Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 IKIGAI: QUÉ ES Y CONSEJOS PARA ENCONTRAR TU RAZÓN DE VIVIR



Noviembre 21, 2020, 07:08:24 am
Leído 67 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6076
    Mensajes

  • Karma: 5

IKIGAI: QUÉ ES Y CONSEJOS PARA ENCONTRAR TU RAZÓN DE VIVIR
« en: Noviembre 21, 2020, 07:08:24 am »
IKIGAI: QUÉ ES Y CONSEJOS PARA ENCONTRAR TU RAZÓN DE VIVIR
Freddy Michelena


¿En algún momento de tu vida te has sentido vacío? ¿Que no sabes realmente cual es el sentido de tu vida?
Es una sensación desagradable y de insatisfacción.
Pero no te preocupes, no te ha pasado solo a ti. Lo que necesitas es encontrar tu ikigai.

¿QUÉ ES IKIGAI?

Ikigai es un término Japonés que no tiene una traducción específica, pero se puede interpretar como “la razón de ser” ó “razón de vivir“.
El término Ikigai se origino en Okinawa, Japón. Allá, sus habitantes lo definen como “lo que te motiva a levantarte de la cama todas las mañanas“.
Otra manera de interpretarlo es como un propósito o estilo de vida en el que hay una congruencia entre lo que sientes y lo que haces.

DIAGRAMA Y SÍMBOLO IKIGAI

El diagrama Venn que hizo Marc Winn, es la representación gráfica más popular del diagrama o símbolo ikigai.
También es la manera más rápida de entender con una sola mirada lo que Ikigai significa.

En el diagrama se pueden observar 4 circulo o pilares principales y el lugar en el puedes encontrar tu ikigai es donde se unen los mismos.

LOS 4 PILARES PRINCIPALES SON:

•   En lo que eres bueno
•   Lo que amas hacer
•   Lo que el mundo necesita
•   Por lo que te pagarían (lo suficiente para tener el estilo de vida que te gusta)
•   
A partir de aquí salen las 4 uniones principales en la que se cruzan 2 pilares:

•   Lo amas + Eres bueno = Tu pasión
•   Eres bueno + Te pagarían = Tu profesión
•   Te pagarían + Lo necesita el mundo = Tu vocación
•   Lo necesita el mundo + Lo amas = Tu misión
•   
Aquí surgen las 4 uniones secundarias donde se cruzan 3 pilares. Si estás aquí estás cerca, pero no lo suficiente:

•   Tu profesión + Tu pasión = Tendrías un sentimiento de satisfacción por poder hacer lo que te apasiona y que te paguen por ello, pero podrías tener una sensación de que realmente no eres útil para contribuir al resto del mundo.
•   Tu pasión + Tu misión = Te sentirías lleno, una persona que disfruta de contribuir y trabajar en lo que cree, pero no podrás mantenerte económicamente.
•   Tu misión + Tu vocación = Te sentirás muy emocionado y complacido, pero tendrás la sensación de que no eres lo suficientemente bueno.
•   Tu vocación + Tu profesión = Estarás cómodo, pero con la sensación de que algo te falta para ser completamente feliz.
•   
En otras palabras, tu ikigai será encontrar aquel trabajo que ames, en lo que seas bueno y te sirva de sustento.

Elige un trabajo que te guste y no tendrás que trabajar ni un día de tu vida
(Confucio)

EL MAYOR BENEFICIO DEL IKIGAI

Los habitantes de la isla japonesa Okinawa son la prueba de la importancia del Ikigai. Varios de sus habitantes llegan a vivir más de 100 años y lo atribuyen principalmente a:

•   Ejercicio suave: Son personas que disfrutan mucho las caminatas.
•   Dieta: Consumen bastantes vegetales, frutas y cereales. Casi no consumen azúcar y cuando lo hacen es directa de la caña. Este tipo de alimentación los ayuda a tener un metabolismo acelerado.
•   Conexiones sociales: Suelen tener muchos amigos y se llevan muy bien con sus familiares. Tener una vida social activa los mantiene más felices gracias a la calidad de las conexiones que poseen. Tienen el lema “ichariba chode”, que significa “trata a todos como si fueran tus hermanos, aunque los estés conociendo”.
•   Ikigai: Tienen un propósito para vivir. En incluso le atribuyen su longevidad en mayor medida a esto.
•   
DIEZ LEYES DE IKIGAI

Los principales referentes de habla hispana sobre el Ikigai son Héctor García (autor del blog Kirai) y Francesc Miralles, con sus libros Ikigai: Los secretos de Japón para una vida larga y feliz y El método Ikigai: Despierta tu verdadera pasión y cumple tus propósitos vitales.
Ellos pasaron un tiempo en Okinawa y gracias a eso fue que lograron escribir sus dos libros. En el primero de estos, ellos hablan de 10 leyes que extrajeron de sus experiencias allá y de las entrevistas que le brindaron los centenarios.
Aquí te menciono esas leyes textualmente del libro:

Ley 1: Mantente siempre activo, nunca te retires
Quien abandona las cosas que ama y sabe hacer, pierde el sentido de su vida. Por eso, incluso después de haber terminado la vida laboral «oficial», es importante seguir haciendo cosas de valor, avanzando, aportando belleza o utilidad a los demás, ayudando y dando forma a nuestro pequeño mundo.

