Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CASI TODO SOBRE LA AUTOESTIMA (TRES)



Septiembre 18, 2011, 08:11:59 pm
Leído 2695 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 5685
    Mensajes

  • Karma: 4

CASI TODO SOBRE LA AUTOESTIMA (TRES)
« en: Septiembre 18, 2011, 08:11:59 pm »
ALGUNOS FACTORES PRINCIPALES DE AUTOESTIMA:

a.   Aceptación: Hay que identificar y aceptar nuestras cualidades y defectos.
b.   Ayuda: debemos plantearnos objetivos realistas.
c.   Tiempo: hay que sacar tiempo regularmente para estar solos con nuestros pensamientos y sentimientos. Debemos aprender a disfrutar de nuestra propia compañía.
d.   Credibilidad: prestar atención a nuestros pensamientos y sentimientos. Hagamos aquello que nos hace sentirnos felices y satisfechos con nosotros mismos.
e.   Ánimos: tomemos una actitud de: “PUEDO HACERLO”
f.   Respeto: no tratemos de ser alguien más. Hay que ESTAR ORGULLOSOS DE SER QUIENES SOMOS.
g.   Aprecio: hay que premiarse los logros, los pequeños y también los grandes. Recordemos que las experiencias son únicamente nuestras. ¡Disfrutémoslas!
h.   Amor: aprendamos a querer a la persona tan única que somos. Aceptemos nuestros éxitos y también nuestros fallos.
Las personas más cercanas a nosotros, (familiares, amigos), son las que más influyen, potencian y/o dificultan nuestra Autoestima. Dependerá de los sentimientos y expectativas de a quiénes estemos ligados afectivamente. Si los sentimientos son positivos, nos sentiremos mejor con nosotros mismos y esto nos ayudará a subir más nuestro grado de Autoestima. Pero si los sentimientos son negativos, la sensación que nosotros percibiremos nos provocará rechazo hacia nosotros, y por lo tanto hará que baje nuestro grado de Autoestima.



FORMAS ERRÓNEAS DE CONSTRUIR LA AUTOESTIMA:

1.   Alabar siempre por sistema, con independencia del comportamiento de esa persona en ese momento. No importa que estén fracasando en sus estudios, o que estén maltratando a sus compañeros y amigos, incluso también a sus familiares; que derroche el dinero y que viva sólo para satisfacer sus gustos y sus caprichos personales, sin pensar en las necesidades de los demás. Lo único que les importa es que se quieran cada vez más a sí mismo/a.
2.   No culpabilizarlos nunca de nada, suceda lo que suceda (para que no pasen por la humillación de sentirse avergonzados)
3.   No cuestionar ni criticar nunca lo que dicen o hacen, (para evitar que se enfaden)
4.   Rebajar los ideales de la vida, (para que luego no sufran posibles decepciones).
5.   Rebajar la exigencia todo lo que se pueda. Llegar a la tolerancia casi o totalmente.


La verdadera Autoestima se alimenta con la satisfacción que produce alcanzar nuevas metas por nosotros mismos. Y eso se consigue con el esfuerzo personal y el afán de superación del día a día. Y así nos sentiremos orgullosos de los logros que hemos realizado por nosotros mismos.
Una persona cuya Autoestima sea elevada se sentirá completamente válida para todo lo que le suceda en la vida. Todo lo contrario le pasará a quien tenga una Autoestima Baja, sentirá una inutilidad vital equivocada en cuanto a sus valores, ideas y forma de afrontar los retos diarios. En medio vemos a personas que alternan sentimientos de aptitud e inutilidad, actuando de forma sensata e insensata, derivando todo ello en una inseguridad manifiesta.
El ser humano, tiene la capacidad natural de desarrollar confianza y respeto hacia él mismo, y para todo lo que le rodea, basado en el pensamiento y la búsqueda de la felicidad.
Alcanzar una Alta Autoestima debería ser el objetivo de todos nosotros, ya que de este modo buscaremos una intelectualidad elevada, así como la consolidación de que merecemos ser felices. Pero como estaremos pensado en este momento, la realidad es otra, ya que millones de personas, quizás nosotros mismos, estemos rodeadas por sentimientos de inutilidad, inseguridad, dudas, miedo, rechazos, culpas…
En general, tener un concepto positivo y continuo de nosotros mismos es sumamente difícil, muy pocos lo consiguen, ya que la autosatisfacción es un trabajo duro que se realiza a lo largo de toda nuestra existencia. Medimos nuestra Autoestima en grados y hemos de tener siempre presente que la promoción de su desarrollo es la seguridad de que cada uno de nosotros es competente para vivir y merece la felicidad. Recordemos esta frase: “Desarrollar adecuadamente nuestra Autoestima es ampliar nuestra capacidad de ser felices”.
 Si reflexionamos sobre lo que acabamos de leer, llegaremos a la conclusión de que a todos nos interesa desarrollar nuestra Autoestima, por lo que vamos a indicar a continuación algunas ventajas de poseer una Autoestima elevada.
    

