Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 DEJAR FLUIR, DEJARSE FLUIR.



Mayo 20, 2021, 06:41:45 am
Leído 152 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6492
    Mensajes

  • Karma: 5

DEJAR FLUIR, DEJARSE FLUIR.
« en: Mayo 20, 2021, 06:41:45 am »
DEJAR FLUIR, DEJARSE FLUIR.


En mi opinión, en ocasiones nos queremos oponer a lo que no necesita de nuestra oposición. En muchas circunstancias nos falta confiar en lo que sucede, o lo que tiene que suceder, y nos oponemos innecesariamente con un esfuerzo que es inútil y con una obstinación que se nos queda grande.

Nos resistimos a que sucedan ciertas cosas y esa resistencia es pura fachada. Detrás de ella están agazapados nuestros miedos y se encuentra también nuestra debilidad, que no quiere ser descubiertos y se disfrazan de entereza.

La fluidez es el modo natural de que sucedan algunas cosas. Tienen que suceder y suceden. Y no se debe pelear contra la realidad, ni oponerse, y no conviene entorpecer la marcha de la vida o del mundo.

A veces nos toca vivir experiencias incómodas –aunque desconozcamos el por qué y el para qué- y hay que vivirlas. Y es mejor hacerlo sin una inútil oposición, sin poner rabia donde sólo cabe una sabia rendición que es el mejor modo de colaborar con lo que ha de ser inevitable.

Hay ciertas cosas que requieren del abandono, de la fluidez, para que transcurran sin ponerles unos obstáculos que son innecesarios. Quien tiene fe debería confiar en Dios o en el destino y aceptar también lo incomprensible. Quien lleva muchos años de vida, si ha estado atento habrá comprobado que todas las cosas que han pasado, extrañas en su momento, han resultado tener una utilidad en algún sentido; han demostrado ser necesarias.

Todas las experiencias acaban transformándonos de algún modo y ya se sabe que la transformación es necesaria y forma parte del hecho de ser Humanos. La vida es un continuo aprendizaje y la evolución sólo se consigue experimentando, aprendiendo y comprendiendo para aceptarlo después.

Preferimos evitar las experiencias desagradables o dolorosas, pero parece ser que están para enseñarnos, para que confiemos más en nosotros; cuando aparezcan es mejor meterse en ellas completamente, con confianza en que al final saldremos indemnes, sin miedo a lo que pueda suceder, plenamente conscientes de lo que pase mientras pase, porque sabemos que en algún momento van a acabar y retomaremos nuestra vida cotidiana. De la actitud ante esas circunstancias dependerá el resultado, positivo porque se comprenda y se acepte que hay que vivirlo, o negativo porque uno se quedará sólo en la parte sufriente y eso le impedirá ver la cara mejor. O sea, dependerá de que uno se deje fluir mansa y confiadamente, o que se empeñe inútil y agotadoramente en nadar contra corriente.

No nos gusta que las cosas no salgan tal como las deseamos, por eso se produce la reacción inmediata de fastidio o de oposición, pero una persona que está en un Proceso de Desarrollo Personal no debería oponerse y debería recibir esta oportunidad distinta que le da la vida de tener que desenvolverse en una situación que no es la más cómoda.

Conviene hacerle saber a la mente, y al ego, que las cosas no siempre suceden del modo deseado, y que hay que aceptarlo así, sin oposición. Fluyendo. Dejando fluir con confianza una parte de la vida –mientras otra sí permanece atenta, por si acaso-. Permitiéndose experimentan la frustración sin una oposición tan rotunda como inútil.

Tal vez detrás de la fachada fea de las cosas que no queremos haya algo agradable pendiente de descubrir. Jung decía “El sabio no busca hacer, deja que las cosas sigan su curso”.

Conviene tener la intuición predispuesta, y la atención muy afinada, para no caer en la auto-trampa de confundir “dejar fluir” con “no hacer nada cuando sí hay que hacer”. Uno debe saber cuándo afrontar las circunstancias con ímpetu y cuándo colaborar con ellas no oponiéndose. El control total y sobre todo es imposible. Y además hay cosas que no requieren de nuestra oposición sino de nuestra colaboración.

A veces es conveniente tener paciencia y quedarse quieto observándolas y observándose. Dejar fluir y dejarse fluir.

Te dejo con tus reflexiones…


 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020