Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 NOS CONSTRUYEN LAS EXPERIENCIAS QUE VAMOS VIVIENDO.



Julio 05, 2024, 05:52:00 am
Leído 438 veces

Desconectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 7273
    Mensajes

  • Karma: 7

NOS CONSTRUYEN LAS EXPERIENCIAS QUE VAMOS VIVIENDO.
« en: Julio 05, 2024, 05:52:00 am »
NOS CONSTRUYEN LAS EXPERIENCIAS QUE VAMOS VIVIENDO.


En mi opinión, no hay colegios ni universidades, ni tampoco padres o educadores, que nos enseñen a vivir con eficacia y perfección, que nos muestren con claridad cómo es el camino que emprendemos al nacer, que nos enseñen el modo de resolver todos los conflictos y problemas con los que nos vamos a encontrar a lo largo de la vida; que nos prevengan, que nos lo cuenten todo y con claridad, que nos den las pautas que vamos a necesitar.

Con su buena voluntad nos trasmiten lo que saben o nos recomiendan o imponen ciertos modos de ser y actuar, pero no hay unas lecciones catedráticas en las que aprender, una a una y todas, las situaciones con las que vamos a tener que lidiar. No hay algo que sea tan directo como que si sumamos dos con dos obtendremos cuatro como resultado.

Así que, salvo los conocimientos básicos que podamos aprender en la escuela, salvo algunos aprendizajes que podamos conseguir adquiriendo otros conocimientos por nuestra cuenta, para todo lo demás dejamos que sea el sistema de prueba y error, o prueba y acierto, quien nos vaya enseñando. Se dice que “nadie escarmienta en cabeza ajena”, o sea que difícilmente uno asume e incorpora como propias las experiencias ajenas y, en muchas ocasiones, tiene que vivir y experimentar las propias para poder asumirlas e integrarlas.

Aprender a través de la experiencia se convierte, a veces, en un camino nada fácil hacia la sabiduría: es tortuoso y está lleno de sinsabores; es un camino que sólo encuentra la meta-destino al finalizar la vida.

Experimenta y reflexiona. Tal vez así es como se puede resumir esto de vivir. Que nos pasen cosas y no nos dejen huella o aprendizaje parece un poco inútil. Darse cuenta tras una reflexión es lo correcto. Aprendemos más y mejor de la práctica vivencial que de la teoría. Ir aprendiendo de las diferentes experiencias además de ayudarnos a evolucionar nos sirve para ir ganando en autoestima y autoconfianza. Eso nos hace darnos cuenta de que somos un poco más sabios que antes de que sucediera lo que nos ha sucedido. Uno sale con la lección aprendida.

Que nos vamos a equivocar muchas veces hay que darlo por seguro. Con lo que nos suceda, si no es de nuestro agrado, pueden ocurrir varias cosas: desde la frustración por la caída en un nuevo error por una situación que no se ha sabido resolver bien hasta experimentar el poder de la resiliencia, que es esa capacidad de resurgir fortalecido de las experiencias dolorosas. Ya que ha sucedido, no aporta nada positivo quedarse en el malestar y el auto-reproche y es más útil ponerse una sonrisa –en la boca y en el corazón- y resurgir con fuerza hacia el siguiente paso.

La reflexión es el primer paso imprescindible. Tras lo sucedido, lo siguiente –cuando uno ya esté tranquilo y pueda ser objetivo- es sacar conclusiones y hacerse preguntas –y darse respuestas- con respecto a lo que pasó. Se recomienda tomar notas de ello para poder acceder rápidamente, en el momento que se necesite, a los descubrimientos que se hagan. Tras ello, un análisis que clarifique las cosas.

No se trata de adquirir solamente conocimientos teóricos: se trata de vivir, con todo lo que eso implica, y de ser conscientes de nuestras imperfecciones –todos los humanos- y seguir en esa voluntad de aprendizaje y evolución. Sólo así nos construiremos de acuerdo con nuestra voluntad y deseo. Sólo así emprenderemos el camino hacia nosotros mismos.

Te dejo con tus reflexiones…

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020