Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CAPÍTULO 165 - SÉ QUE ALGÚN DÍA SE CANSARÁ DE MÍ



Febrero 14, 2021, 05:29:37 am
Leído 92 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6303
    Mensajes

  • Karma: 5

CAPÍTULO 165 - SÉ QUE ALGÚN DÍA SE CANSARÁ DE MÍ
« en: Febrero 14, 2021, 05:29:37 am »
CAPÍTULO 165 - SÉ QUE ALGÚN DÍA SE CANSARÁ DE MÍ
-ATENCIÓN A LA BAJA AUTOESTIMA-

Este es el capítulo 165 de un total de 200 –que se irán publicando-  que forman parte del libro RELACIONES DE PAREJA: TODO LO QUE NO NOS HAN ENSEÑADO Y CONVIENE SABER


Tener interiorizada esta creencia en el pensamiento y, lo que es peor aún, creer que es una condena casi segura a que así suceda llevará, casi inevitablemente, a su cumplimiento. Recuerda lo que son las Profecías Autocumplidas.

Suponer que eso es algo que va a suceder, y dándolo ya por casi seguro, predispone a un tipo de actitud distinto –y catastrofista- en la relación.

A partir de eso uno ya no se mueve con la confianza, la soltura y la actitud con que lo hacía antes de que este pensamiento se instalara, y ya no es capaz de mirar al otro como le miraba el día que decidió unir su vida a él, ni es capaz de presentarse ante el otro sin recelos, como lo había hecho hasta entonces; uno estará asustadizo, inseguro –tal vez producto de sus conflictos por su baja Autoestima-, temeroso de que todo se vaya por el desagüe, y su pesimismo colaborará eficazmente en presentarle un futuro sin todo lo que tiene en este momento, y eso, en un círculo vicioso del que no puede ni sabe escapar, le llevará fatalmente a una tensión que se reflejará en sus actos, y el otro, ante ese cambio, empezará a pensar fatalmente, por primera vez, aunque nunca lo hubiera previsto ni lo hubiera hecho antes, en abandonar a esa persona insegura, recelosa, que no se parece a la que había sido hasta entonces.

Piensa en esto:

El otro te escogió a ti de entre todas las personas del mundo. Libremente, porque era su deseo. Te hizo promesas, decidió unirse a ti, y te ha estado entregando su amor y su atención.

¿Por qué quieres creer que se va a cansar de ti?

Supongo que sólo lo hará en el caso de que tú dejes de ser la persona de la que se enamoró. Mientras sigas siendo la misma tienes todas las papeletas de que siga a tu lado.

En cambio, si te manifiestas desde el temor pesimista e injustificado que se adelanta a lo que tal vez nunca vaya a acontecer, cambiará tu carácter y tu actitud; te abandonarán las sonrisas e ilusiones primero, y te abandonará el otro después.

Veamos un ejemplo: Imagina el escenario desde el punto de vista opuesto. Imagina que es él quien sospecha que le vas a dejar, y que no se atreve a preguntarte si hay algo cierto que le puede hacer suponer eso –como tampoco tú le has preguntado a él antes de ponerte a imaginar e imaginar e imaginar…-, pero, ante esa sospecha de verse abandonado, empieza a sentir que está libre de un compromiso del que le vas a liberar enseguida –no olvides que es sólo según su imaginación, y no olvides que en tu caso también es sólo tu imaginación-, y por ello se siente con derecho a estar abierto a otra relación, y lo hace, porque “como tú le vas a dejar…” casi es normal que quiera ir ocupando de nuevo el corazón que tú vas a dejar vacío.

Para cuando se aclare que tú no tenías intención de dejarle es posible que ya esté comprometido con otra mujer. Y que te deje.

El modo de evitar ese pensamiento negativo es hablar con tu pareja, abiertamente, de tus sentimientos, de tus dudas, y preguntarle si hay algo de realidad en ello, y si te tranquiliza con sus palabras, sería bueno abandonar ese incómodo y peligroso estado que puede llegar a ser tan perjudicial.

La verdad es que el riesgo a ser abandonado está presente, en mayor o menor medida, en todas las relaciones. Pero actuando como si inevitablemente fuera a suceder no se hace sino provocar que suceda lo que, tal vez, no estaba previsto que sucediera.

SUGERENCIAS PARA ESTE CASO:

- Si tienes dudas acerca de si tu pareja se puede cansar de ti, pregúntaselo. Sólo él o ella tienen la respuesta.
- Presuponer, y más presuponer pesimistamente, es perjudicial.
- Las parejas que tienen un diálogo abierto y continuo saben en cada momento cómo están los sentimientos del otro. Si quieres saber, pregunta.
- Hablar, hablar, hablar. En la relación hay que hablar y preguntar.


Francisco de Sales


 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020