Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CAPÍTULO 65 - MENTIR



Noviembre 02, 2020, 05:49:14 am
Leído 59 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6154
    Mensajes

  • Karma: 5

CAPÍTULO 65 - MENTIR
« en: Noviembre 02, 2020, 05:49:14 am »
CAPÍTULO 65 -  MENTIR
- LO QUE NO ES APROPIADO -


Este es el capítulo 65 de un total de 200 –que se irán publicando-  que forman parte del libro RELACIONES DE PAREJA: TODO LO QUE NO NOS HAN ENSEÑADO Y CONVIENE SABER.

“No me duele que me hayas mentido, me duele que ya no podré volver a confiar en ti”.

Pienso que mentir, y más ser mentiroso continuamente, y más aún mentir a muchas personas y en muchas cosas, es una tarea complicada. Requiere demasiado esfuerzo eso de saber qué mentiras se contaron y a quién.

¡Con lo fácil que es decir la verdad!

La realidad es, a veces, complicada para uno y para el otro. Pero es la realidad. Y eso no hay quien lo cambie.

Lo mejor es afrontarla, reconocerla, aceptarla… y ver qué hacer con ella. Pero no mentir. Ni siquiera con esas que se denominan “mentiras piadosas”.

La relación se ha de basar en el amor, el respeto y la verdad. Y si falla alguno de esos pilares, tambaleará y correrá el grave riesgo y peligro de caer.

“Hay que decir la verdad, aunque duela.” Es una frase hecha que está cargada de razón. Aunque hay que matizarla un poco. En algunos casos excepcionales, puede ser mejor rebajar la dureza de algunas verdades y cuidar el modo en que se expresan. Las cosas duras se pueden decir con cuidado y con cariño, sin utilizarlas como puñales que se hunden con rabia y causan heridas.

Algunas verdades no son agradables de aceptar porque se oponen a las ilusiones o los deseos, porque son distintas de lo que se esperaba, o porque trastocan los planes que uno había diseñado, pero negar la verdad, negar lo que es evidente y cierto, es un intento de engaño que antes o después pasará factura. Y será, sin duda, más abultada que la que presentó inicialmente la verdad.

Aceptar. Esa es la clave. La verdad, aunque no guste, hay que aceptarla. Y mientras antes, mejor. Porque no es la verdad lo que duele, lo que duele es negarse a aceptarla.

Mentir tiene riesgos añadidos, y uno de ellos es que si se le descubre a alguien mintiendo, a partir de ese momento todo lo que diga puede ser puesto en entredicho, y quien miente pierde una gran parte de su honorabilidad.

Es una buena idea la de comprometerse entre ambos a no mentirse nunca y también a ser cuidadosos al decir esas verdades que se sabe que van a ser desagradables. Y comprometerse a no hacer conscientemente cosas que se sabe que serán desagradables o dolorosas para el otro.

SUGERENCIAS PARA ESTE CASO:

- Si uno miente una vez puede perder la credibilidad en todo y para siempre.
-  Vale más la honradez de quien dice la verdad que la cobardía o mala intención de quien miente.
- Mentir es un acto maligno, porque quien miente lo hace con consciencia y sabe que lo que está haciendo.


Francisco de Sales



 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020