Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 LA AUTOESTIMA Y LA BONDAD



Junio 25, 2013, 06:08:28 am
Leído 1475 veces

Desconectado milena

  • Sr. Member
  • ****

  • 443
    Mensajes

  • Karma: 0

LA AUTOESTIMA Y LA BONDAD
« en: Junio 25, 2013, 06:08:28 am »
LA AUTOESTIMA Y LA BONDAD

 
Hoy hablamos de bondad y de tu amor por ti (léase autoestima).

Como el amor, la autoestima madura. Ésta arranca cuando de niño te ves reflejado en los ojos de los demás y, a partir de esa referencia inicial, el sentimiento va evolucionando.

No sé si convendrás con mi idea, pero, a mi modo de ver, lo que les ocurre a algunas personas no es que su autoestima sea baja, sino que ésta no ha madurado lo suficiente.

Como cuando eran niños, se quedan en la apariencia, en lo más superficial. Supeditan su valor al valor que les dan otras personas y dependen en exceso de sus logros.

Cuando la autoestima madura, la persona es quien tasa su propio valor y no lo hace porque llegue a ser más guapa o popular, ni por sus éxitos y fracasos (que vienen y van). Lo hace porque ha descubierto que es única y le gusta serlo.

¿Cómo se llega a ese descubrimiento y posterior aceptación?

A mí se me ocurre la palabra que está presente en todo ese camino. Y la palabra es…

BONDAD
 (Del lat. bon?tas, -?tis).

1. f. Cualidad de bueno.
2. f. Natural inclinación a hacer el bien.
3. f. Acción buena.
4. f. Blandura y apacibilidad de genio.
5. f. Amabilidad de una persona respecto a otra.

La bondad hacia uno mismo es esencial para que la autoestima se fortalezca.

Y es que bondad y amor son una pareja indisoluble. Donde va la una, va el otro y viceversa. Crecen juntos.

Luego, la propuesta de hoy es justo la que estás pensando: sé bueno contigo. Y eso se consigue partiendo del respeto y con sencillos gestos cotidianos.

¿QUIERES EJEMPLOS?

GESTOS DE BONDAD CONTIGO MISMO:

Mira alrededor y trata de crear el entorno en el que estés lo más a gusto posible.

Trata de que nadie piense ni decida por ti. Cuestiona las ideas. Ten las tuyas. Defiende tu punto de vista y que no te pese rectificarlo cuando te equivoques.

Elige tu música, tus colores, tus flores, tus sabores, etc. Hay tanto que descubrir y elegir…

Lee, pero pasa menos tiempo con lecturas que te hagan sentir mal contigo mismo. Elige las que saquen lo mejor de ti.

No te dejes influir en exceso por revistas de belleza ni por esa publicidad pensada para que te sientas mal contigo.

Si la belleza está en los ojos de quien mira y tú no la ves, aprende a mirarte bien.

Olvida la perfección. No existe. Es otro invento publicitario.

Estírate, muévete, respira, disfruta de tu cuerpo, a pesar de sus limitaciones.

Juega más. Ríe más. Diviértete más. ¡Y ayuda a otros a hacerlo!
Libérate del estrés que no necesitas. Di que no, cuando sea necesario. Reclama tu tiempo, tu espacio, tus momentos.

Repasa cada día lo bueno: Siéntete agradecido por lo que tienes; alégrate de los pequeños pasos que has dado hoy; dedica tus mejores pensamientos a las personas valiosas de tu vida…

Deja de preocuparte por lo que piensen esas personas que no te valoran. Ellas se lo pierden.

Aprende de tus errores y fracasos, pero déjalos atrás.

No te compares con otro, si no es para inspirarte.

No envidies: admira y aprende.

No te pongas listones alejadísimos del suelo y luego te lamentes de no haberlos saltado al primer intento.

Sé tu mejor amigo.

Sé honesto contigo. Sé auténtico. Porque… ¿único? Ya eres único.

Seguro que a ti se te ocurren más, pero todo se resume en una actitud, la de acostumbrarte a tratarte bien.

Ése, el de la bondad, es un camino seguro para que la autoestima madure y crezca fuerte. Tan fuerte que no dependa de lo externo (como cuando eras niño), sino de lo que llevas dentro de ti.

http://tusbuenosmomentos.com/2012/03/autoestima-bondad/

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020