Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CAPÍTULO 130 - QUERER SUSTITUIR A SU MADRE



Enero 08, 2021, 05:54:32 am
Leído 196 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6504
    Mensajes

  • Karma: 5

CAPÍTULO 130 - QUERER SUSTITUIR A SU MADRE
« en: Enero 08, 2021, 05:54:32 am »
CAPÍTULO 130 - QUERER SUSTITUIR A SU MADRE
-EL PELIGRO DE LAS FALSAS EXPECTATIVAS-

Este es el capítulo 130 de un total de 200 –que se irán publicando-  que forman parte del libro RELACIONES DE PAREJA: TODO LO QUE NO NOS HAN ENSEÑADO Y CONVIENE SABER


En el capítulo titulado “Sobreproteger al otro miembro de la pareja”, ya vimos que se puede llegar a ocupar el puesto que le corresponde al otro miembro de la pareja sentimental, pero es que algunas mujeres lo hacen aún más cuando sacan su instinto maternal y lo quieren proyectar con su pareja.

Ya que “se lo ha arrebatado a su madre” –simbólicamente-, y para que él no note el vacío, puede entrar en una guerra -sin declarar- para sustituirla y que él no la eche en falta. Le preparará las mismas comidas que le hacía su madre, y rivalizará con ella para ver quién cocina mejor y con más cariño, y quién le trata mejor y le da más caprichos.

No hay que olvidar esto: él quiere estar con una mujer, la que ha escogido, y no quiere otra madre. No quiere que le traten como a un hijo, porque entonces puede darse el caso de que no sienta deseo sexual hacia ella ya que su inconsciente puede interpretarlo como un incesto y porque él busca en ella una esposa y no otra madre. Al mismo tiempo que, si arrastra algún asunto desagradable hacia su madre, el tener otra en casa le puede molestar mucho.

Al hombre le resulta muy cómodo que la mujer sustituya a su madre en las tareas que no son de su agrado, o esas que se supone son “de madres”, y es muy probable que no le agrade colaborar en las tareas domésticas, y en ese asunto será muy bien venido que la pareja se responsabilice de esa tarea, pero no le gustará que su pareja le regañe como haría una madre, o que llegue a ser tan pesada –lo escribo con cariño- como sólo una madre puede llegar a ser cuidando a su hijo, ni que insista en esos detalles tan maternales de “abrígate, no cojas frío”, o “come más que te estás quedando en los huesos”, etc.

Conviene tener cuidado y no repetir el modelo de su madre. No es eso lo que hay que hacer. Y si acaso, que sean sólo las cosas que no ocasionen una renuncia dolorosa o que le obliguen a un esfuerzo extraordinario que no está dispuesta a asumir.

Esto puede ser sencillo de notar si se le presta un poco de atención. Hay que ver, primero, qué cosas hace una que no son las habituales que ha hecho siempre de modo natural pero que él se las pidió expresamente y se las están concediendo; segundo, revisar si eso es una molestia desagradable o insoportable, y en caso afirmativo tomar una decisión con respecto a ello; tercero, observar si él pide las cosas de un modo directo autoritario –de ordeno y mando-, en cuyo caso hay un serio problema que requiere urgente solución, o si las pide de un modo tan sibilino que una no se da cuenta pero las hace aunque luego le quede una sensación desagradable cuyo origen no es capaz de identificar; cuarto, estar atenta a ver si él repite a menudo cosas relacionadas con su madre del estilo de “cocina mejor que tú…”, “esto siempre me lo tenía preparado sin que yo tuviera que decir nada…”, “me dejaba quedarme más tiempo en la cama…”, etc. Mucha atención. Observarse, darse cuenta y tomar decisiones, porque se es su pareja pero no su madre.

Que sea su madre quien le trate como a un hijo, y que sea la pareja quien le trate como un hombre.

Para saber si de algún modo estás haciendo el papel de su madre comprueba si…

Le haces siempre la maleta, le recuerdas sus citas y compromisos y responsabilidades y la toma de medicamentos, le calientas la comida aunque pueda hacerlo él, le cortas las uñas, le escoges la ropa y el perfume, le evitas las molestias y haces las cosas que le corresponden a él, evitas los conflictos a cualquier precio, etc. Todas estas cosas son muy buenas si se hacen voluntariamente y con amor, pero prestar atención para ver si se hacen por ocupar el lugar de su madre.

SUGERENCIAS PARA ESTE CASO:

- El papel de cada uno de los miembros es ser él mismo o ella misma y no sustituir a otra persona.
- Atención a no confundir el papel de esposa/pareja con el de madre.
- La sobreprotección nunca es buena.


Francisco de Sales



 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020