Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CAPÍTULO 139 - AMAR A UN HOMBRE O A UNA MUJER SIN SER CORRESPONDIDO.



Enero 19, 2021, 05:42:30 am
Leído 503 veces

Desconectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 7264
    Mensajes

  • Karma: 7

CAPÍTULO 139 - AMAR A UN HOMBRE O A UNA MUJER SIN SER CORRESPONDIDO.
-CUANDO LA PAREJA ESTÁ DESCOMPENSADA-

Este es el capítulo 139 de un total de 200 –que se irán publicando-  que forman parte del libro RELACIONES DE PAREJA: TODO LO QUE NO NOS HAN ENSEÑADO Y CONVIENE SABER


Si un hombre no le ama a una, o una mujer no le ama a uno, se acepta, se asume, se llora un poco si hace falta, y se le borra de la mente y del corazón. Sin más.

Esa es la actitud adecuada, aunque casi nunca es la más fácil.

Empeñarse en querer que una relación sea lo que no es, es absurdo y contraproducente.

Y ese empeño, si se persiste en él, sólo acarreará conflictos y disgustos.

Cuando en el amor no suceden las cosas tal como uno quisiera, no se es el elegido por el otro, no se ocupa y llena su corazón, uno no será quien comparta sus noches y su vida…duele. Duele cuando uno se había creado una fantasía de cuento, cuando uno se había hecho injustificadas ilusiones. La ilusión no contiene ni un ápice de realidad, solamente es un auto-engaño que proviene de la propia imaginación –que no entiende de límites ni de imposibilidades- y es nada más que una esperanza atractiva cuyo cumplimiento aportaría una satisfacción. Una utopía.

La realidad es que en ocasiones el destinatario de ese amor idealizado o inventado, no ofrece lo mismo a cambio. No siente ni desea igual.

El amor no se puede imponer. A nadie se le puede obligar a que ame, porque el amor no se forma a partir de exigencias ni empeños ajenos, ya que no se puede crear mentalmente sin sentimientos, ni nace espontáneamente para satisfacer los intereses de otro. Es un asunto de los sentimientos y estos no admiten órdenes que no sean dictadas expresamente por el corazón.

Pero hay personas que desafían toda lógica, toda sensatez, y hasta la propia realidad, y se imponen amar a quien no les corresponde con su amor, aunque ello sólo les proporcione, a cambio, desamor y dolor.

Si una mujer se obceca y obsesiona con un hombre, o un hombre con una mujer, y comprueba que el otro no le ama siendo tal como es, o no le atrae tal como es, en su absurda e inadmisible desesperación es capaz de llegar a ser quien el otro quiere que sea con tal de que ser querido. Y eso es un gravísimo error de trágicas consecuencias.

Si alguien entra en ese catastrófico juego, renunciará a lo que debiera ser irrenunciable: Ser Uno Mismo. Y renunciará a llegar a ser querido por ser, precisamente, uno mismo.

Antes o después, un día comprobará afligido que estar fingiendo ser quien no es, y estar representando un papel que no ha sido escrito para él, no compensa.

Quien compruebe que tiene esta tendencia que sea muy consciente de que es posible que esté estableciendo una relación de dependencia hacia la otra persona y que estas dependencias muy a menudo acaban siendo tóxicas y muy dolorosas. En estos casos es conveniente contactar con un psicólogo.

Si alguien hace cualquier cosa para mantener a una persona a su lado, aun sabiendo que no es amado, eso no es amor sino que es falta de Amor Propio. Y comprar un sucedáneo de amor a cualquier precio siempre es pagar un precio disparatado.

SUGERENCIAS PARA ESTE CASO:

- El amor no se puede imponer. A nadie se le puede obligar a que ame.
- El amor Propio está por encima y por delante de la desatención que puede aportar la persona idealizada que no ama.
- Hay que tener cuidado de no caer en relaciones de dependencia por amar a otra persona sin ser correspondida.
- El algunos casos, conviene que el corazón hable con la mente y le pida consejo o asesoramiento. En estos casos la cordura es muy necesaria.


Francisco de Sales



 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020