Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 DECRETOS PARA AYUDAR A LA MADRE TIERRA A PASAR A LA 5 DIMENSION



Febrero 18, 2013, 03:14:09 pm
Leído 1497 veces

Desconectado Aura

  • Full Member
  • ***

  • 164
    Mensajes

  • Karma: 1

DECRETOS PARA AYUDAR A LA MADRE TIERRA A PASAR A LA 5 DIMENSION
« en: Febrero 18, 2013, 03:14:09 pm »
DECRETOS PARA AYDAR A LA MADRE TIERRA A PASAR A LA 5 DIMENSION !

Decretos para ayudar a la madre tierra a pasar a la quinta dimensión
1. Yo en este día decreto, que soy un ser de luz, que ha venido a la tierra, para ayudar a esta bendita humanidad, a encontrar su camino hacia la quinta dimensión. Que así sea, así es, hecho está.
2. Yo decreto que soy un ser multidimensional, un ser que acepta que hay otras muchas civilizaciones y planetas en todo el universo. Y que esos seres están aquí ahora, para ayudarnos a todos los seres de la tierra, en nuestro camino, hacia nuestra propia ascensión. Que así sea, así es, hecho está.
3. Yo decreto que este centro de luz en el que nos encontramos, es una semilla, que crece sin parar, y se multiplica sin cesar, aumentando su espacio sin parar, hasta que se convierte en un magnífico centro de múltiples terapias, que ayuda a miles de personas. El dinero para restaurar este centro, crece y crece sin parar, multiplicándose incluso para todas aquellas personas, que acuden al centro de luz. Y de forma mágica aparece ese dinero. Que así sea, así es, hecho está.
4. Todos los seres, que acudimos a este centro de luz, decretamos que somos seres perfectos, que estamos en perfecta armonía con Dios y con la madre naturaleza. Que así sea, así es, hecho está.
5. Como seres multidimensionales que somos, ponemos en este preciso momento nuestro pensamiento en el planeta Artúrus, en las Pléyades, en Sírio, en la estrella de Andrómeda, y en otros muchos planetas, en los que hay seres muy adelantados, que están aquí para ayudarnos. Que así sea, así es, hecho está.
6. Yo decreto que me conecto a la energía de todos esos planetas, y recojo para mi ser, las energía sanadoras, que nos llegan de esos benditos planetas. Que así sea, así es, hecho está.
7. Yo decreto hoy, que la enfermedad, desaparece totalmente de la tierra. Decreto que la enfermedad, sólo existe en nuestro pensamiento. Por lo tanto, si nuestro pensamiento es que estamos sanos completamente, todo nuestro ser se restablece. Y nos sentimos perfectamente. Que así sea, así es, hecho está.
8. Yo decreto hoy, y en este preciso momento, que la energía del amor se expande y crece y crece, hasta inundar todo el universo de una magnífica luz dorada. Luz, que transforma a todos los seres de este planeta en personas totalmente amorosas , que se transforman en seres llenos del amor incondicional. Todas las personas dejan de pensar en ellas, para pensar en los demás. Que así sea, así es, hecho está.
9. Yo decreto de forma incondicional, que la luz dorada, transforma las aguas de este bendito planeta y las transforma en el verdadero amor de forma líquida, en la expresión del rostro de Dios. Que así sea, así es, hecho está.
10. Yo decreto, que esa luz dorad sanadora, restablece inmediatamente todo el reino vegetal que hay en esta bendita tierra. Todas las plantas de este planeta son perfectas y están en perfecta armonía con Dios y con la madre naturaleza. Y como por arte de magia todas las especies de plantas desaparecidas se regeneran y vuelven a poblar la tierra. Que así sea, así es, hecho está.
11. Yo decreto, que la luz dorada sanadora, restablece totalmente, el reino animal. Y estos se regeneran totalmente, y los hombres tomamos conciencia, de que les tenemos que dejar un espacio, para ellos. Y todas aquellas especies que se están extinguiendo se recuperan como por arte de magia. Que así sea, así es, hecho está.
12. Yo decreto, que en este preciso instante, que la humanidad aprende a respetar al reino animal, y todo odio entre hombres y animales se desvanece y se transforma en un profundo amor entre ambos reinos. Que así sea, así es, hecho está.
