Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CARTA A LO QUE YA NO VIVIRÉ.



Mayo 06, 2022, 06:42:28 am
Leído 713 veces

Desconectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 6812
    Mensajes

  • Karma: 6

CARTA A LO QUE YA NO VIVIRÉ.
« en: Mayo 06, 2022, 06:42:28 am »
CARTA A LO QUE YA NO VIVIRÉ.

Desaprovechado pasado:
Eres lo que ya no está. Ya te has convertido en historia inamovible y no admites que se pueda volver a cuando eras presente ni que se puedan hacer pequeños o grandes cambios. Y es una lástima. Te vas a quedar como estás. Ahora siento demasiados vacíos. No los vi cuando eras presente y ahora me parecen incluso dolorosos. Tienen que pasar años y años hasta llegar a un estado en el que, si uno es listo y está atento, puede vivir el presente durante el tiempo de cada presente. No es fácil. En mi caso –aunque quizás es porque soy muy torpe- me ha costado casi 67 años concienciarme de que la vida se ha de vivir en cada momento y que estos son inaplazables.
Cada segundo se va cuando se extingue y se lleva lo que ha podido acumular durante su existencia. Los que se van vacíos no pueden volver otro día a buscar algo interesante. La suma de todos ellos se presentará un día en nuestra vida de un modo tan rotundo que será inevitable tomar conciencia de ellos así como también será inevitable la frustración al encontrarse con tantos y tan pobres.
Hoy me he llevado una decepción cuando ha aparecido en mi mente la frase que he convertido en título: CARTA A LO QUE YA NO VIVIRÉ. Venía sólo con las letras que la componen, ni una explicación ni un reproche directo aunque con su rotundidad y su verdad no era necesaria más explicación. Quise defenderme argumentando una filosofía de baratillo que no convencería ni al más ingenuo: “Bueno… eso nos pasa a todos”. Y tal vez sea cierto, pero como argumento es pobre y es falso. Lo que hagan los otros con su vida no ha de importarme. Lo que me afecta es que ya no voy a hacer algunos viajes por falta de tiempo y de energía, no voy a poder dar la mano a mi madre mientras exhalaba sus últimos suspiros, no repetiré aquellos besos tan inocentes que compartí con Marianita, ni le podré decir a mi abuela cuánto la amé cuando ella sí estaba pero yo no sabía decirlo.
LO QUE YA NO VIVIRÉ abultará tanto como el mundo, porque es ahora, en este feroz Tiempo de los Arrepentimientos, donde comprendo lo que no fui capaz de ver antes, donde añoro lo que no viví, donde muevo la cabeza asombrado y asustado por lo mal que lo hice. Esto de vivir es una asignatura prioritaria que nadie imparte donde no se aprende a base de aciertos sino sumando errores. Lo malo, lo duro, lo trágico, es que no hay vuelta atrás. No hay un ensayo de prueba donde uno aprende para que la toma final, la vida buena, se viva perfectamente. Uno la caga a veces, mete la pata hasta el fondo otras, se equivoca en demasiadas ocasiones, daña, destroza, causa dolor, decepciona… y no es posible volver a vivir situaciones en las que ahora se pondría más pasión y más vida, ni es posible arrancar las lágrimas y poner flores en su lugar.
Ya no viviré los momentos que dejé en blanco, no miraré a los ojos a quien ya no está, no pronunciaré aquellos “lo siento” que mi orgullo no me permitió decir y se me quedarán atragantados los “te amo” que no dije.
Ya no viviré el alboroto de mis emociones cuando conocí a mi primera enamorada, con mis trece años casi sin estrenar, ni podré volver a hablar con el anciano Manolo de lo que él me decía que es la vida desde su punto de vista, ni jugaré con el balón en el patio del colegio, ni tantas otras cosas.
Desaprovechado pasado… escucho tus quejas que son las mías. He tardado demasiado tiempo en comprender algo muy elemental que ahora sí he aprendido: que lo que ahora llamamos presente –lo que en este instante estamos viviendo- algún día tendremos que llamarlo pasado y que la consciencia a la vida, haciendo presentes venturosos, servirá para que cuando se conviertan en pasado sean un pasado pleno.

Francisco de Sales


 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020