Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 QUÉ BELLA ES LA HUMILDAD.



Marzo 26, 2022, 07:08:26 am
Leído 165 veces

Desconectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 6812
    Mensajes

  • Karma: 6

QUÉ BELLA ES LA HUMILDAD.
« en: Marzo 26, 2022, 07:08:26 am »
QUÉ BELLA ES LA HUMILDAD.


En mi opinión, una de las virtudes que mejor puede mostrar la grandeza de una persona es su humildad.

La humildad tiene una definición muy noble: “Virtud que consiste en el conocimiento de las propias limitaciones y debilidades y en obrar de acuerdo con ese conocimiento”. Esto no necesita comentarios. Lo deja claro. Dice mucho más que las pocas palabras con las que está descrita.

Al aceptar lo que uno es -aunque después trate de mejorarse- hay un agradable descanso en esa tarea en la que se enfrasca el ego de querer reconocer y mostrar sólo nuestra mejor parte y de magnificar las que solamente son mediocres o normales. Somos limitados. Así somos. Y con lo sencillo que resulta reconocerlo y mostrarse como tales, en cambio pretendemos esconder lo que no nos satisface y mostrar solamente aquello que, aunque realmente no lo seamos, nos gustaría ser.

La humildad se convierte en el fundamento básico donde se han de sustentar el resto de virtudes porque es la base de toda verdadera grandeza. Aunque parezca un contrasentido, ser humilde es lo más extraordinario que se puede llegar a ser y tal vez la máxima aspiración de una persona que esté en un Proceso de Desarrollo Personal. No hay una persona auténtica si no tiene y muestra su humildad.

En el Mejoramiento Personal no se trata de buscar el brillo y sí la desaparición de un ego que nos representa –y mal- en numerosas ocasiones. No se trata de aparecer como el más espiritual, el más encumbrado, sino de pasar desapercibido, de no ser nada ostentoso, de callar más que de hablar.

El humilde se siente satisfecho con lo poco que aparenta ser. Es consciente de que no tiene que fingir ni demostrar nada. Sólo está él mismo y mientras menos impedimentos externos tenga más fácil le resultará llegar a su Yo Esencial.

La humildad es recogimiento y es el fruto de las introspecciones en que uno se busca; busca al verdadero Ser al margen del personaje al que le gusta el éxito externo en forma de reconocimiento social. En su sencillez, en su modestia, está su gran valor. Cuando uno desiste de pretender aparentar, y deja de querer valorarse por lo que muestra y aprende a apreciarse más por lo que es en sus silencios y momentos de recogimiento, es el momento en que la humildad, desapercibida por silenciosa, se hace cargo de la vida de persona instaurando la paz serena que aporta.

Ser humilde, no nos confundamos, no implica no tener valores, dejar que te golpeen en ambas mejillas, o no mostrar tu asertividad cuando sí es conveniente, sino tener tanta confianza en Uno Mismo, conocerse tan bien, que no necesita estímulos externos en forma de halagos o reconocimientos. No es presuntuoso. No da a las adulaciones la importancia que no tienen.

La humildad contiene unos ingredientes insuperables, porque quien llega a ella es porque ha pasado o está pasando al mismo tiempo por la sencillez, por la honestidad, por la modestia o la introspección… no se trata de ser apocado ni innecesariamente manso: se trata de Ser, sin necesidad de adjetivos; de saberse pequeño y por ello grande, benévolo, piadoso, templado, suave, honesto, apacible, sencillo… en una persona humilde se reúnen, sin hacer ruido ni ostentaciones, las más grandes virtudes.

La humildad es la principal carencia que tiene el ego. Uno ha de escoger entre ambos opuestos, porque no son compatibles.

“La humildad es el reflejo de la grandeza de tu corazón”. Es una frase muy conocida. Está llena de verdad. Ser humilde acaba siendo una filosofía de vida, un modo de estar en este mundo y de relacionarse con los demás. Y es una buena decisión. Es una de esas cosas que requiere una revisión y unas cuantas preguntas. Después de hacer esto puede que uno se dé cuenta de que le gustaría ser más humilde, que quizás ninguna de las otras aspiraciones aporte tanto como la paz de no tener que ser ni demostrar nada y poder disfrutar de la delicia de ser humilde.

Te dejo con tus reflexiones…

Francisco de Sales

Si le ha gustado este artículo ayúdeme a difundirlo compartiéndolo. Gracias.

Si desea recibir a diario las últimas publicaciones, suscríbase aquí:
http://buscandome.es/index.php?page=59
En este enlace encontrará todos mis artículos:
https://buscandome.es/index.php/board,52.0.html
En este enlace encontrará todos mis videos publicados en youtube:
https://www.youtube.com/channel/UCUNE-EC7eiOQDJ2q_U4lqEQ/videos?disable_polymer=1
Enlace para la web de poesía y prosa:
www.franciscodesales.com


#Desarrollopersonal #Autoestima #Psicologia #Amor #Dolor #Buscandome #Franciscodesales #Serfeliz #Ansiedad #Frases #Felicidad #Autoconocimiento #Vida #Vivir






 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020