Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 ESTRENO CONCIENCIA NUEVA



Septiembre 13, 2015, 07:16:08 am
Leído 1691 veces

Desconectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 7264
    Mensajes

  • Karma: 7

ESTRENO CONCIENCIA NUEVA
« en: Septiembre 13, 2015, 07:16:08 am »
ESTRENO CONCIENCIA NUEVA



   ¿Cómo decírtelo?

   Era pura alegría, felicidad concentrada, esperanza hecha realidad.  Algo tangible.  Era, y ahora ya me aproximo, como tiene que ser Dios.

   Tras mucho tiempo alentando a la mente en su búsqueda frenética de metas inmediatas, y no hallar, y tras buscar en lo profundo que llevo dentro de mí y empezar ya a intuir la verdad, decidí que el segundo era el auténtico Camino.

   Así que me lancé hacia ese freno que llevamos al alcance del deseo –para cuando queremos parar-, pisé hasta el fondo, y me quedé clavado. Quieto.

   A mi alrededor no había ruido, ni sonido de tormentas, ni gritos de torturas.  Había una paz sonriente.

   Empecé a pasearme, con cuidado y paciencia, por entre los caminos despejados y la selva. Atento, al acecho, precavido, preocupado, con prudencia, di el primer paso hacia el futuro y estrené conciencia.

   Lo cuento.


   Era la misma luz, la misma hora, el mismo paisaje de campo o de calle con tránsito: no era lo externo lo que cambiaba.

   Sí podía ser que mis ojos, los nuevos, color verde despierto, tuvieran algo que ver, pues tuvieron algo que ver.  Y vieron.  No como un juego fácil de palabras.  Sí como un filtro nuevo, un nuevo sentimiento, una nueva luz menos pálida.

   Planteaban a mi pensamiento una nueva forma de ver las cosas a pesar de las mismas circunstancias.

   Y mi pensamiento, agotado de anteriores disquisiciones, no hubo de poner resistencia, y más que rendirse, se dejó descansar entre los brazos que la acunaban.

   El pensamiento, cuando está parado, engendra silencios de palabras, pero bulle inquieto  y ruidoso, como mecanismo de defensa ante el temor al vacío del silencio.

   Y no debiera ser así.

   En su temor ante lo desconocido –desconocido por inexplorado-, usa palabras que ya conoce y con las que se siente identificado, llena el espacio que le corresponde a la vida con ideas inútiles, con lejanos pasados, con tormentos innecesarios y tormentas terminadas.  De momento.

   Porque el futuro que se merece no es así.

   El pensamiento puede ser un oasis para el descanso, un retiro al que poder acercarnos para ser nosotros, un lugar donde crezcan las fantasías y los sueños.

   Los sueños podemos, y debemos, inventarlos a nuestro capricho, añadiendo colores y quitando los dragones, permitiéndonos ser princesa, cruzado, pirata, amante, niño, estrella, guapa.

   Y en cambio, tendemos a querer controlar todo con el pensamiento, a darle un papel de guardia de tráfico y de inspector de delitos que no le corresponde, a convertirlo en agua estancada.

   Y la mente es aire y libertad.

   El pensamiento no debe tener barreras, ni carriles.  O vuela libre y libre se desarrolla, hasta la última fantasía, hasta la última felicidad, hasta el último sueño, o se desespera en la frustración.

   Si no nos permitimos experimentar hasta dónde puede llegar por sí mismo en el auto-encuentro, no sabremos quiénes somos, ni cuándo, ni cómo. Ni para qué.


   Necesita seguir hacia adelante para ser él.

   Necesita asolar las limitaciones y pelear desesperadamente para poder desarrollarse.

   Necesita explorar interiores, que ése si es su oficio.

   Necesita mostrar su sabiduría, la nuestra, hacer su papel de asesora.

   ¿Cuándo empezaremos a confiar en la sabiduría del cuerpo?

   ¿Cuándo le daremos silencio cuando pide silencio?

   ¿Y cuándo amor, si ése es su deseo?

   ¿Y cuándo mimos, comprensión, cariño, descanso, caprichos, si lo que quiere es eso?

   No haremos bien en abortar el nacimiento, ni siquiera la incubación, de un sentimiento, de una pregunta, de un deseo interno.

   Si el pensamiento está a nuestro servicio  (recuerda: ¡no somos nuestros pensamientos!) ; si funciona a partir de la información que hemos metido con las cosas que hemos aprendido, sufrido o disfrutado; si es otra forma de definir a nuestra filosofía y nuestra consciencia, el pensamiento puede regir por sí mismo y con sabiduría perfecta.

   Busca su propio auto-crecimiento, sigue su propia luz, confía en su ciencia.

   El otro pensamiento (el distraído, embarullador, anclado, pobre, finito, solamente terreno...), no nos ayuda, sino que nos atormenta; no nos empuja, nos frena; no nos ayuda, nos desespera.

   Tan sólo con elevar las miras, tan sólo con desobstaculizar el camino hacia lo profundo cuando lo desee, permitiremos su crecimiento (el nuestro) dejaremos que sea él (nosotros) y le haremos feliz (nos haremos).

   Cuando nos oponemos a su desarrollo, su búsqueda, su vida, nos lo hace saber: nos aparecen por todo el cuerpo intranquilidades, remordimientos, impaciencia, necesidad de descanso, enfermedades psicosomáticas...

   El pensamiento… nuestro inexplorado gran aliado.


   Te dejo con tus reflexiones…

Septiembre 24, 2015, 07:51:14 am
Respuesta #1

Desconectado Adriana*

  • Newbie
  • *

  • 45
    Mensajes

  • Karma: 0

Re: ESTRENO CONCIENCIA NUEVA
« Respuesta #1 en: Septiembre 24, 2015, 07:51:14 am »
"Y la mente es aire y libertad."    ;)  ¡Qué perfecto Francisco, gracias!

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020