Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 EL AUTO-LENGUAJE



Junio 04, 2019, 08:39:34 am
Leído 106 veces

Desconectado lucas

  • Full Member
  • ***

  • 218
    Mensajes

  • Karma: 0

EL AUTO-LENGUAJE
« en: Junio 04, 2019, 08:39:34 am »
EL AUTO-LENGUAJE


El auto-lenguaje es la forma en la que nos hablamos a nosotros mismos, se manifiesta con pensamientos ya que la mayoría de las veces pensamos con palabras más que con imágenes. Cuando algo me sale mal y me digo “¡qué tonto/a!”  eso es auto lenguaje, éste se vuelve poderoso cuando repetitivamente nos decimos algo ante una situación específica.


¿En qué radica su poder? 

Las palabras generan emociones y “humores” (como por ejemplo “estoy de buenas, estoy de malas”), esas emociones que experimentamos afectan la forma en como vemos las cosas: lo que vemos, lo que oímos, cómo nos sentimos, cómo reaccionamos y sobre todo, lo que pienso de mí. La base de esas emociones está en la valoración que hacemos (es bueno, es malo, está bien, está mal).


Ante una misma situación las personas pensamos distintas cosas, por ejemplo, cuando sin querer rompemos algo que nos gustaba mucho alguien puede decir “qué torpe soy” “soy un idiota”, otra persona puede pensar “qué lástima” “fue un accidente” “upps, ni modo” pero sin referirse a sí mismo con algún adjetivo como en el primer caso (torpe, idiota).


¿Crees que haya diferencia entre lo que siente alguien que se dice a sí mismo torpe y alguien que cree que fue un accidente? ¿Cómo te sientes cuando alguien se refiere a ti de esta manera (torpe, tonto)? ¿Qué fue lo que pensaste la última vez que te sucedió algo así? ¿qué te dijiste?




Efectivamente si yo “me agredo” por medio de palabras y/o pensamientos negativos, mi estado emocional se ve alterado…me enojo, me siento triste o devaluado; y conforme vaya haciéndolo un hábito, me afectará durante más tiempo. Esto es común que suceda cuando me califico enfocándome en lo negativo: termino por convertirme en mi peor juez ya que sólo me enfoco a las cosas que hago mal y me las reprocho con toda la fuerza o con el peor de los castigos.


¿De dónde viene esta forma de hablarme? hay que aclarar que tenemos algunas desventajas culturales, como el lenguaje “común”, el que puedes escuchar a cada momento y que viene desde la familia y se refuerza en la escuela, la calle, etc., por ejemplo cuando a un niño se le cae algo “qué tonto”, “es la torpeza andando”, o cuando te distraes y el conductor del auto que estuvo a punto de atropellarte o chocar contigo te llama un #%&$ (traducido como groserías y malas palabras varias)… vivimos en una sociedad con poca tolerancia al error. El lenguaje se aprende y luego se interioriza, muy probablemente la manera en la que les hables a los demás es la misma manera en la que hablas contigo mismo.


Tu lenguaje refleja cómo te percibes en este momento, la buena noticia es que está en constante evolución de acuerdo con lo que experimentas día a día, vas creando nuevas formas de hablar con los demás y contigo, y por lo mismo tu auto-lenguaje puede cambiar. Como todo hábito, modificarlo requiere energía y sobre todo constancia, comienza por aprender nuevas palabras para referirte a ti, sobre todo ante situaciones que no salen tan bien como esperabas, no tienes que hablarte en forma dura o castigadora, puedes aceptar que eres humano y te equivocas, detectar dónde estuvo el error y hacer una estrategia para evitar que te ocurra frecuentemente… A nadie le gusta equivocarse pero referirte a ti negativamente no ayudará a que no te vuelva a pasar, sólo te hará sentir mal alargando tu sufrimiento y manteniendo en ti emociones como tristeza, vergüenza, coraje, etc.


Así que cuida cómo te hablas. Si ya detectaste que estás siendo muy duro/a contigo, si no sabes cómo usar tu lenguaje a tu favor o has intentado otras cosas sin llegar al resultado que deseas, prueba las técnicas de la Terapia Racional Emotiva (TRE), recuerda que aprendiendo a pensar de distinta forma acerca de lo que te pasa puedes lograr aumentar tu bienestar.

Autor desconocido