Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 Enemistad entre hija y madre o viceversa.



Mayo 27, 2013, 06:07:42 pm
Leído 2314 veces

Desconectado madhava

  • Newbie
  • *

  • 1
    Mensajes

  • Karma: 0

    • http://www.palimpalem.com/2/sinkretizarte/
Enemistad entre hija y madre o viceversa.
« en: Mayo 27, 2013, 06:07:42 pm »
¿Cómo puedo mantener una Buena relación con mi hija de 36 años, quien al parecer sufre de cierto tipo de paranoia. Siempre en su presencia me enojo o hablo en tono duro, y se lo toma personal haciendo un drama, en el cual es la victima de mis maltratos?
Es repetitivo y siempre nos perdonamos, pero se hace recurrente cada vez qaue estamos juntas. Tengo que medir con cinta métrica mis palabras, gestos y expresiones extraverbal para no hacerla sentir ofendida, herida y agredida y dicha repression me hace sentir muy tensa y obviamente incómoda y con ira. Siempre termino siendo agredida fuertemente por ella y fufriendo yo de culpa e incertidumbre.
Yo la amo mucho y creo que ella igual, pero no nos aceptamos.
Yo soy lo que soy y nada más

Mayo 28, 2013, 04:43:48 pm
Respuesta #1

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 4810
    Mensajes

  • Karma: 4

Re: Enemistad entre hija y madre o viceversa.
« Respuesta #1 en: Mayo 28, 2013, 04:43:48 pm »
Hola, Madhava.
Una persona me ha hecho llegar esta respuesta para ti:

Creo que ella da con la clave aunque no se haya dado cuenta. Termina todo el texto afirmando "... no nos aceptamos".

Y ¿qué es aceptación?. Admitir, reconocer y validar al otro tal cual es.

En el momento en que el otro no es como quisiéramos que fuera, surge la chispa, el roce.

En cada encuentro actual, se junta además todo el pasado, así que una limpieza del pasado por ambas partes parece que vendría bien. Y tal vez ello pase por reconocer una delante de la otra que se atrevieron, que osaron, imponer a la otra una forma de actuar que se ajustara a las propias expectativas. Ésto exige saberse perdonar a uno mismo por no haber sabido vivir en la aceptación de la otra, tal cual fuera. El perdón es hacia uno mismo, por haberse atrevido a exigir que el otro actúe como uno quiere. Y no es no tener el cuenta el mal que el otro te ha hecho, pues los ataques percibidos del prójimo sólo están en la cabeza de uno.

Si se quieren, todo es fácil. Aunque con una buena dosis de humildad por ambas partes, teniendo claro lo que realmente quieren (estar juntas y contentas), y no lo que creen que quieren (que la otra se ajuste a una).

Con los sentimientos de culpa, además, que tienen una gran facilidad para su aparición en general, lo único que consigue ese ego insaciable es ser protagonista. El protagonismo como objetivo, aunque sea a partir de un desastre afectivo. Así, aunque sea quedando como mártir, cobra la relevancia que en toda ocasión necesita. Deben ver que el sentirse culpable o víctima no sirve para su relación de armonía, y que dándose lástima a ellas mismas, hay quien recibe atención. No es más que el ego. Además, siempre produce separación, es su ambiente favorito.

El amor une, es la clave. Si hablan de "ella y yo" hablan en separación. Si hablan de "nosotras", hablan de algo en común.

La separación es la expresión -o más bien el territorio- del ego. Mientras sigan separadas, enfadadas, distantes, sin aceptarse,......, va a ser difícil entender cómo arreglarse mientras no perciban que lo único que tienen que hacer es darle cabida, rienda suelta, al amor que se tienen. Desde el presente, dejando todos los condicionamientos, las pautas conductuales habituales en su relación,......., atrás. Sinceridad en sus sentimientos, humildad para reconocer lo que exigían de la otra y que no debían, y ....... mucho amor.


Y añade:

Aprovecha y recomiéndales, tanto para ella como para su hija, una lectura tranquila y compartida por ambas, cambiando impresiones, de los 4 acuerdos Toltecas, especialmente el que se refiere a no tomarse nada personalmente.


Los cuatro acuerdos Toltecas


1. No supongas.

* No des nada por supuesto.
* Si tienes duda, aclárala.
* Si sospechas, pregunta.
* Suponer te hace inventar historias increíbles que sólo envenenan tu alma y que NO TIENEN FUNDAMENTO.

2.- Honra tus palabras.

* Lo que sale de tu boca es lo que eres tú.
* Si no honras tus palabras, no te estás honrando a ti mismo; si no te honras a ti mismo, no te amas.
* Honrar tus palabras es honrarte a ti mismo, es ser coherente con lo que piensas y con lo que haces.
* Eres auténtico y te hace respetable ante los demás y ante ti mismo.

3. Haz siempre lo mejor que puedas.

* Si siempre haces lo mejor que puedes, nunca podrás recriminarte nada o arrepentirte de nada

4.- No te tomes NADA personal.

* Ni la peor ofensa.
* Ni el peor desaire.
* Ni la más grave herida, debes tomarlo personal.
* Quien te ofende tiene un veneno que descarga contra ti, por no saber cómo deshacerse de él.
* En la medida que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo. Pero el problema es de Él y no tuyo.

Según la tradición Tolteca, poniendo en práctica estos 4 acuerdos tu vida puede cambiar, siempre y cuando seas impecable con ello. En la medida que alguien te quiere lastimar, en esa medida ese alguien se lastima a sí mismo. Pero el problema es de Él y no tuyo.