                                              
CUÁNTO MÁS ALTA SEA NUESTRA AUTOESTIMA:

•   Nuestra tendencia será a tratar a los demás con respeto, apoyo, partiendo de la idea de que no son una amenaza. Si nos respetamos a nosotros mismos, respetamos a los demás.
•   Las opciones que tenemos de establecer relaciones amistosas positivas se elevan, ya que lo semejante tiende a atraerse: personas positivas con otras positivas.
•   Tendremos más opciones de ser creativos a nivel personal y profesional.
•   Tenderemos a ser más ambiciosos, no sólo en el plano laboral, sino en el personal, emocional, espiritual, creativo, social, etc.
•   La percepción de nosotros mismos será mucho más elevada, siendo conscientes de nuestras vivencias, cuerpos, de aceptarnos tal y como somos.
•   Es un punto de partida muy importante para cualquier persona que inicia un proceso de coaching, ya que facilita que todo sea más sencillo y correcto.



LA INTROSPECCIÓN

“Para poder estudiarnos a nosotros mismos, tenemos primero, que salir de nosotros mismos.” (Morris Rosenberg)
En general, la mayoría de las personas recurren a la introspección movidas por la necesidad de identificar las causas de sus sentimientos o conductas, o de encontrar explicaciones a los sucesos que les afectan.
Igualmente, recapacitan cuando se enfrentan a decisiones importantes, o buscan formas de mejorar su bienestar. Con todo, para adquirir una eficaz capacidad de introspección se precisa una dosis de abundante esfuerzo, una actitud abierta, y sobre todo, se requiere constancia en la práctica. Naturalmente, las personas que son conscientes de los beneficios de analizarse a sí mismas practican con más interés y regularidad esta tarea.
Gracias a la facultad de poder distanciarnos mentalmente de nosotros mismos y actuar simultáneamente de protagonistas y de espectadores, podemos estudiarnos y conocernos mejor.
                                                  
Y no cabe duda de que aquellos que mejor conocen sus habilidades y limitaciones llevan ventaja a la hora de calibrar razonadamente sus posibilidades y ordenar sus prioridades. De ahí quizá la clásica y atinada recomendación de "¡Conócete a ti mismo!". Según algunos expertos en historia, los antiguos griegos atribuyeron este gran consejo a varios de sus sabios –Chilón de Esparta, Tales de Mileto, Sócrates, Pitágoras, y Solón de Atenas, entre otros- y lo inscribieron con letras de oro en el dintel de la entrada del templo de Apolo, en el monte Parnaso.
Tengamos claro que las alabanzas y consideraciones externas no generan nuestra Autoestima, ni tampoco las posesiones, matrimonios, paternidades, operaciones de estética, conquistas sexuales… todo esto puede conseguir una mejora momentánea principalmente exterior, que nos llevará a la comodidad, no a la Autoestima.



HACIA LA MEJORA DE LA AUTOESTIMA: COMPLETANDO ORACIONES.

Vamos a aprender a continuación una técnica que nos puede ayudar, basada en completar oraciones cuya finalidad es fomentar la auto-aceptación y el auto-conocimiento. Aunque parezca complicada, con un poco de esfuerzo, es muy sencilla.
Para ello, dispondremos de varios folios en blanco y un bolígrafo. Al inicio de cada uno de los folios, escribiremos cada una de las frases incompletas que expondremos más adelante. Tras exponer todas en su folio correspondiente manteniendo el orden indicado, comenzaremos a escribir rápidamente y sin apenas pensar, completando la frase del folio número uno, con unas ocho líneas aproximadamente. Así, sin parar hasta completar todos los folios. Las frases son las siguientes:


Folio 1
“A veces, al pensar en la vida, apenas puedo creer que en una época yo…” completar la frase en aproximadamente ocho líneas.

Folio 2
“Para mí no es fácil admitir que…” completar la frase en aproximadamente ocho líneas.

