Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 MODIFICAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS



Septiembre 23, 2011, 05:47:42 am
Leído 3146 veces

Desconectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 7238
    Mensajes

  • Karma: 7

MODIFICAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS
« en: Septiembre 23, 2011, 05:47:42 am »
MODIFICAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS




SENTIMIENTO DE NO VALER
Ya sé que es difícil autoconvencerte de tu propia valía cuando, en el fondo, estás convencido de que no vales. Crees que a lo largo de tu vida ya has tenido ocasión de comprobarlo, y que hay personas de tu entorno que también se han dado cuenta de ello y te lo dicen. Pero eso es lo que crees, no quiere decir que sea la realidad.
El modo de empezar a valorarte de un modo correcto es valorándote honrada y objetivamente.
No es bueno valorarte por aspectos aislados de tu carácter, o por unas circunstancias, sino que lo correcto es hacerlo por todo tu conjunto, y sabiendo destacar y apreciar tus cualidades con la misma fuerza que los “defectos”.


SENSACIÓN DE FRACASO
“Fracaso”, tal como “defecto”, son palabras que conviene eliminar del vocabulario, por esa carga negativa y acusatoria que llevan implícitas en su pronunciación.
Piensas que no eres capaz de hacer bien determinadas cosas, y que has “fracasado” en otras. Bueno. ¿Y qué? Todo se puede aprender y todo se puede intentar de nuevo.
Lo que no está bien es estancarte en la insana complacencia de despreciarte por inútil, y rendirte vencido para el resto de las cosas y para el resto de la vida.
Hay que salir de la pasividad paralizante, marcarse pequeños retos, y volver a comenzar. Una vez, otra vez, y las que hagan falta.
Lo que está prohibido es quedarse parado.



SENSACIÓN DE SER RECHAZADO
Tienes que tener claro esto: tú no vales más que cualquier otro humano. Pero tampoco menos.
El resto de la humanidad tiene derecho a rechazarte, lo mismo que tú a ellos, pero si alguien te rechaza no tienes que sentirte mal. Tienes que respetar su derecho, y darle tiempo y oportunidades, por si se ha equivocado y tiene que rectificar.
Quizás no te conozca lo suficiente, o quizás te está juzgando sólo por una faceta tuya en un momento puntual, que es lo que conoce de ti. Sin duda, y sea quien sea, él también tiene algo por lo que se le podría juzgar mal.
Lo que los demás digan de ti son simplemente sus opiniones, y puedes tenerlas en cuenta, pero analizándolas juiciosamente, no creyéndotelas porque supongas que ellos son listos y tú no. La única opinión que debe importarte, y sólo en el caso de que sea cierta, es la tuya.
No cometas la torpeza de dejar tu estima al criterio caprichoso o errado de los otros.
Y no dejes de acercarte a los otros porque sospeches que te van a rechazar, porque entonces eres tú quien se está rechazando.


SENTIMIENTOS DE SER CULPABLE
Mira esto: uno es “el que ha hecho”, “el experimentador”, pero no “el culpable”.
Para que haya un culpable es previo que se realice un juicio, que se declare responsabilidad por haber cometido un delito de forma deliberada, y que se emita una sentencia acusatoria.
Cuando uno actúa de mala fe, y con esa acción causa daño o perjuicios a los demás o a sí mismo, sí puede haber base para ser declarado culpable.
Pero si uno a lo largo de su vida ha actuado del modo que le han permitido sus conocimientos y circunstancias, con la mejor voluntad posible, aunque no siempre haya acertado con ello, queda eximido de cualquier padecimiento.
En la vida, ya que no nos preparan para ella, sólo se aprende probando, intentando, y acertando unas veces y no acertando otras. No se le puede castigar a un niño por intentar aprender a andar.
En cualquier caso, las penas para los culpables nunca son condenas a toda una vida de autocastigo y sufrimiento, ni rechazo social de por vida, ni la penitencia de encerrarse en la cárcel de su casa, ni cargar de continuo con una losa de tristeza y pesimismo.
La pena máxima que puedes aceptar es la de aprender la lección, de una forma madura, y procurar que no vuelva a suceder otra vez lo mismo.


SENSACIÓN DE FRUSTRACIÓN
Has descubierto una o varias facetas tuyas que no te gustan, o reconoces que has hecho cosas de las que te arrepientes.
¿Qué has hecho con ello hasta ahora?
A ver si acierto: despreciarte, fustigarte, indignarte, acusarte, arrepentirte, enfurecerte, insultarte, entristecerte, enojarte, patalear, gruñir, desesperarte, hundirte, alterarte, encolerizarte, quedarte inmóvil, desconfiar, temer, sospechar, desmoralizarte, abatirte… y puedo escribir otras cien cosas más.
Te pregunto… ¿Has conseguido algo positivo y útil con ello?, ¿Te ha ayudado a mejorar en algo?, O, por el contrario, ¿Te estanca en tu situación o te hunde aún más?
No sé qué hiciste, pero ya está hecho.
Lo adulto es reflexionar sobre la situación y las circunstancias, quizás era lo único que podías hacer, lo único que eras capaz de hacer entonces, o la única solución posible. Felicidades por ello, aunque no estés satisfecho con el resultado. Lo importante es que “hiciste”. Y ya no hay que darle más vueltas. Aprendiste. Sácale utilidad al aprendizaje. Y nada más.
Perdónate ya.
No insistas en ese sufrimiento.
Sé una persona justa para contigo, y perdónate.



