Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CADA PERSONA DEBERÍA CREAR SU PROPIA RELIGIÓN



Julio 19, 2021, 07:14:24 am
Leído 38 veces

Desconectado francisco de sales

  • Administrator
  • *****

  • 6415
    Mensajes

  • Karma: 5

CADA PERSONA DEBERÍA CREAR SU PROPIA RELIGIÓN
« en: Julio 19, 2021, 07:14:24 am »
CADA PERSONA DEBERÍA CREAR SU PROPIA RELIGIÓN


En mi opinión, es  muy conveniente que cada persona cree su propia filosofía de vida y su propia religión. No tienen que ser rompedoras, ni ser absolutamente originales –aunque sí pueden serlo si uno, por convencimiento, así lo desea -, sino que pueden tener como base principal todo aquello en lo que uno esté de acuerdo con la filosofía o religión que profesa actualmente, pero haciendo las modificaciones que considere necesarias… siempre que se hagan por convicción y fe propias y no simplemente por comodidad o por intereses ocultos.

Me sorprende la definición que hace el diccionario de la palabra “religión”, que es el “conjunto de creencias o dogmas acerca de la divinidad, de sentimientos de veneración y temor hacia ella, de normas morales para la conducta individual y social y de prácticas rituales, principalmente la oración y el sacrificio para darle culto”.

Me rechina mucho en la definición la presencia de la palabra “dogma”, que es el “conjunto de CREENCIAS de carácter INDISCUTIBLE y OBLIGADO para los seguidores de cualquier religión”.

CREENCIA significa ”tener algo por cierto sin conocerlo de manera directa o sin que esté comprobado o demostrado”, por lo tanto… parece que no es algo rotundo y totalmente fiable, sino un acto de confianza en algo desconocido.

En la definición también aparece INDISCUTIBLE y OBLIGADO y eso me suena a imposición dictatorial. Es como decir “no puedo demostrar que sea cierto lo que digo, no tengo unos argumentos razonables, pero es así porque lo digo yo, y te lo tienes que creer y no tienes derecho a dudarlo, ni a discutirlo, ni a preguntar y, además, tienes que aceptarlo obligatoriamente”. A mí esto no me gusta.

En la definición de religión aparece también “temor hacia ella” refiriéndose a “temor a la divinidad”. Cuando era pequeño estudiaba en un colegio de sacerdotes y ya entonces me alteraba mucho eso que me decían acerca de que había que tener “temor de Dios”. Ya entonces me parecía contradictorio tener que temer a algo que luego decían que era todo amor y que era capaz de perdonar cualquier cosa y que éramos sus hijos amados… todo me sonaba difícil de creer. (Tal vez se deba a que me lo explicaron mal, porque parece que se refiere a una forma específica de temor, cercana a las ideas de respeto, admiración y sumisión hacia Dios y su voluntad).

En este momento creo –aunque me reservo el derecho a cambiar de opinión sin previo aviso- que la religión ha de ser el modo directo de relacionarse con Dios –incluso sin necesidad de intermediarios-, o con lo que otros llaman Divinidad, Centro, Creador, Fuente, Jehová o Alá, o de otro modo, que todo es lo mismo con distintos nombres.

Para entendernos mejor, aceptamos que hay “algo” de una naturaleza que trasciende lo que llamamos cotidiano, incluso lo que entendemos como Humano; algo que está más allá de lo que alcanzamos a comprender con nuestra mente o nuestros conocimientos actuales.

Ese “algo” a lo que hacemos referencia generalmente se ubica fuera de nosotros (“Dios está en el Cielo”) y no en el interior. Tal vez es que a algunos les parezca que entenderlo como parte de nuestra naturaleza Humana sea un sacrilegio. Tal vez no nos consideremos dignos de ser divinos además de Humanos. O tal vez es que no nos hemos dedicado a ver con objetividad –y no desde el temor- la relación que mantenemos con la religión y con lo divino.

Las religiones imponen sus normas, sus creencias y sus dogmas, exigen la renuncia a las otras religiones porque cada una de ellas se erige en indiscutiblemente verdadera desautorizando a las demás. Es por eso, tal vez, por lo que cada uno tiene que crear su propia religión, su propio modo de contactar y relacionarse con la divinidad, su propio modo de respetarse y respetar al prójimo y al mundo.

Y esto no es una invitación a dejar la religión que se profese en este momento: se puede mantener en un 99,99% si es el deseo personal consentido, pero también puede uno atreverse a hacer o interpretar algunas cosas de un modo personal, a salirse de los miedos y las imposiciones, a mirar a su Dios-Fuente-Creador-o como cada uno lo llame de un modo más directo, a recortar distancias, a percibirlo más cercano; incluso manteniendo las distancias –si uno lo cree necesario- sentirlo más Uno Mismo, sentirlo más dentro y más íntimo y más indisoluble de Uno Mismo. Sentirse cómodo y a gusto con él.

Que sea uno quien imponga la distancia que le parezca adecuada –por respeto a él- y que no sea él quien imponga la distancia por su jerarquía.

 Soy consciente de que este es un tema que a algunas personas les puede parecer irreverente, pero mi intención no es hacer dudar a nadie de su fe ni sus creencias, sino hacer una propuesta para que sea recogida EXCLUSIVAMENTE por quien esté de acuerdo con lo expuesto.

Cuestionarse la propia religión no es un acto de irreverencia ni una insubordinación ni es una herejía ni una blasfemia ni un sacrilegio. Es un modo de acercarse con la mejor voluntad a un asunto al que ciertas personas tienen un respeto que se acerca al miedo y en el que habría que moverse con confianza y alegría. Y puede ser el modo de salir más fortalecido de lo que se entró.

Te dejo con tus reflexiones…

« Última modificación: Julio 19, 2021, 07:17:17 am por francisco de sales »

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020