Folio 3
“No me resulta fácil aceptarme cuando yo…” completar la frase en aproximadamente ocho líneas.
                                                  
    Siguiendo el mismo orden, folios 4, 5, 6, etc., frases:
•   “Una de mis emociones que me cuesta aceptar es…”
•   “Una de mis acciones que me cuesta aceptar es…”
•   “Uno de los pensamientos que tengo que alejar de mi mente es…”
•   “Si yo aceptara más mi cuerpo…”
•   “Si aceptara más las cosas que he hecho…”
•   “Si aceptara más mis sentimientos…”
•   “Si fuera más honesto acerca de mis deseos y necesidades…”
•   “Lo que me asusta de aceptarme a mí mismo es…”
•   “Si otras personas vieran que me acepto más…”
•   “Lo bueno de no aceptarme podría ser…”
•    “A medida que aprendo a dejar de negar lo que experimento…”
•   “A medida que respiro profundamente y me permito experimentar la auto aceptación…”
•   “Comienzo a darme cuenta de que…”
•   “Comienzo a sentir…”
Este es el ejercicio que planteamos para, poco a poco, llegar a conocernos mejor. Es una opción personal que cada uno de nosotros puede hacer o no, pero aseguramos que si decidimos a rellenar las frases inacabadas, obtendremos una información muy válida para dar un paso más en el alcance de ese auto conocimiento que nos hará ser personas más equilibradas y felices.
Si pensamos en alguna situación que hayamos lamentado, tanto en nuestra vida laboral como personal, y que consideramos que no se puede volver a repetir, aquí tenemos la posibilidad del cambio, basado siempre en la auto aceptación. Pero el camino, ya adelantamos, que será largo y duro, ya que podemos negarnos a aceptar nuestra pena, envidia, sexualidad, recuerdos, limitaciones, inteligencia, odio, amor, a mi cuerpo, a mi mente, etc.


En el proceso de mejora de la Autoestima nos iremos dando cuenta poco a poco que la posesión de un concepto positivo y resistente de nosotros mismos, es claramente una de las metas más importantes que buscamos. Independientemente de nuestras habilidades o de las opiniones externas.
En esa búsqueda, es de suma importancia, lo que pensamos sobre nuestra conducta, sobre todo en relación a las auto-condenas que nos imponemos. El sentimiento de culpa altera la Autoestima positiva.

•   Al pensar en actuaciones pasadas con las que no me siento a gusto ¿Intento aprender de ellas para no repetirlas, o sigo atado a esas reacciones que seguramente se volverán a repetir?

Normalmente, nos sentimos culpables cuando:
•   Si al percibir algo realizado con anterioridad o que no hemos llevado a cabo, existe una sensación de minusvalía.
•   Se aprecia la sensación impulsiva de racionalizar la conducta mediante justificaciones.
•   Si alguien hace alguna referencia a esa conducta, la reacción es completamente a la defensiva.
•   Si la persona no se siente cómoda al tener que recordar y analizar la conducta en cuestión.

Lo que hemos de tener claro es, que poco a poco, hemos de construir nuestra propia moral, con principios y valores personales, tomados o no de otras personas, pero sobre todo que sean nuestros, y que hagan que nos sintamos bien al llevarlos a cabo, que no nos produzcan sentimientos de culpa.
De forma genérica, la culpa viene de la desaprobación de nuestros actos por parte de otros, padres, hermanos, parejas… en muchas ocasiones cuando decimos “me siento culpable por…” lo que realmente queremos decir es “tengo miedo de que mi pareja, padre o madre, sepan que hice esto y me critiquen o desprecien”.
Recordemos: lo importante es valorar nuestras acciones tomando como referencia nuestros valores.
En ciertas ocasiones la culpa que sentimos está muy relacionada con nuestra tendencia a ocultar sentimientos negados o que rechazamos, ya que podemos pensar que, por ejemplo, no he sido capaz de vivir conforme a las expectativas de otro.
Actuar en contra de nuestros principios, nos hace valorarnos menos día a día, ya que reBaja nuestra Autoestima.
Si procedemos según nuestros principios, veremos que estaremos mucho mejor con nosotros mismos, nos sentiremos más seguros y responsables totales de nuestras acciones, y en muchas ocasiones, puede que simplemente no pase nada o sea para mejor.

La Autoestima no es la adulación y glorificación externa, se trata de la situación en la cual una persona se siente en paz consigo misma, sin promover guerras internas o externas.
La Autoestima sana, es la capacidad de tener una base adecuada que responda de forma acertada ante posibles retos sentimentales, laborales, etc. La serenidad espiritual que conseguiremos, nos hará disfrutar más de la vida.


