Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CAPÍTULO 31 - NO PEDIR CLARA Y DIRECTAMENTE LO QUE SE NECESITA



Septiembre 21, 2020, 05:55:36 am
Leído 193 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6415
    Mensajes

  • Karma: 5

CAPÍTULO 31 - NO PEDIR CLARA Y DIRECTAMENTE LO QUE SE NECESITA
« en: Septiembre 21, 2020, 05:55:36 am »
CAPÍTULO 31 - NO PEDIR CLARA Y DIRECTAMENTE LO QUE SE NECESITA
- LO QUE NO ES APROPIADO -

Este es el capítulo 31 de un total de 200 –que se irán publicando-  que forman parte del libro RELACIONES DE PAREJA: TODO LO QUE NO NOS HAN ENSEÑADO Y CONVIENE SABER.


Ya sabemos que no es conveniente dejar que el otro adivine lo que uno piensa, y que es mucho más acertado solicitarlo clara y directamente para que no quede la menor duda de lo que se pide. Pero no siempre se hace así.

Lo que no se debe hacer es culpabilizar al otro por no ser adivino, ni por no haber supuesto o previsto lo que bulle en nuestro interior pero no ha sido manifestado, ni reñirle por no hacer lo que no le hemos dicho que queremos que haga.

En una relación se presupone la confianza suficiente como para poder expresarse libremente. No tiene sentido que no exista una complicidad y una relación impecable entre dos que comparten toda su vida.

No hay mayor entrega que esa de compartir con el otro la única vida que uno va a vivir, así que la transparencia ha de ser primordial, la confianza absoluta, el camino que recorran absolutamente llano y sin recovecos, que una excelente y sincera cooperación sea la base de todo, y que el deseo generoso de lo mejor para el otro sea uno de los objetivos principales en su vida. Por parte de ambos.

Con estas premisas, lo correcto es que se pidan las cosas con claridad, se muestren los sentimientos con naturalidad, se expresen sin miedo las ilusiones y los deseos, y sin tapujos las dudas o los inconvenientes que van apareciendo.

Nada de querer expresarse con silencios o con indirectas. Nada de dejar que el otro adivine y que además adivine bien. Nada de presuponer lo que el otro hará porque es lo que uno mismo haría. Diálogo. Diálogo. Diálogo.

O sea, pedir clara y directamente lo que se necesita.

Hay un modo en que se tienen más posibilidades de ser escuchado, y es hablar en primera persona. Es mejor decir “Yo necesito que me ayudes” en lugar de “Tú nunca me ayudas”. Es mejor pedir en vez de regañar.

Lo que se pretende obtener se logrará mejor de este modo.

Francisco de Sales


 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020