Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CÓMO ANALIZO LOS SUEÑOS



Noviembre 30, 2011, 04:44:19 pm
Leído 1794 veces

Desconectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 6945
    Mensajes

  • Karma: 6

CÓMO ANALIZO LOS SUEÑOS
« en: Noviembre 30, 2011, 04:44:19 pm »
CÓMO ANALIZO LOS SUEÑOS



Desde siempre me ha interesado el mundo de los sueños.
Recuerdo que hace años me acostaba dejando en la mesilla una libreta y un bolígrafo, y me despertaba cada vez que soñaba algo interesante para anotarlo con todo detalle. Hasta era, y soy, capaz de analizar el sueño mientras lo sueño.

Cuando empecé a interesarme por ellos, acudí a una gran librería donde había ocho libros distintos sobre análisis de sueños.
¡Qué decepción!
La misma cosa, por ejemplo soñar con dientes, llegaba a tener ocho interpretaciones distintas.
Dejé de confiar en los libros sobre interpretación de sueños.

Más adelante me dijeron que hay cosas que son símbolos arquetípicos y significan lo mismo para cualquier persona que lo sueñe, y el sol o la luna o la lluvia, siempre tienen la misma interpretación.
Ahora tampoco creo en ello.
No es lo mismo soñar con un televisor de plasma para ti, que ya lo tienes o estás pensando en comprar uno, que para un indio de la tribu Matsés, de la Amazonía, que ni siquiera saben que existen.

No creo que sea lo mismo soñar con lluvia si hace tres meses que no llueve sobre tus campos que soñarlo si padeces inundaciones desde hace cincuenta días y flota tu cama.

Ahora, desde hace tiempo, utilizo otro sistema de análisis de sueños que me gusta, me da mucha información, y me parece “personalizado”.

Cuando ya me he despertado, me relajo, y me meto en el papel de cada una de las cosas que aparecen en el sueño.
Juego, sin analizar nada, a que soy cada cosa.

Por ejemplo, si sueño que es de noche, que estoy en un Parque sentado en un banco de piedra, y la oscuridad es absoluta, la luna apenas es visible, y estoy llamando a mi madre, comenzaré por imaginar, o pensar, o creer, o visualizar que soy un banco de piedra, y pensaré o hablaré como si fuera él.

No juzgaré lo que diga o piense, sino que procuraré quedarme con ello, pero sin insistir mucho en recordarlo porque entonces podría salirme del “juego”. Si es importante y me tengo que acordar, me acordaré. Con esa confianza lo hago.

Y entonces, me siento duro como el banco, anclado firmemente al suelo, robusto, inquebrantable, y “oigo” dentro de mí: “Soy un banco en un Parque, y a lo largo del día vienen aquí, y se sientan sobre mí, mamás que han traído a sus niños a jugar… bla bla bla… pero al llegar la noche nadie se acuerda de mí, de que estoy solo… bla bla bla…”

Y cuando ya he sido el Parque, y la oscuridad, y la débil luna, y mi madre, y todo aquello que me haya parecido significativo, saldré de la meditación, o de la relajación, y veré qué información me ha dado el sueño, y qué hago con ella.

Pruébalo.
No pierdes nada.




 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020