significa que se puede violentar y hasta asesinar a cualquier niña o mujer y no pasa nada. La impunidad  es el mejor estimulo para que se repitan esos hechos. Es por eso, que en un país machista como México, donde pululan agresores con  creencias machistas y misóginas, observan  historias de violaciones, feminicidios, de crimen y de ilegalidad, armados o no, tienen  la certeza de que, hagan lo que hagan,  no va a pasarles nada–, y  así optan por tomar los cuerpos y  las vidas de las mujeres....

... No señores, la violencia generalizada no debe ser un pretexto para confundir, justificar ni  para invisibilizar la violencia de género. Es solo un argumento absurdo y una forma más de negar la gravedad del problema en el que las mujeres nos encontramos por el simple hecho de ser mujeres....

Si, sabemos que hay muchas cosas que deben componerse, luego del "cochinero" que dejaron los gobiernos anteriores, tales como combatir la corrupción, eliminar la toma clandestina de combustible, minimizar el desempleo, optimizar la educación, fomentar los valores y la lectura, etc, etc, etc, etc... Mi pregunta es: ¿Y las mujeres para cuándo?, ¿en dónde entra el rubro de la equidad, la perspectiva de género, la lucha para erradicar la pobreza femenina, la batalla para acabar con estereotipos y el machismo....? ¿Cuándo veremos alguna propuesta y, sobre todo, acción para acabar con la violencia que padecemos las mujeres?


¿QUÉ ES SER MUJER EN MÉXICO?
Mientras escribo esto, recuerdo que hace unas semanas recibí un correo proveniente de otro país, donde, entre otras cosas me pregunta: ¿qué es ser mujer en México? Hoy, respondo con el corazón lleno de lágrimas:

Ser mujer en México, sin importar nuestra edad, implica vivir en un riesgo constante, en un peligro casi inminente...

Ser mujer en México es vivir con miedo y, aún así, salir diariamente con un alto grado de incertidumbre sobre lo que nos pueda ocurrir en el camino, siendo vulnerables ante los ojos de cualquiera...

Ser mujer en México, a la vez, implica ser muy valientes para vivir presas en un hogar donde somos maltratadas, y para salir a recibir cualquier cantidad de abusos por parte de conocidos y extraños...

Ser mujer en México es saber que vivimos en una sociedad machista que normaliza y naturaliza todos los tipos de violencia, tanto la que se produce dentro del hogar como fuera de el...

Ser mujer en México es saber que si sales de tu hogar, o te quedas en casa, de todos modos no estarás segura...

Ser mujer en México es vivir en desigualdad y, por tanto, recibir ataques de todo tipo sin importar nuestra edad, condición, profesión, oficio ni estado civil...

Ser mujer en México implica haber crecido con esas enseñanzas (producto del machismo) en las que los abusos son cotidianos, habituales y naturalizados...
Ser mujer en México es saber que  los crímenes contra las mujeres aumentan día con día y ninguna autoridad hace nada al respecto...

Ser mujer en México es padecer  la indiferencia social e institucional; es ver crudamente como la impunidad y la angustia nos invaden y ponen en peligro nuestras vidas y las de nuestras hijas...

Ser mujer en México es vivir en el más absoluto abandono de las autoridades que, muchas veces, desconocen y no garantizan nuestros derechos...

Ser mujer en México  es tener que escuchar propuestas absurdas (según, para protegernos) como los "toques de queda"...

Ser mujer en México es avanzar un paso en  políticas públicas,  y retroceder 10 (como la desaparición del Instituto Jalisciense de las Mujeres)...
Ser mujer en México es saber que en la calle, en el  transporte, en el trabajo o en la escuela, recibirás acoso de niveles muy bajos, atentando en contra de tu autoestima y de tu integridad mental y emocional,  pero que en la cultura machista se llama "echar piropos", y hay que tolerarlos o ignorarlos...

Ser mujer en México es aprender, desde niñas, los estereotipos que marcan la desigualdad, donde a los hombres se les relaciona con la fuerza y libertad y a las mujeres con la sumisión y la obediencia...

Ser mujer en México es, muchas veces, sinónimo de injusticia, desesperanza, desolación,  desconsuelo, resignación....

Ser mujer en México es saber que,  si nos atrevemos a denunciar,  no seremos escuchadas ni nos creerán. Seremos tratadas como "locas". "exageradas", "irresponsables".... es decir, seremos revictimizadas y tachadas como las culpables de los agravios que hayamos recibido...

Ser mujer en México, si no te quedas callada, es doblemente riesgoso...

Ser mujer en México puede empeorar si, además, eres indígena, discapacitada,  anciana,  niña,  o pobre... y será una catástrofe si se juntan varias de estas condiciones...

Ser mujer en México es criar a nuestras hijas en un ambiente de terror y vivir con la angustia constante de lo que pueda pasarles...

Ser mujer en México es estar consciente de que el machismo perdurará por mucho tiempo, pues no hay pistas de que se intente educar o reeducar a los hombres en ámbitos de igualdad con el fin de minimizar los efectos de la violencia contra las mujeres...