Ley 2: Tómatelo con calma
Las prisas son inversamente proporcionales a la calidad de vida. Como dice un viejo proverbio: «Caminando despacio se llega lejos». Cuando dejamos atrás las urgencias, el tiempo y la vida adquieren un nuevo significado.

Ley 3: No comas hasta llenarte
También en la alimentación para una vida larga, «menos es más». Según la ley del 80 %, para preservar la salud mucho tiempo, en lugar de atiborrarse hay que comer un poco menos del hambre que tenemos.

Ley 4: Rodéate de buenos amigos
Son el mejor elixir para disolver las preocupaciones con una buena charla, contar y escuchar anécdotas que aligeren la existencia, pedir consejo, divertirnos juntos, compartir, soñar… En suma, vivir.

Ley 5: Ponte en forma para tu próximo cumpleaños
El agua se mueve, fluye fresca y no se estanca. Del mismo modo, tu vehículo para la vida necesita un poco de mantenimiento diario para que pueda durar muchos años. Además, el ejercicio segrega las hormonas de la felicidad.

Ley 6: Sonríe
Una actitud afable hace amigos y relaja a la propia persona. Está bien darse cuenta de las cosas que están mal, pero no hay que olvidar el privilegio de estar aquí y ahora en este mundo lleno de posibilidades.

Ley 7: Reconecta con la naturaleza
Aunque la mayoría de seres humanos vivan en ciudades, estamos hechos para fundirnos con la naturaleza. Necesitamos regularmente volver a ella para cargar las pilas del alma.

Ley 8: Da las gracias
A tus antepasados, a la naturaleza que te provee aire y alimento, a tus compañeros de vida, a todo lo que ilumina tu día a día y te hace sentir dichoso de estar vivo. Dedica un momento del día a dar las gracias y aumentarás tu caudal de felicidad.

Ley 9: Vive el momento
Deja de lamentarte por el pasado y de temer el futuro. Todo lo que tienes es el día de hoy. Dale el mejor uso posible para que merezca ser recordado.

Ley 10: Sigue tu Ikigai
Dentro de ti hay una pasión, un talento único que da sentido a tus días y te empuja a dar lo mejor de ti mismo hasta el final. Si no lo has encontrado aún, tu próxima misión será encontrarlo.

RECOMENDACIONES PARA QUE ENCUENTRES TU IKIGAI

No son normas escritas en piedra para encontrar tu ikigai, ni mucho menos universales. Las siguientes son solo algunos consejos que pueden ser de utilidad para que analices lo que realmente quieres en tu vida.

1. Libérate
Lo que tienes que empezar a hacer es olvidarte de todas las ideas que tienes en la cabeza que realmente no están alineadas con lo que tú consideras que es una vida feliz. Esas generalmente son ideas impuestas por la sociedad.
Para analizar las ideas es útil que te hagas la pregunta “¿Por qué?”
Un ejemplo sería sacarte de la mente de que obligatoriamente necesitas una gran suma de dinero, el último carro del año o tener el mejor cuerpo o pareja de tu círculo de amistades.

•   ¿Por qué necesito el mejor carro?
•   ¿Por qué quiero un teléfono de la marca más reconocida?
•   ¿Por qué debo trabajar en una empresa por un sueldo?
•   ¿Por qué tengo que hacer lo que hace la mayoría si no me hace feliz?
•   
Estas cosas pueden parecer que hacen felices a algunos, pero tú tienes que identificar si para ti son realmente indispensables o no.

2. Disfruta el proceso, no la meta
Es muy frecuente escuchar frases como “cuando me gradúe seré feliz”, “cuando reúna para comprarme esa casa seré feliz”, “cuando este en X lugar seré feliz” o cualquier otra frase en la que se condicione la felicidad a una meta y sufrimiento al camino.
Todas estas frases lo último que conseguirán es hacerte feliz, porque una vez que las alcances tu meta la sensación de alegría durara poco. Hasta que vuelvas a plantearte otro objetivo y empiece de nuevo el circulo vicioso.
Por el contrario, debes buscar disfrutar el proceso. Es cliché, pero es cierto.

3. Busca la armonía a largo plazo
Tienes que evaluar todas las cosas que estás haciendo que sientes que no te harán bien a largo plazo por más que parezcan correctas.
Algunas preguntas que puedes hacer son:
•   ¿Esto es sostenible a largo plazo?
•   ¿Me traerá paz?
•   ¿Es bueno para mi salud en el tiempo?
•   ¿Esto me aleja de lo que realmente quiero en la vida?

4. Busca inspiración
En el Manifiesto de Una Vida Increíble puedes encontrar frases que te puedan inspirar a abrir los ojos hacia lo que quieres y lo que no para tu vida.
Conclusión
El valor de que encuentres tu ikigai no tiene precio. No necesariamente es algo difícil, varia de persona en persona.
Lo mejor que puedes hacer es que tomes un espacio para ti, en el que seas completamente sincero con las cosas que quieres siguiendo las recomendaciones que te di arriba. Recuerda que el Ikigai está inherente en ti.



 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020