Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CAPÍTULO 40 - LOS CELOS



Septiembre 30, 2020, 06:26:21 am
Leído 99 veces

Conectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6078
    Mensajes

  • Karma: 5

CAPÍTULO 40 - LOS CELOS
« en: Septiembre 30, 2020, 06:26:21 am »
CAPÍTULO 40 - LOS CELOS
- LO QUE NO ES APROPIADO -

Este es el capítulo 40 de un total de 200 –que se irán publicando-  que forman parte del libro RELACIONES DE PAREJA: TODO LO QUE NO NOS HAN ENSEÑADO Y CONVIENE SABER.


“Si estás en una relación en la que sientes celos justificados, y a pesar de eso sigues en ella, eso no es amor: es falta de Amor Propio”.


Este es un asunto demasiado delicado.

Si los celos son fundamentados y justificados –porque se demuestra que el otro está teniendo una relación sentimental con otra persona-, ya no son celos, sino claramente una infidelidad o un adulterio, y ya es decisión de cada persona qué es lo que va a hacer  con esa situación. No hay una fórmula ni una decisión estándar y universal que valgan para todos los casos.

Estaría bien mantener la serenidad y dialogar para escuchar las razones y sopesarlas. Y a partir de ahí tomar una determinación.

En el caso de que se acepte y perdone pero luego haya reincidencias… ya se puede ir pensando muy en serio en que no tiene remedio y decidir en función de esa situación tan evidente.

Si los celos son celos –esa sospecha de que la persona amada pueda estar poniendo su atención o su cariño en otra- entonces conviene, en primer lugar, descartar que haya alguna realidad en la sospecha y verificar que es solamente una suposición de la imaginación. Si es así, y aunque sea muy difícil, quien cela debería tener una seria conversación consigo mismo, explicándose lo que en realidad pasa, para evitar caer en esa vida angustiada de los celosos.

Es cierto que es muy difícil, porque la mayoría de las personas celosas tienen serios conflictos con su Autoestima. Se infravaloran, y por eso pueden imaginar que su pareja esté buscando alguien con más inteligencia, con más atractivo, con más juventud, con más “cualquier otra cosa” que el celoso sabe o piensa que no tiene.

Si la pareja le ha elegido a uno, o a una, es casi seguro que sea porque le ha parecido que es la persona que estaba buscando, que reúne las características y cualidades que le parecen importantes, y que, además, de esa persona recibe el amor que desea y es a quien quiere ofrecerle su amor.

No todos los hombres buscan la más inteligente, la más atractiva, o la más joven. Ni todas ellas buscan al más guapo, ni al que tiene más dinero. Para casi todos priman otras cosas que las han encontrado en la pareja que han elegido.

La inseguridad personal que provoca la falta de Autoestima es quien azuza y alimenta los celos. Es interesante trabajar en ese aspecto del Crecimiento Personal.

Hay que valorar que la pareja se puede cansar, mucho y con razón, si los celos son infundados. Porque los celos le van a hacer vivir en una situación muy desagradable, ya que estar siendo juzgado por algo que no ha hecho, y que duden de su honradez y fidelidad, y tener que estar sometido a un interrogatorio continuo, y eso de no poder moverse con confianza y no poder acercarse libremente a otra persona del sexo opuesto, incomoda, cansa, y enfada.

El asunto de los celos mina continuamente la relación. La arruina y la destruye. Eso que se dice de que los celos son una demostración de amor es incierto del todo: son una demostración de inseguridad y de posesividad. Si se ama, se da libertad.

Una posibilidad para tratar de que no afecte gravemente es hablar muy sinceramente con la pareja y explicarle los sentimientos, las razones y motivos, el porqué de los celos, y pedirle que colabore en tratar de no hacer cosas que puedan fomentar la sospecha de los celos. Pero esto es simplemente un parche que no va a satisfacer a ninguno de los dos, porque, además, quien es celoso sospecha hasta cuando ve al otro hablando con una escoba. Será mejor decirle que se desconfía y analizar juntos esa desconfianza.

Los celos son un agobio insufrible. Y cuando una persona es celosa, sería bueno que dejara de ver fantasmas donde no los hay, y que reforzara su Autoestima, lo cual le daría mucha confianza y seguridad en sí misma. Y no debería descartar la posibilidad de acudir a un psicólogo que le pueda orientar bien.

SUGERENCIA PARA ESTE CASO

- A las personas celosas les conviene revisar su Autoestima y sanarla.
- Los celos llevan ocultos miedos personales.
- La inseguridad que aportan los celos acaba afectando a la relación.
- Revisar con objetividad si los motivos de esos celos son reales.
- Mejorar la comunicación con la pareja.
- Acudir a un psicólogo.

Francisco de Sales



 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020