Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CUANDO SIENTES QUE LA VIQA TE SONRÍE



Noviembre 20, 2012, 04:33:54 am
Leído 1653 veces

Desconectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 7011
    Mensajes

  • Karma: 6

CUANDO SIENTES QUE LA VIQA TE SONRÍE
« en: Noviembre 20, 2012, 04:33:54 am »

Cuando sientes que la vida te sonríe, aunque a veces sea también dura, no dejes pasar ese momento que tienes para sentirte una privilegiada por ser, por tener y por poder estar en ese momento indicado que nunca has podido controlar, pero que ahí está, para que sepas que no todo es tan oscuro, ni tan malo, y que de esos momentos surgen tus ganas de luchar, de esforzarte, de sonreír, de expresarte y de ser cada día más tú misma.
 
Cuando eres capaz de seguir avanzando, de seguir mostrando tu ser de luz a los que te rodean, cuando aportas ese algo que te hace ser diferente porque no dejas que te lleve la corriente -a pesar de que no te faltarían las ganas por la comodidad que sería-, es entonces cuando te das cuenta de todo lo bello que puede ser llegar a intentarlo, lo grande que puede ser observar a tu alrededor, lo duro que es cuando solo ves negra la vida porque es más sencillo y no te responsabilizas de tus actos y no buscas opciones, pero cuando abres los ojos, bien, y de verdad confías , te das cuenta que solo eres tú la que te vas poniendo trabas, porque tú eres capaz de sobrepasar a aquellos que solo buscan que te caigas y no te levantes, porque tú tienes más coraje que aquellos que no van más allá de lo que se ve, porque tú eres ese ser que lucha, cree y confía, con tus defectos, o tu falta de medios, pero con ganas de hacerlo posible.
 
Si el camino lo vas haciendo despacito, pero dando lo mejor, puede que te equivoques, pero siempre podrás rectificar, siempre podrás hacerlo mejor el día que le sigue; lo bello es poder mostrar que todo esto tiene un sentido, que no solo mandan aquellos que no tienen más que algo en la cabeza que es ese material que ayuda, pero que aunque lo parezca solo da una felicidad superflua, pues los que lo tiene en demasía hace tantas tonterías que no saben apreciar el significado del mismo, y le otorga cosas que no son de tanto valor como es el amor de verdad, la amistad, el respeto, o la coherencia, pues hay cosas que nunca se podrán comprar con él, y el que no lo tiene por lo menos sabe lo que es, y que tiene que esforzarse, y eso es lo que hace que cada día tenga más valor para enfrentarse a la vida y luchar por lo que verdaderamente es importante.
 
Pues el valor de las cosas las das tú. Tú pones en la balanza, pones toda la carne en el asador, y tú decides el camino que quieres llevar, el de todo lo que obstruye como es la envidia, el que todo me lo den hecho porque yo no puedo, o el de aquel que sabe que la vida nunca es fácil pero, cuanto más la cuidas y la valoras, mas siembra a su alrededor y siempre podrás dormir, y mirar de frente, avanzarás, crecerás, y aprenderás porque dentro de ti no nacerá la soberbia, la envidia, la intolerancia, sino que sabrás dar ternura, razonamiento y sabiduría allá donde vayas y estés, pues el ir contracorriente es difícil y duro, pero es un renacimiento de tu ser cada día.
 
Y con todo ello sabrás que cuando te das cuenta que el tiempo va cicatrizando heridas, va haciéndote superar los baches, va creando dentro de ti algo bello como es el saber estar y ser, y de esa manera aportar a los que te rodean algo que no siempre es fácil, pero no es imposible; es entonces cuando la vida empieza a ser vivida como se merece, y nunca será algo que se ha perdido o se trata de sobrevivir en ella, sino que la buscarás, la regocijarás, la tomarás con entereza, y sabrás que tú eres parte de ella, y junto a ti todos aquellos que merecen la pena, porque lo intentan, porque están llenos de sueños y realidades, porque podrás amar, expresar y sentir sin miedos, sin tapujos , sin hipocresía social, más que la necesaria para ir rodeando a aquellos que no ven más que su ombligo y su universo y se dedican a hundir a los que les rodean.
 
Y hoy estamos, lo contamos, somos privilegiados porque lo tenemos y los tenemos, porque nuestra fuerza ha resurgido de nuestro fondo, porque siempre merecerá la pena, y porque es lo que hay y no más.
 
EstheR., sé feliz.


Esther Sánchez Orantos
 

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020