Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 PARA QUIENES TUVIERON INFANCIAS DURAS



Octubre 20, 2020, 04:59:21 am
Leído 76 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6076
    Mensajes

  • Karma: 5

PARA QUIENES TUVIERON INFANCIAS DURAS
« en: Octubre 20, 2020, 04:59:21 am »
PARA QUIENES TUVIERON INFANCIAS DURAS


En mi opinión, en el libro “Descúbrete a ti mismo” se hace una buena reflexión acerca de las infancias que no han sido maravillosas y perfectas.

“Alguien dijo un vez: “La pena mayor no es la pena de la niñez, es el recuerdo de la infancia”. El niño que fuiste antaño merece tu compasión. Sólo tú comprenderás el daño que sufriste de pequeño; ten pues el valor de llorar si puedes. Llora por el niño o llora como el niño. Si tus lágrimas no te brotan, detente por un instante y siente el daño. Ese dolor no es eterno, y una vez que lo abandones, advertirás cambios sorprendentes. No sólo sentirás que te desembarazas de una gran carga, sino que notarás cómo desaparece tu conflicto. Cuando prescindas de esos viejos sentimientos comenzarás a liberarte de tus antiguos dramas y te pondrás en marcha”.

Creo que no se puede explicar mejor.

Ante los hechos dolorosos de la infancia, algunos toman la decisión de olvidarlos, pero no siempre lo hacen del modo correcto y pueden llegar a olvidar el hecho –como un mecanismo de autodefensa- pero no se deshacen de los efectos causados por aquella infancia, y siguen arrastrando la falta de autoestima, los miedos, la sensación de desamor o abandono, la tristeza, un pesimismo irreductible, y una desazón que les lleva a las derrotas antes de iniciar las batallas.

Otros optan por el camino correcto, y se meten en terapias con un profesional de la psicología –y si es un buen profesional podrán llegar a resolverlo- y otros se meten en procesos de Desarrollo Personal, de introspección, de tratar de entender con la mente… y ahí puede darse un error, ya que esos asuntos del pasado necesitan ser comprendidos también con el corazón.

No duele el recuerdo, lo que duele es todo lo que conlleva asociado ese recuerdo. Uno mantiene vivos en su interior todos los sentimientos por los que pasó, bastantes de ellos mal etiquetados porque los hizo un niño sin más criterio que la confusión por su dolor, o por el criterio equivocado de quien sólo aspiraba a vivir una infancia como corresponde pero, en cambio, se vio involucrado en situaciones y circunstancias nada deseadas.

La incomprensión es uno de los dolores más difíciles de soportar, porque una simple explicación o justificación consuela, pero un hecho doloroso sin respuesta martiriza a aquella mente que no encuentra por sí misma una explicación.

Quienes tuvimos una infancia dura llevamos en nuestro interior un niño desamado, un niño triste, un niño que sigue sin comprender lo que le pasó y porqué, que se siente desatendido y perdido, y requiere –por el bien de quien somos actualmente- de explicaciones. Al final del texto hay dos enlaces relacionados con esto que pueden ser interesantes.

“Sólo tú comprenderás el daño que sufriste de pequeño” y muchas veces ni podrás explicarlo, porque los sentimientos son sentimientos y no caben en las definiciones. Y aunque uno haya creado un personaje de tipo duro, y no quiera reconocer como horrible lo que pasó entonces, es conveniente contactar con ese dolor y llorar con ese niño, juntos, y manifestarle que ahora puede contar con uno mismo y que nunca se volverá a sentir abandonado.

Si sabes que tu infancia fue dura y haces como que no te importa, como que no te afecta… detente y sé honrado. A veces es que no queremos reconocer ese dolor, creemos que al no pensar en ello nos convertimos en inmunes y no es cierto. Tal vez tengas que darte permiso para contactar con esa infancia, con ese niño, y darte permiso para expresar con un llanto todo lo que arrastras. Será bueno que te des permiso para sentir la indefensión, la sensación de lástima, la impotencia de aquel niño y de ese modo tal vez te puedas liberar de lo que sigues manteniendo retenido, oculto, o negado. Hoy eres adulto. Ya no eres aquel niño. Tendrás que agradecerle lo que hizo para que pudieras llegar hasta aquí y ahora. Y llorar.

Y que en ese llanto no haya sólo lástima y queja, sino que lleve comprensión, reconocimiento, perdón, abrazos… y despedida de la tristeza, porque el pasado tiene que quedar en el pasado y sus efectos también.



En los casos más extremos, para los que arrastran un grave descontrol personal desde su infancia, se hace imprescindible la colaboración de un profesional de la psicología para resolverlo.

Te dejo con tus reflexiones…


RECOMENDACIONES:

El niño desamado
http://buscandome.es/index.php/topic,13756.msg16190.html#msg16190

Cómo contactar con la Niña Interior (o el Niño Interior)
http://buscandome.es/index.php/topic,13914.msg16360.html#msg16360



 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020