Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CAPÍTULO 83 - DAR MÁS CRÉDITO A LA FANTASÍA QUE A LA REALIDAD



Noviembre 20, 2020, 05:22:44 am
Leído 240 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6530
    Mensajes

  • Karma: 5

CAPÍTULO 83 - DAR MÁS CRÉDITO A LA FANTASÍA QUE A LA REALIDAD
« en: Noviembre 20, 2020, 05:22:44 am »
CAPÍTULO 83 - DAR MÁS CRÉDITO A LA FANTASÍA QUE A LA REALIDAD
– EQUIVOCACIONES HABITUALES -

Este es el capítulo 83 de un total de 200 –que se irán publicando-  que forman parte del libro RELACIONES DE PAREJA: TODO LO QUE NO NOS HAN ENSEÑADO Y CONVIENE SABER.


Quienes crean que la convivencia es un camino alfombrado de rosas, el Paraíso Terrenal, un idílico Edén, o que se está todo el tiempo flotando sobre las nubes con la sonrisa radiante y acompañados por una banda sonora de Hollywood, y que no se hace otra cosa que estar cogidos de la mano mirándose a los ojos, y que se alimentan de amor y más amor… están equivocados. Por supuesto. Esa es una mentira muy grande.

Pero hay quienes lo han sublimado imaginándolo así, y no quieren que sea de otro modo. Por nada del mundo quieren perder su sueño. Y la imposibilidad de esa fantasía no se la va a discutir ni siquiera la realidad.

Tienen una tendencia casi psicópata a tergiversar la realidad, a vivir en un mundo que no es el mismo que el de todos los demás, a endulzar y rosear todo lo que no coincide con su fantasía, a no querer ver aquello que no pertenezca a sus sueños.

Y se engañan. Lo cual es dramático.

El mundo de la fantasía no es real, y lo que sucede en el mundo de la fantasía si no se convierte en realidad no tiene entidad, no tiene aplicación, no sirve para nada positivo en la vida cotidiana. Es una evasión –como una droga- y, por tanto, una mentira.

En la realidad hay altibajos, y aparecen cosas que no agradan, pero también tiene momentos impresionantes, y la fuerza que tienen y la sensibilidad tan conmovedora y la emocionalidad tan intensa no los alcanza, ni de lejos, el mejor de los sueños, ni la más vívida fantasía.

La realidad está fuera de los sueños, y no siempre coincide con la imaginación o el deseo. Pero la que es innegable y cierta es la realidad. Lo que pasa tiene más fuerza y veracidad que lo que se desea que pase.

Está bien soñar e imaginar, pero teniendo claro que simplemente son sueños e imaginaciones, que es un mundo irreal en el que se puede disfrutar a ratos, pero que donde realmente uno está, y donde está la vida, es en este otro Mundo en el que andamos el resto de mortales.

Y sólo estando en este Mundo, donde las cosas no siempre suceden al gusto de uno, es como se puede contribuir para que la vida vaya cambiando hacia lo que se desea.

Los sueños son bonitos, a veces, pero no se puede estar durmiendo siempre. Al final, siempre hay que despertar.

Conviene saber esto: una de las capacidades de la mente es la de imaginar cosas. Inventar cosas que no existen en la realidad, pero que pueden llegar a existir. Si esas imaginaciones se quedan en el mundo de la fantasía no tienen otra utilidad que ilusionar o asustar, dependiendo del cariz que tengan. La parte útil es cuando se ocurren cosas que serían estupendas si se hicieran realidad y eso motiva para realizarlas y poder gozarlas. Pero hay que tener cuidado entonces de que no sean cosas demasiado utópicas, claramente imposibles, porque entonces lo que hacen es provocar frustración y amargar la vida.

SUGERENCIAS PARA ESTE CASO:

- La relación no siempre es idílica e impecable. Hay que tener los pies en tierra y aceptar esto.
- El autoengaño es la peor infracción que uno puede cometer contra sí mismo.
- Por desgracia, los amores rosas, perfectos, con banda sonora continua y mariposas de todos los colores aleteando alrededor, sólo se desarrollan en las novelas y en algunas películas.

« Última modificación: Noviembre 21, 2020, 07:19:15 am por francisco de sales »

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020