Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 PIEDRAS Y GEMAS



Marzo 14, 2011, 01:37:04 am
Leído 1603 veces

Desconectado luz

  • Hero Member
  • *****

  • 1362
    Mensajes

  • Karma: 1

PIEDRAS Y GEMAS
« en: Marzo 14, 2011, 01:37:04 am »
Piedras y Gemas
Amuletos y talismanes han desempeñado un importante papel en numerosas culturas y lo siguen haciendo aún en nuestro días. Desde la antigua civilización egipcia hasta las culturas precolombinas y orientales, siempre le han atribuído poderes sobrenaturales a las piedras preciosas. Así, había piedras que controlaban los elementos, calmaban tormentas y mares agitados, otras eran capaces de ejercer influencia sobre el cuerpo humano, poseer poderes curativos y generar bienestar.
 
El significado de las gemas
 
 
Agata
A esta gema se le atribuía el poder de curar el insomnio y procurar felices sueños. También el de proteger a su dueño de los peligros, infundiéndole coraje y audacia. El ágata fue muy popular en el Sudan y se llevaban amuletos de esta piedra para neutralizar los efectos negativos del mal de ojo.
 
El ágata negra simboliza el valor, el vigor y la prosperidad. La roja, una larga vida y el amor espiritual.
 
 
Amatista
Es la piedra de la humidad y la paz espiritual. También la de la piedad y la resignación. Se sociaba con Baco, el dios del vino y se creía que podía curar el alcoholismo. Se convirtió consecuentemente en símbolo de la sobreidad tal ve porque la semejanza del agua y el vino en una jarra de amatista, pero sin sus efectos embriagantes.
 
 
Diamante
Por ser la piedra más preciosa y más dura, se asocia con la incorruptiblidad y la inviolabilidad. Su transparencia y pureza la convierten en un símbolo de constancia y sinceridad.
 
 
Esmeralda
Dice la leyenda que en los nidos de buitres se hallan esmeraldas. Afirma la creencia que estas piedras son tan poderosas que aumenta la memoria, agudizan el espíritu y puestas debajo de la lengua podrían incluso ayudar a predecir el futuro.
 
La esmeralda se utilizaba como antídoto para algunos venenos y como remedio curativo para la epilepsia, también como tratamiento para algunas enfermedades oculares y la lepra.
 
Es símbolo de la primavera, la fertilidad, y la lluvia.
 
 
Jade
La gema más preciada en China simboliza la pureza y la inmortalidad. Los novios obsequian mariposas de jade a sus prometidas para significar amor eterno. Entre los indios mesoamericanos, el jade posee un simbolismo similar y lo utilizaban para adornar las máscaras de los dioses. Los conquistadores españoles pensaron que el jade era un remedio útil para aliviar el dolor.
 
 
Lapizlázuli
En la Mesopotamia, esta piedra azul simbolizaba el cielo y se empleaba para decorar los techos de los templos. En el arte egipcio, se utilizaba para adornar las estatuas de los dioses y en Europa se consideraba remedio para curar la melancolía y la fiebre. En China era símbolo de la vista y se empleaba para curar enfermedades de los ojos.
 
 
Rubí
En la India, el rubí es el rey de las piedras y se le asocia con la soberanía, la dignidad, el fervor y el poder. En Birmania se cree que confiere invulnerabilidad. Protegería contra las heridas de lanzas, espadas y armas de fuego. Cuando se lleva como joya, el rubí desvía la mala suerte y la enfermedad.
 
 
Onice
Los indios norteamericanos utilizaban fetices de ónice para controlar las fuerzas de la naturaleza y solucionar los problemas cotidianos. No se les atribuían poderes innatos a esos fetiches, sino que se creía que fuerzas espirituales poseeían a sus propietarios.
 
 
Ópalo
Es la gema nacional de Australia. Shakespeare considerba el ópalo como un símbolo de la inconstancia, aunque los cristianos más bien lo asocian a la fideldad, las plegarias y el fervor religioso. En general se considera que es de mala suerte, a excepción de los nacidos en octubre, aunque es posible que esta creencia se base en la fragilidad de la piedra por la que los joyeros prefieren no trabajarlo.
 
 
Topacio
A esta piedra se le atribuían poderes curativos para la vista. Según Santa Hildegarda, el paciente debía sumergir un topacio en un vaso de vino durante tres días. Trancurrido ese tiempo, debía frotar sus ojos con la piedra humedecida antes de acostarse. Durante el siglo XV, se creía que el topacio podía incluso curar las llagas de la peste.
 
 
Turquesa
La turquesa era muy preciada en mesoamérica y se empelaba para la representación de los dioses; se ataba a las armas para segurar la puntería. Los aztecn la denominaban incluso "piedra de los dioses". En Egipto, se creá que la turquesa tenía poderes protectores. Es un símbolo del valor.
 
 
Zafiro
Al igual que el lapizlázuli, simboliza el azul de los cielos y también las cualidades celestiales de la verdad , la castidad y la contemplación. En forma de estrella, el zafiro es un poderoso amuleto de buena suerte. Se cree que sus tres ejes de luz, representan la fe, la esperanza y el destino.
 
 
 
Las gemas y los meses del año
Se cree que llevar la piedra que correponde al mes del nacimiento trae buena suerte. La tradición asigna las siquientes piedras para cada mes:
 
 
Enero
Granate
 
Febrero
Amatista
 
Marzo
Aguamarina
 
Abril
Diamante
 
Mayo
Esmeralda
 
Junio
Perla
 
Julio
Rubí
 
Agosto
Peridoto
 
Setiembre
Zafiro
 
Ocutubre
Opalo
 
Noviembre
Topacio
 
Diciembre
Turquesa
 
¿Cómo reconocer la legitimidad de una piedra?
 
Pero las joyas no solo poseen un valor simbólico, su calidad determina también un valor de mercado. En efecto, una joya es también una inversión.
 
En el caso de las piedras, es sabido que entre las de mayor calidad después del diamante obviamente, se encuentran el zafiro, tanto azul como blanco, el rubí y la esmeralda, siendo ésta última una de las más delicadas, pero también, la más frágil.
 
Es una característica de las piedras preciosas que siempre se mantienen frías. En consecuencia, para comprobar la legitimidad de una piedra, suele ser un buen test preliminar, verificar si estas se calientan al ser frotadas en una tela. Esto permitirá reconocer piedras de imitación.
 
(Laura Moreno)