Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 SE PUEDE AMAR PARA SIEMPRE



Julio 03, 2012, 06:45:04 am
Leído 1602 veces

Desconectado Paz

  • Hero Member
  • *****

  • 850
    Mensajes

  • Karma: 0

SE PUEDE AMAR PARA SIEMPRE
« en: Julio 03, 2012, 06:45:04 am »
SE PUEDE AMAR PARA SIEMPRE


Si es cierto que hay muchos matrimonios que son felices y aprenden a vivir felices.
Pero Jesús nos dijo que el sano no tiene necesidad de medico. Y el propósito de este escrito es ayudar al que necesita del medico.
Y si me permite seguir usando el ejemplo del medico, he observado que hay temas que no nos atrevemos a hablar, ni siquiera con nuestra pareja, temas que se convierten en tabú, pero cuando estamos a solas con el medico nos vemos en la necesidad de confiárselo. Debido a que solo si decimos la verdad se podrá encontrar ayuda. Así en este articulo, van a existir esos momentos de verdad.
Permita Dios que este escrito nos ayude a pensar, a mirarnos adentro, en lo íntimo de nuestros sentimientos.


EL AMOR ES DE DIOS

Dios es amor y toda fuente de ese sentimiento con tanta fuerza viene de Dios.
Todo ser humano necesita amor. Nuestros vocabularios y nuestras expresiones culturales han confundido este término. Para muchos el amor es una satisfacción física. Para otros el amor es un control o dominio de la otra persona como si la tal fuese dueño de uno. También algunos piensan que amor es solo el cuidar o servir o cumplir con sus obligaciones. Por ejemplo, el padre que le provee a sus hijos el alimento y cree que eso es amor. O la esposa que complace a su marido en lo que él le pide y cree que eso es amor. Pero lo cierto es que aun las personas que no aman pueden hacer esas cosas.
Todo ser humano casi suplica un momento de ternura, de afecto, de saber que hay alguien a quien le importa si vive o no. Aun las personas que no tienen a Dios, necesitan amor.
También todo ser humano tiene la necesidad no solo de ser amado sino también de poder amar. El amor verdadero no es pedir sino dar, es cuidar el bien de la persona que se quiere sin esperar buscar el beneficio propio. Pero es cuidar deseando cuidar, necesitando cuidar, no haciéndolo porque hay que hacerlo, no con molestia o cansancio, sino con necesidad de hacerlo. Como cuando una madre le da a su hijo el alimento, ese momento es mas felicidad para ella que aun para él bebe que lo esta recibiendo. ¿Me entiendes?, el cuidar cuando se ama no es trabajo, es satisfacción.

LA NECESIDAD DEL ROMANCE

Muchos se burlan del romance. En muchas culturas se enseña que es cursi o ridículo ser romántico. Entre las conversaciones de hombres el hacer algún comentario de momentos románticos con la compañera amada es ocasión de risas y burlas. Entre las conversaciones de mujeres, muchas veces se interpreta como momentos de manipulación, como la forma de conseguir lo que se quiere. Pero el romance es algo muy diferente.
La Biblia dedica libros completos al romance. Mientras estudiaba en seminario, escuche a muchas personas decir que el libro de Cantar De Los Cantares no debería de estar en la Biblia, que quizás fue un error. Y estas personas hasta se avergonzaban cuando había que leer algunos de sus versos.
Y es que muchas personas no pueden creer que en la Biblia se encuentren versículos como estos:

“Oh, si el me besara con besos de su boca. Porque mejores son tus amores que el vino”. (Cantares 1:2)

“Cuan hermosos son tus pies en las sandalias, Oh hija de príncipe”. (Cantares 7:1)

La Palabra de Dios es perfecta y es pura. El romance no es del mundo, no es de seducciones diabólicas. El romance es una expresión externa del sentimiento interno que cada uno lleva en su interior.
Y el romance es necesario para mantener vivo el amor. Es el alimento del amor.
No importa cuanto tiempo se lleve de casado, no importa cuantas veces nos hayamos enamorado, siempre hay que volver a empezar. Así como dice la Palabra que yo debo traerle a Dios canticos nuevos, así a mi pareja, debo de buscar ese momento, debo de hacer el tiempo, pero un tiempo especial, no el que sobra, o cuando ya no haya nada mas que hacer, sino ese tiempo donde aprendemos a detener todo en honor al ser amado.
Antes de la pareja casarse, nadie tiene que decirle como es que se enamora. Pero después de casarse como que ya no se sabe cómo enamorar.
Esto es debido a dos cosas:

1. El hombre siente que ya logró su meta. La mente del hombre piensa en forma de lógica. Y la lógica le dice, ya lo lograste, no tienes que tratar más, porque ya lo tienes.

