Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 ¿Y SI SOY PEOR DE LO QUE CREO?, ¿Y SI NO VALGO NADA?



Marzo 20, 2016, 06:02:27 am
Leído 1003 veces

Desconectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 6945
    Mensajes

  • Karma: 6

¿Y SI SOY PEOR DE LO QUE CREO?, ¿Y SI NO VALGO NADA?
« en: Marzo 20, 2016, 06:02:27 am »
¿Y SI SOY PEOR DE LO QUE CREO?
¿Y SI NO VALGO NADA?


En mi opinión, bastantes de los motivos por los que se aplazan una y otra vez los procesos de Introspección y Autoconocimiento están relacionados con el miedo a la decepción, a que lo que se descubra esté aún por debajo de las peores suposiciones, y que el concepto que tenemos de nosotros mismos quede minusvalorado después de encontrarnos con la realidad que durante tanto tiempo hemos evitado ver.

El miedo a la decepción es enorme. Es posible que nos hayamos engañado aumentando nuestra propia tasación a base de repetir y engrandecer las cosas buenas que otros han dicho de nosotros mismos –en lo cual habrá colaborado gustosamente nuestro ego-, y es posible que nos repitamos a menudo esas cosas que nos gustan de nosotros, mientras pasamos a toda prisa y con los ojos cerrados por las otras, las que no nos gustan, esas de las que no nos sentimos nada satisfechos, aquellas que no quisiéramos que salieran nunca del secreto en el que las hemos encerrado.

¿Y si lo que descubro en un proceso de Autoconocimiento es que no me conozco nada, y que además lo poco que creía conocer no era cierto, y que lo desagradable desconocido supera con creces a lo poco que tiene algún valor?

¿Y si descubro que soy más ruin de lo que pensaba, más injusto de lo que quiero reconocer, y más desagradable en la realidad que en mi idea de mí?

¿Y si no valgo nada?

¿Y si lo que encuentro son solamente migajas, bisutería, falsificaciones, ruinas, un personaje ingrato, y que soy la mayor estafa del mundo?

A veces decimos: “Virgencita, que me quede como estoy”.

¿No es mejor quedarme como estoy, teniendo un concepto no muy elevado de mí, pero con el que me he acostumbrado a convivir y tolero como buenamente puedo?

Pues no, no es mejor. Si acaso, es la mejor mentira.

En el camino del Desarrollo Personal hay dos condiciones básicas que son irrechazables e innegociables: NO ESTÁ PERMITIDO AUTOENGAÑARSE (porque la sinceridad es primordial) y NO HAY QUE CONFORMARSE CON UN “NO LO SÉ”.

Si, en un ejercicio de sinceridad, llego a la conclusión de que soy peor de lo que creía, no es que me haya convertido por descubrirlo en peor de lo que creía. ANTES de darme cuenta ya era tal como acabo de reconocer ahora. Simplemente, acabo de descubrirlo, de destaparlo, de sacarlo a la luz de la conciencia.

Si es que uno es peor de lo que creía, el hecho de reconocerlo, si acepta que en realidad es así, es un buen motivo para felicitarse, es una razón para la celebración, es el punto de partida válido para empezar a resolverlo.

Sólo se pueden empezar a perfeccionar las cosas cuando uno se da cuenta de ellas, cuando se reconocen y se aceptan.

El hecho de haber comprobado que uno es peor de lo que creía no es motivo para que se baje la Autoestima de golpe y se enturbie la relación consigo mismo. Más bien al contrario, es motivo de orgullo por haber tenido la honradez y la valentía de reconocerlo. Se merece un aplauso y un abrazo: el abrazo más emocionante del mundo, el más acogedor, y el que más ánimo aporte.

Hay que entender esto: la diferencia que hay entre LO QUE UNO ES (o sea, la esencia y la naturaleza intrínseca de cada uno, aunque no se manifieste,) y LO QUE UNO ESTÁ SIENDO (que es un estado temporal, de este momento, o es una manifestación puntual, y no es la propia realidad del Uno Mismo).

Es muy posible que uno, de verdad, no sea quien está siendo.

Si está siendo, con sus actitudes o acciones, de un modo que no le es satisfactorio, el descubrimiento y reconocimiento de ello le va a permitir hacer las correcciones necesarias para acceder al que realmente es. Conviene recordar que el Ser Humano es, por naturaleza, bueno y portador de todas las cualidades.

Los procesos de Introspección o de Autoconocimiento han de estar presididos por una honradez intachable, por la propia dignidad como observadora insobornable, por el deseo inquebrantable de mejoramiento, por la voluntad sincera de encuentro con la propia naturaleza, y por la aspiración a contactar con la parte que es más que humana: la naturaleza divina y trascendente que también nos compone.

Nunca serás peor de lo que creías, lo que habrá sucedido es que habrás comprobado que hay partes de ti que pueden ser mejoradas, acercándote más a esa perfección que puede haber en la esencia de la naturaleza Humana. Y esto es otro motivo de satisfacción por descubrirlo para poder resolverlo.

Insisto: No hay que tener miedo a lo que aparezca, sino que hay que ir con la esperanza de averiguar lo que hay en la parte desconocida –en ese espacio en el que presuponemos cosas negativas- y alegrarnos, sinceramente, cada vez que aparezca una cosa, sea la que sea. Repito: ya estaba, ahora sólo ha sido el momento de reconocerlo.

Y cuando alguien se atreva y se enfrente a su realidad actual, sea la que sea, será en ese instante cuando nazca la oportunidad de empezar a ser, por fin y realmente, Uno Mismo.

Así que… adelante con el propósito de Autoconocimiento siempre que la voluntad que haya tras ello sea la del Mejoramiento.

¿Tienes miedo?, sólo deberías tener miedo a quedarte como estás y no hacer nada por mejorarte.

Te dejo con tus reflexiones…


« Última modificación: Enero 27, 2022, 11:46:45 am por francisco de sales »

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020