Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 ¿ESTOY DESPERDICIANDO MI ÚNICA VIDA?



Diciembre 03, 2022, 05:35:32 am
Leído 564 veces

Conectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 6998
    Mensajes

  • Karma: 6

¿ESTOY DESPERDICIANDO MI ÚNICA VIDA?
« en: Diciembre 03, 2022, 05:35:32 am »
¿ESTOY DESPERDICIANDO MI ÚNICA VIDA?


En mi opinión, afrontar sin miedo esta pregunta y hacer una revisión de lo que es y lo que ha sido la propia vida hasta ahora puede ser la mejor inversión que hagas para ti.

También puedes preguntarte, si es que te suena mejor, “¿estoy desaprovechando mi única vida?” Y no voy a entrar en asuntos de reencarnaciones, vidas paralelas, o vida más allá de la vida, porque de momento parece que la única demostrable es esta en la que yo escribo y tú lees.

Por lo que compruebo en las múltiples conversaciones que tengo relacionadas con este tema, el 95% de las personas con las que hablo no se toman esta vida con la atención que hay que hacerlo y la malgastan en cosas de las que se arrepienten después y precisamente por falta de atención a lo que hacen… y lo que no hacen.

La vida, por el modo en que la tenemos organizada, no parece estar preparada para poner en ella un 100% de placer, disfrute, fiesta y risas, sino que también contiene esos momentos –a veces excesivos- que tenemos que dedicar al trabajo, a las cosas rutinarias, a lo que solo aporta displacer e insatisfacción, al aburrimiento –que se produce por la falta de atención a lo que es VIVIR-, a sufrir –innecesariamente la mayoría de las veces- y a las diferentes cosas que cada uno encuentra para “matar el tiempo” (¡qué mal suena matar lo que deberíamos llenar de vida!).

En un inventario sobre lo que es y ha sido nuestra vida, encontraremos ocasiones de grandes satisfacciones, momentos de plenitud, instantes en lo que creemos haber alcanzado el Nirvana, y hasta Paz y Amor en su estado más puro, pero también encontraremos aburrimiento, apatía, disgustos, pesimismo, un gran vacío, y esa soledad que tanto pesa y tanto mata. Quien ha pasado por esto último, sabe que esto no es precisamente lo que quiere en su vida. Desafortunadamente, muchas personas no buscan una solución sino que se conforman con un alivio y se distraen y auto-engañan con músicas o con una película con las que pretenden anestesiar su agujero negro, o escapar infantilmente de la responsabilidad de su vida y de lo que pase en ella.

Charles Darwin dijo que “una persona que se atreve a desperdiciar una hora no ha descubierto el valor de la vida”. La vida se pasa muy rápido y si no estás atento a ella, si no te detienes y observas y reflexionas, podrías perdértela. La vida es demasiado corta para desperdiciarla con tonterías, o entreteniéndose en odiar, en sentir rencor, o en preocuparse innecesariamente por lo que no se tiene. La vida no espera a que uno recapacite y se dé cuenta, no tiene la opción de regresar y reemplazar, no permite volver para dar los abrazos que no se dieron y decir las palabras de amor que se callaron.

Reflexionar un poco sobre nuestro pasado nos llevan inevitablemente a darnos cuenta de que quisiéramos repetir más a menudo esos momentos que han quedado grabados como especiales, que cabe en nuestra vida más felicidad de la que tenemos en este momento, que queremos que haya más cafés y charlas con aquellos amigos tan queridos, más abrazos con todos, más tiempo con nuestros seres amados, y se hace inevitable que aparezca un rabioso arrepentimiento, una lágrima sin palabras pero con dolor, un reproche por la insensatez y el desperdicio de tantos momentos que se podrían haber rellenado con gloria.

La vida nos proporciona con cada segundo la oportunidad de cambiar cosas en nuestra vida y en nosotros mismos. Tenemos el poder de gobernar nuestra vida, sobre todo en esos momentos que no ocupa el inevitable trabajo o alguna de esas obligaciones reales. Tenemos la opción de decidir y de hacer. Tenemos el mando. Nos falta reflexionar, sentir, decidir y actuar.

Y no volver a tener esa dolorosa realidad de estar desperdiciando o desaprovechando la única e irrepetible vida de la que disponemos.

Te dejo con tus reflexiones…


 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020