2. La mujer se siente segura. La mente de la mujer piensa en estabilidad y en continuidad. La mujer dice ya lo tengo seguro.

Pero el amor, el amor necesita de su alimento.
La Biblia dice que Dios busca adoradores que le adoren en Espíritu y Verdad.
Jesús mismo le reclama a la iglesia de Éfeso de que se olvidó de su primer amor y que era necesario que volviera a su primer amor.
El amor es una relación, no una conquista.
El amor no es un objetivo sino una continuidad que necesidad fluir como la sangre fluye en el cuerpo mientras este tiene vida.
Pero el romance no se exige. Tu no puedes venir y decirle a la persona te voy a enamorar de esta manera y tu tienes que hacerlo como yo te diga. Porque el romance es una expresión de cómo la otra persona existe dentro de uno. El romance no es una conquista. No es una manipulación para ver lo que yo consigo. Ese tipo de romance no alimenta, sino que destruye. El verdadero romance no es tanto lo que se dice o como se hace, es lo que se descubre, lo que se deja ver de lo que ya existe dentro de uno. Es casi como cuando una obra maestra está cubierta y poco a poco se va cayendo la tela que le cubre y así se va admirando la hermosura de la creación.

INSEGURIDADES Y CELOS

Por muy hermosa que una persona sea en lo exterior, si esta es insegura, ya inmediatamente perdió más de la mitad de su brillo, de su atracción.
Dios no nos ha dado un espíritu de temor, sino de dominio propio, eso dice la Biblia.
Los celos nos destruyen, nos hacen decir palabras que causan heridas, tomar acciones que ya no se pueden devolver. Así como el temor es lo contrario de la fe, así los celos son lo contrario del romance.
El romance enamora, los celos matan el amor.
Muchas personas creen que al celar están protegiendo lo que aman y es todo lo contrario. Un matrimonio se debe respeto y el que ama aprende a respetar. Pero este respeto no se obtiene con amenazas ni con gritos. El respeto es algo que la persona que ama le regala a su ser amado.

PASIONES DESORDENADAS

La intimidad entre un hombre y una mujer bajo el manto del matrimonio es algo tan precioso que dice la Palabra de Dios que dejan de ser dos para pasar a ser solo uno.
Pero como todo lo que es de Dios es atacado por el enemigo, también esta maravillosa intimidad es atacada por el enemigo trayendo pensamientos desordenados, sucios, que matan la hermosura del momento.
Muchas parejas al pasar los años buscan diferentes formas de cómo avivar la pasión en la intimidad. Y muchas veces cometen el error de llevarse por cosas que no agradan a Dios creyendo que así se pueden ayudar. Y estas cosas como fantasías fuera de lugar, como material impuro, como cosas no naturales, lo que hacen es matar la belleza del afecto que originalmente hizo que esa intimidad fuera algo tan deseado
Al comenzar este escrito, le mencioné cómo todos necesitamos amor. Y cómo ese amor también lleva afecto, cariño. Cada persona necesita aprender a dar ese afecto a su pareja, y buscando la manera de llenar esa necesidad de su pareja todo lo demás va cayendo en su lugar. Si nos ocupamos de cuidar el aspecto sentimental de nuestra pareja, lo físico llega también. Pero no podemos tratar de llenar lo sentimental supliendo lo físico.

SE PUEDE AMAR PARA SIEMPRE

Yo estoy seguro de que se puede amar para siempre. La razón de mi seguridad es muy sencilla, Dios es eterno, y si la fuente de mi amor es Dios, entonces mi amor también puede ser eterno.
Si el amor que yo siento por mi pareja es un amor basado en lo físico, entonces mi amor no va a ser para siempre, porque la belleza no es para siempre. Si mi amor es basado en una necesidad personal, entonces mi amor tendrá fin cuando esa necesidad ya no exista. Pero si aprendo a amar deleitándome en la belleza del alma de mi pareja, entonces si será eterno porque el alma vive para siempre.
Estoy seguro que leyendo este escrito todos podemos encontrar faltas en nosotros mismos o en nuestra pareja. Muchas veces esas faltas existen porque nunca se nos enseñó a amar. Una de las mas bellas características del amor es que siempre esta dispuesto a dar una segunda oportunidad.
Te aseguro que si te atrevieras a ser romántico, a buscar esos momentos sencillos, pero llenos de sinceridad, verás un cambio maravilloso en tu matrimonio. Créeme, la otra persona lo esta deseando con todas las fuerzas de su corazón, aunque no sepa como decírtelo.
La ternura, las caricias acompañadas por sentimientos puros, pueden mucho más que las palabras de exigencias.


(Patri Gur)

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020