Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 ESTAR SOLOS, ¿NUESTRO ESTADO NATURAL?



Febrero 27, 2019, 05:22:52 am
Leído 165 veces

Desconectado Paz

  • Hero Member
  • *****

  • 661
    Mensajes

  • Karma: 0

ESTAR SOLOS, ¿NUESTRO ESTADO NATURAL?
« en: Febrero 27, 2019, 05:22:52 am »
ESTAR SOLOS, ¿NUESTRO ESTADO NATURAL?

¿Y si el estado natural del ser humano es estar solo? Y no me mal entiendas, me sé de memoria lo del ser social (zoon politikon), y tampoco me refiero a estar de ermitaño en una cueva. Nos han programado a sentirnos obligados a estar acompañados, a buscar ansiosamente integrarnos en un grupo, a ser aceptados por otros aunque eso equivalga a ponernos máscaras, a aguantar situaciones tóxicas, a rogar por la atención y amor de alguien. ¿No sería mejor pensar que nuestro estado natural es estar solos? ¿No nos sentiríamos aliviados en esos ratos aislados del mundo y recurriríamos a ser nuestros mejores amigos? ¿No apreciaríamos más los momentos de compañía sabiendo que nadie te pertenece y que no le perteneces a nadie? ¿Qué es una maravillosa casualidad el compartir momentos con alguien, vivir al máximo al comprender que nada es para siempre, que todo acaba lo quieras o no lo quieras?

Tal vez viviríamos sin tanto drama, sin faltarnos al respeto a nosotros mismos, nos miraríamos más al espejo con una sonrisa, aceptándonos, amándonos. Disfrutaríamos más las relaciones sin preocuparnos por el final, sin resistirnos a ese final. Estaríamos en la vida de las personas el tiempo necesario para crecer y ayudar y luego nos alejaríamos a veces con un adiós, otras en silencio a causa de una decisión. Cerraríamos más nuestros ojos y nos preguntaríamos en silencio ¿cómo estás? Evitaríamos sentirnos incompletos por no seguir los esquemas de una sociedad donde los que buscan hacer sus propias vidas están mal, donde soledad es lo mismo que desolación, donde te llenan de miedos pintándote un futuro sin nadie al lado y que por lo mismo es conveniente bajar tu amor propio para que alguien se pueda fijar en ti y te haga el favor de amarte.

¿Y si nuestro estado natural es disfrutar la soledad y compartir nuestra plenitud en las relaciones con los demás? Evitaríamos llamarle falta de compromiso, egoísmo y fomentaríamos el dejar de buscar a nuestra media naranja dando por hecho que estamos incompletos y que ese vacío solo puede ser llenado por alguien, cuya obligación es hacernos felices. Viviríamos relaciones de familia, amistad y pareja en igualdad y libertad, sin exigencias ni presiones. Educaríamos a nuestros hijos en consciencia, mostrándoles que desde que nacieron tienen todo para ser felices en ellos mismos, que solo acepten relaciones donde los valoren, amen y acepten tal y como son.

No es malo estar solo, más bien hace falta encontrar esos momentos contigo mismo, apagar la tele, el celular, la música y quedarte en silencio en tu presencia, revisando tus pensamientos, identificando tus emociones, llenándote de amor. Rompiendo la ilusión de la separación, porque, aunque te sientas solo nunca lo estás, eres una chispa del universo y tienes en ti al universo; todos somos chispas, por eso estamos conectados, por eso vivimos juntos. Por eso llevamos a nuestros seres queridos que partieron y a nuestros amigos que están lejos en nuestro corazón, por eso recordamos con cariño a nuestra familia, por eso seguimos teniendo esa esperanza de encontrar a alguien con quien podamos sentirnos identificados y mostremos la ternura que está escondida en nuestro interior.

Disfrutemos la soledad para que, de esa forma, tengamos relaciones plenas. No temas a la soledad, acércate a ella, abrázala, vívela, al fin y al cabo, es nuestro estado natural.

Wilmer Ramírez Valdez
http://wiravaslp.blogspot.com/