13. Yo decreto, que todas las personas que estamos en la tierra, somos sanadores, y desarrollamos totalmente en nuestro ser cualidades como la clariaudiéncia, la clariviedencia, y otras muchas cualidades. Que así sea, así es, hecho está.
14. Yo decreto en este preciso instante que nuestro cuerpo es igual al agua, un líquido, que tiene la capacidad de cambiar de forma, y hace que nuestro cuerpo pueda desmaterializarse, para poder ir de una parte a otra del planeta y con nuestro cuerpo, sin necesidad de coger ningún medio de transporte. Somos como el agua, y podemos coger todas las formas que queramos. Que así sea, así es, hecho está.
15. Yo decreto, a partir de este mismo instante, que nuestra vida se simplifica totalmente, y todo nos va perfectamente, y estamos en perfecta sincronía y armonía con Dios y con la madre naturaleza. Que así sea, así es, hecho está.
16. Yo decreto, que a partir de este instante la torre de Babel, desaparece de la faz de la tierra. Y los hombres de forma automática y responsable empiezan a entenderse, con la energía del amor, estando por encima de cualquier lengua. Decreto que la luz impregna la boca de las personas y de ellas tan solo salen palabras de amor. Que así sea, así es, hecho está.
17. Yo decreto que a partir de este instante las personas se vuelven totalmente confiadas. E impregnadas de la luz del creador, sus rostros se vuelven afables y tranquilos. Y estos transmiten una inmensa paz en todos aquellos que tienen delante. Que así sea, así es, hecho está.
18. Yo decreto, en este preciso instante que en esta bendita tierra hay abundancia para todos. Hay de todo para todos y de sobras. Que así sea, así es, hecho está.
19. Yo decreto, en este preciso momento, que la energía del dinero, es una energía espiritual, que sólo se puede usar, para hacer el bien. Y que conforme se transmite se multiplica sin parar, para todos los seres. Y este es abundante para todos y sobra en grandes cantidades. Que así sea, así es, hecho está.
20. Yo decreto ahora, que los hombres aprenden desde ya, a respetarse unos a otros. Decreto que todas las cárceles, se quedan totalmente sin gente, porque los hombres cambian totalmente. Estos se impregnan de la energía del amor y todo se vuelve perfecto. Que así sea, así es, hecho está.
21. Yo decreto totalmente, que los hombres asumen su responsabilidad sobre la madre tierra y reconocen que aquellos que pasa en una parte del planeta, puede traer catástrofes en el otro extremo. Que así sea, así es, hecho está.
22. Yo decreto, que el hombre está hecho a imagen y semejanza de nuestro creador. Que somos partículas divinas y por lo tanto somos Dios. Y somos uno con todo el universo. Que así sea, así es, hecho está.
23. Yo decreto, que el hombre, muestra respeto y da las gracias a la madre tierra, por todo lo que esta nos da. Reconocemos que tenemos una casa gracias al magnífico material que nos da la madre tierra, y reconocemos que tenemos una silla, o un armario, o una cama, gracias al gran sacrificio, que hacen los árboles, de darnos su madera, para construir los muebles. Que así sea, así es, hecho está.
24. Yo decreto, que a partir de este mismo instante, reconocemos el inmenso amor, que manifiestan los alimentos hacia nosotros, a entregar su ser, para que nosotros comamos. Que así sea, así es, hecho está.
25. Yo decreto, que a partir de este instante, enviamos palabras de amor, gracias armonía, y otras muchas palabras de amor al agua. Y aprendemos a dar las gracias al agua, reconociendo que este planeta, se basa en la vida, que esta nos da. Que así sea, así es , hecho esta.
26. Y ya para finalizar, decreto, que a partir de este mismo instante, enviamos amor de forma totalmente consciente, a los cuatro elementos de la tierra, para que estos se transformen en el verdadero amor incondicional , y de esta forma toda la tierra se transforma en una gran balsa de aceite, donde encontramos la máxima expresión del amor incondicional. Que así sea, así es, hecho está!”
27.Infinitas gracias querido JOSE RENE BLANCH por compartir

Amorosamente para ustedes

Maria Elena