Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 SER HUMANO = DIVINIDAD + PERSONA



Noviembre 27, 2011, 06:59:39 am
Leído 1135 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6504
    Mensajes

  • Karma: 5

SER HUMANO = DIVINIDAD + PERSONA
« en: Noviembre 27, 2011, 06:59:39 am »
EL SER HUMANO: LA DIVINIDAD Y LA PERSONA


SER: Entre otras definiciones, “esencia o naturaleza”. Habitualmente se utiliza para denominar al espíritu o a la parte espiritual.

HUMANO: “Perteneciente o relativo al hombre”.

DIVINIDAD: “Naturaleza divina y esencia del ser de Dios en cuanto Dios.”

PERSONA: “Individuo de la especie humana.”



El Ser Humano es la Unidad, la Totalidad indivisible, aunque aparente que está dividido en dos bloques principales: uno –el Ser-, que contiene lo divino, lo espiritual, lo místico, lo superior, lo infinito, y otro –el Humano-, en el que incluimos lo mundano, lo finito, lo que no está pulido y aún es imperfecto…

Parece como si se le llamara Divino a la parte que ha conseguido evolucionar hasta alcanzar la perfección, a la parte de la que nos sentimos satisfechos, y Humano a lo que aún está pendiente de desarrollar, a lo que aún está lleno de imperfecciones, a la parte de la que no queremos responsabilizarnos achacando, como excusa, que es la materia tosca, incapaz de transmutarse.

La realidad es que el Ser Humano es un compendio de perfecciones y de aspectos por terminar de perfeccionar.

El sentido de estar en la Tierra pudiera ser el de tener la oportunidad -con algunas dificultades y con algunos instrumentos facilitadores-, de evolucionar hacia lo que Dios desarrolló como Ser completo, hacia lo que es el potencial absoluto.
Y escribo “pudiera ser”, porque también “pudiera ser” que no haya otra intención que utilizar los sentidos y las emociones que Él mismo nos ha facilitado, y vivir la “Humanidad” lo mejor posible.
En cualquier caso, es una decisión personal decidir qué sentido le quiere dar cada uno a su vida.


Cuando hablamos “del Ser que nos habita”, todos estamos de acuerdo en que nos referimos a un representante de Dios en nuestro interior (Aún nos cuesta aceptar la totalidad íntegra de Dios en nuestro interior).
Ese representante de Dios, o esa porción, es la que nos aporta nuestra noción de Divinidad, de Espiritualidad, de Misticismo, de Bondad, de Piedad…
Es como si todas las cualidades buenas o especiales se las adjudicáramos al Ser, como fuente de la naturaleza celestial.


Cuando hablamos de Humano, casi siempre lo hacemos como refiriéndonos al pecador, al chapucero, al impuro, al finito, al que se equivoca continuamente y es capaz de las mayores bajezas.

En mi opinión, cuando decimos “Humano”, pienso en la raza de animales que somos (como otros son caninos o equinos), o me refiero a la envoltura física, al cuerpo donde habita y se desarrolla la energía, la inteligencia, la afectividad, o la espiritualidad.

Según la teoría religiosa, el Humano es simplemente animal hasta que se le insufla el alma. Por eso, el "Ser", que es la divinidad, añade el alma y completa la creación de Dios.

El Ser Humano es el conjunto de la Divinidad más la persona.

O, al menos, es lo que yo opino, y como me gusta creerlo.






 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020