Fíjate en esto: todo lo que hemos visto en este capítulo son sentimientos y sensaciones.
La definición de sentimiento es: “Acción y efecto de sentir o sentirse”. Sentir es: “Experimentar sensaciones producidas por causas externas o internas.” Sensación es: “Corazonada o presentimiento de que algo va a suceder.” Presentir es: “Intuir, tener la sensación de que algo va a suceder.”
Todo nos lleva a lo mismo: no hay objetividad, no hay realidad, no hay algo tangible y medible, sino “sensaciones”, por tanto no está basado en un dato fiable, sino en la imaginación o la suposición.
Si fueras capaz de comprender esto último, ya tendrías casi terminado el Proceso.
No sigas adelante hasta comprender esto.




ALGUNOS ERRORES EN EL MODO DE PENSAR

GENERALIZARLO TODO. Tener una retahíla de ideas que comienzan por “nunca”, “jamás”, “no”…
Evita tener un pensamiento estancado que diga, por ejemplo, “nunca me va a querer nadie”.


CULPABILIZARSE DE TODO
Ante una decisión no acertada, en vez de aislarla y reconocer que en eso no se ha estado atinado, opinar generalizando: “soy un estúpido”.


POLARIZARLO TODO
No encontrar el punto exacto. Clasificarlo en bueno o malo, blanco o negro, todo o nada. Es bueno saber relativizar, y apreciar las cosas aunque sea por una sola de sus partes.


ACUSARSE DE TODO
Sentirse culpable de todo. Creer que el mundo gira en torno a los “errores” que uno ha cometido. Pensar, por anticipado y sin verificarlo, que si otro se encuentra mal o disgustado es por nuestra culpa.

   
ADIVINARLO TODO
En su forma inadecuada de actuar quienes tienen la Autoestima Baja, pueden llegar a imaginarse lo que piensan los demás de uno mismo, y sospechar que ha de ser malo, y si nos lo dicen, confirman nuestra sospecha, y si no lo dicen, es porque no se atreven, pero seguro que están pensando mal de nosotros… Este es un modo enfermizo, casi paranoico, de pensar.
Ante la primera aparición de uno de estos pensamientos, corresponde descartarlo inmediatamente, razonarse que es ilógico, o ponerse a contar desde mil hasta uno, pero no insistir en él ya que se le estaría engordando y prestándole atención, y eso es, precisamente, lo que quiere, para afianzarse y convencer.



SENTIRSE DESAMPARADO
Hay personas que creen que toda su vida está decidida, y que además no es generosa ni guarda nada agradable en su futuro. Hay quien siente ese victimismo, y está convencida que una serie de calamidades le sucederán a lo largo de su vida, ya que no es una persona válida para organizar su vida y llevarla adelante y bien. Esa es una de las muchas trampas de la Autoestima Baja, y hay que desterrarla del pensamiento, ya que tiene poder de destrucción.
El control de su vida depende de cada uno, y cada uno ha de atreverse a tomar las decisiones correspondientes, responsabilizándose de ellas, por el bien propio.



RAZONAR SIN LA RAZÓN
Esto es pensar que nuestros sentimientos son lo mismo que la realidad.
Nuestros sentimientos son el resultado de nuestras emociones, o cómo nos afectan emocionalmente las cosas que nos pasan, pero esto sólo tiene que ver con sensaciones e impresiones, que son imprecisas y volubles, y no tiene por qué coincidir exactamente con la realidad.
El raciocinio y el razonamiento, cuando no están condicionados o previamente estipulados, son los que tienen la capacidad de darse cuenta imparcialmente, y a ellos tenemos que recurrir para valorar los hechos, sin permitir en este caso que las emociones monopolicen las decisiones. 




Octubre 30, 2011, 05:21:09 am
Respuesta #1

Desconectado Irene Zambrano

  • Hero Member
  • *****

  • 1222
    Mensajes

  • Karma: 0

Re: MODIFICAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS
« Respuesta #1 en: Octubre 30, 2011, 05:21:09 am »
Le agradezco que haya puesto un poco de orden en los pensamientos que tenía en mi cabeza sobre este asunto.

Gracias.

Noviembre 04, 2011, 03:56:36 am
Respuesta #2

Desconectado fulolindo

  • Newbie
  • *

  • 1
    Mensajes

  • Karma: 0

Re: MODIFICAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS
« Respuesta #2 en: Noviembre 04, 2011, 03:56:36 am »
en estos momentos  me siento identificado con el tema,me ayuda saber que tengo que aprender  mas de los pensamientos positivos

Noviembre 04, 2011, 11:01:30 am
Respuesta #3

Desconectado Gaizka84

  • Full Member
  • ***

  • 179
    Mensajes

  • Karma: 1

Re: MODIFICAR LOS PENSAMIENTOS NEGATIVOS
« Respuesta #3 en: Noviembre 04, 2011, 11:01:30 am »
Ligado a esto quizá podría ir la autoindagación, es decir, tener preparada la mente para cuando uno se descubra siguiendo patrones de pensamiento negativo, que en su cabeza se produjera un "clic" para que en ese momento, cada uno se dejara de identificar con ellos.

Siguiendo el hilo de lo que pones en relación a la medida, Francisco, me he encontrado este texto; "la palabra latina mederi, significaba curar, (raiz de la moderna medicina), se basa en una raiz que significa medir. Esto refleja el concepto de que se consideraba la salud física como el resultado de un orden y medida interiores en todas las partes y procesos del cuerpo.
La palabra "meditación", que también tiene la misma raiz, supone una especie de ponderación (pasaje) o medida de todo el proceso de pensar, que llevará las actividades internas de la mente a un estado de armoniosa medida.
Así, física, social y mentalmente, la consciencia de la medida interna de las cosas fue considerada como la clave esencial de una vida saludable, feliz y armoniosa."

Antes el concepto de medida tenía un significado mucho más profundo que el actual, una de las causas que reafirma el hecho de que las cosas se perciban como una realidad fraccionada.

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020