AUTOESTIMA
¿Qué es la Autoestima?

La Autoestima básicamente es un estado mental. Es el sentimiento o concepto valorativo, positivo o negativo, que tenemos de nosotros mismos.
La medida de la Autoestima se auto-impone, se cambia, y, la parte buena: se puede mejorar.
Se basa en todos los pensamientos, sentimientos, sensaciones y experiencias que sobre nosotros mismos hemos ido recogiendo, asimilando e interiorizando durante nuestra vida.
En lo más profundo de nuestro ser existe una imagen que nosotros hemos creado, aunque no estemos plenamente conscientes de ello, que refleja la idea que nosotros nos hemos forjado de quiénes somos como personas, y cuán valiosos somos con respecto a otros. Se corresponda o no con la realidad, esta imagen es nuestro punto de referencia con respecto al mundo que nos rodea, es nuestra base para tomar decisiones, y es nuestra guía para todo lo relacionado con nuestro diario gestionar en la vida.
Es a partir de los 5 o 6 años cuando empezamos a formarnos un concepto de cómo nos ven nuestros mayores, padres, maestros, compañeros, amigos, etc.
La Autoestima es el núcleo principal alrededor del cual orbita cada aspecto de nuestras vidas. Es muchísimo más importante de lo que podamos imaginar. Más del 90% de los problemas personales proceden de una insuficiente Autoestima.
Según como se encuentre nuestra Autoestima, ésta es responsable de muchos fracasos y éxitos, ya que estos están intrínsecamente ligados. Una Autoestima adecuada, vinculada a un concepto positivo de mí mismo, potenciará la capacidad de las personas para desarrollar sus habilidades y aumentará el nivel de seguridad personal; también es la base de una salud mental y física adecuada, mientras que una Autoestima Baja encauzará a la persona hacia el sentimiento o la realidad de la derrota y el fracaso.
La persona va creciendo y formando su personalidad dentro del ambiente familiar, que es uno de los principales factores que influyen en la formación de la misma, ya que le incorpora a ésta valores, reglas y costumbres que, a veces, suelen ser contraproducentes. Algunos de los aspectos ya mencionados son incorporados, a la familia, por medio del "modelo" que los educadores y la sociedad nos presentan, y éste es asimilado por todos los grupos sociales. Pero la personalidad de cada uno, no sólo se forma a través de la familia, sino también, con lo que ésta cree que los demás piensan de ella y con lo que piensa de sí misma.


AUTO-CONCEPTO:

Son una serie de creencias acerca de nosotros mismos, que se manifiestan en nuestra conducta. Incluye lo que somos, lo que pensamos y lo que hacemos en la vida diaria, individual, familiar, laboral y social.
¿De qué depende?
En nuestro auto-concepto intervienen varios componentes que están interrelacionados entre sí: la variación de uno afecta a los otros (por ejemplo, si pienso que soy torpe, me siento mal, por tanto hago actividades negativas y no soluciono el problema).


NIVEL COGNITIVO-INTELECTUAL:

Constituido por las ideas, opiniones, creencias, percepciones, y el procesamiento de la información exterior. Basamos nuestro auto-concepto en experiencias pasadas, creencias y convencimiento sobre nuestra persona.


NIVEL EMOCIONAL AFECTIVO:
Es un juicio de valor sobre nuestras cualidades personales. Implica un sentimiento de lo agradable o desagradable que vemos en nosotros.


NIVEL CONDUCTUAL:

Es la decisión de actuar, de llevar a la práctica un comportamiento consecuente.
Los factores que determinan el auto-concepto son los siguientes
•   La actitud o motivación: es la tendencia a reaccionar frente a una situación tras evaluarla como positiva o negativa. Es la causa que impulsa a actuar, por tanto, será importante plantearse los porqués de nuestras acciones, para no dejarnos llevar simplemente por la inercia o la ansiedad.
•   El esquema corporal: supone la idea que tenemos de nuestro cuerpo a partir de las sensaciones y estímulos. Esta imagen está muy relacionada e influenciada por las relaciones sociales, las modas, complejos o sentimientos hacia nosotros mismos
•   Las aptitudes: son las capacidades que posee una persona para realizar algo adecuadamente (inteligencia, razonamiento, habilidades, etc.).
•   Valoración externa: es la consideración o apreciación que hacen las demás personas sobre nosotros. Son los refuerzos sociales, contacto físico, reconocimiento social, halagos, expresiones gestuales, etc.
« Última modificación: Septiembre 18, 2011, 08:16:41 pm por francisco de sales »