Por tanto, ser mujer en México implica que nosotras, siendo las víctimas de los acosadores, agresores, violadores y asesinos, seamos quienes debamos modificar nuestros hábitos, protegernos, evadir a cualquier sospechoso, poner en práctica técnicas de auto cuidado, y todo con el fin de proteger nuestra integridad, pues a los agresores nadie los educará para cambiar su comportamiento abusivo (por ejemplo, los casos de acoso en el metro).

Ser mujer en México es ser condenadas  por haber provocado, de alguna forma, a nuestros agresores: Por  vestirnos de tal forma, por no atender debidamente al marido, por salir a altas horas de la noche, por salir a trabajar tan temprano,  por tomar alcohol, por no gritar fuerte  mientras nos violan, por no correr mas rápido que el acosador, por no tener la misma fuerza que los tipejos que nos jalan para subirnos a una camioneta mientras nos secuestran..... Como sea, siempre seremos las culpables....eso es ser mujer en  México...

Ser mujer en México, ante la indolencia institucional, es aprender a auto-protegerse (aunque, seguramente, luego vendrán las consecuencias por habernos atrevido a defendernos  pateando o respondido de alguna forma al agresor).   En los últimos días, hemos sabido de múltiples ataques a usuarias del metro de la Ciudad de México, a través de las redes sociales hemos sabido de acosos que se han denunciado en el "metro" . Dado esos casos y ante la ignorancia, indiferencia e ineficacia de las correspondientes autoridades, hoy, muchas usuarias han optado por armar alianzas entre mujeres, tejer redes de confianza y de credibilidad respecto de lo que ocurre y ayudar a cualquiera que manifieste estar en peligro, ello, se suma a herramientas físicas.

Ser mujer en México es saber que no somos prioridad en las decisiones de ningún gobierno.  Entendemos que hay muchas problemáticas graves en el país y apoyamos que traten de resolverlas, pero el problema que vivimos las mujeres, siempre queda pendiente. Ayer la prioridad era acabar con el narcotráfico, hoy es terminar con la corrupción y el huachicol. ¿Y qué pasa cono los feminicidios que ocurren a lo largo y ancho del país,  para cuándo serán realmente atendidos? YA NO HAY TIEMPO. Necesitamos con urgencia que se actúe de inmediato para que las mujeres podamos sentirnos y vivir seguras.


Los feminicidios no son casos aislados ni excepciones, la violencia feminicida es la culminación de una violencia ascendente y sistemática...


Ser mujer en México es vivir en un país donde no hay protocolos de actuación coordinados entre las distintas administraciones, existen pocos recursos y menos mecanismos de rendición de cuentas, lo que impide la prevención, atención, investigación, sanción y reparación de la violencia de género contra las mujeres. Lo cual conlleva a más impunidad y más casos de violencia y feminicidios.


Ser mujer en México es tener que escuchar pacientemente las "soluciones" que dan ciertas autoridades: Cuídense, quédense en sus casas (como si ese fuera un lugar seguro), usen su silbato, hagan sus denuncias (como si los agentes del ministerio público estuvieran realmente capacitados y fueran ejemplo de eficiencia, rapidez y empatía).

Ser mujer en México es saber que hoy estás viva por pura casualidad y mañana... quien sabe.

Por lo anterior, y muchas cosas más, SER MUJER EN EL MÉXICO DE HOY, con la desigualdad a flote, la imperante impunidad y la desolación como acompañante, es la pesadilla que nadie quisiera tener, pero que las mexicanas tenemos que vivir en nuestra realidad.

Finalmente,  aclaro que yo amo a mi país. Estoy orgullosa de mis raíces, de su historia, de su gran cultura, de su maravillosa y variada gastronomía y de sus artesanías. Pero sobre todo, de sus mujeres y hombres (no machos). Me enorgullece ser mexicana, tanto como también ser mujer, por lo tanto,  no solo me duele lo que está pasando con nosotras, sino que me indigna y me llena de mucho coraje. México es conocido mundialmente por todas sus bellezas y riquezas naturales, pero también es conocido por su machismo y su misoginia, y peor aún, ya lleva tiempo de ser conocido como un país feminicida, y eso no causa orgullo, sino vergüenza y cierta impotencia. ¿HASTA CUÁNDO?


MUJERES:



La violencia y los feminicidios en niñas, adolescentes y mujeres crecen ante diversos factores, todos ellos vistos en un contexto de un país machista con una violencia estructural desatendida, corrupción, omisión dolosa y, principalmente, un alto nivel de impunidad.



Ser mujer en México implica seguir en pie de lucha, hasta conseguir ser escuchadas.

Exigimos que tanto los feminicidios como la violencia contra las mujeres tengan prioridad en las agendas de los tres niveles de gobierno, federal, estatal y municipal.


Hago un llamado a TODAS  a defender nuestros derechos.

Hay mucho que hacer, mucho que luchar y mucho que exigir para recuperar la tranquilidad que hemos perdido.

NO es momento para detenernos, nuestro derecho a vivir, y a tener una vida digna y libre de violencia debe ser el estandarte de nuestra revolución. 


Fuente: https://crisalidaunaesperanzaperenne.blogspot.com/2019/01/ser-mujer-en-mexico-una-pesadilla-que.html