Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 CUANDO LA ESPERANZA ANIQUILA



Julio 12, 2013, 06:15:53 am
Leído 1505 veces

Desconectado lucas

  • Sr. Member
  • ****

  • 282
    Mensajes

  • Karma: 0

CUANDO LA ESPERANZA ANIQUILA
« en: Julio 12, 2013, 06:15:53 am »
CUANDO LA ESPERANZA ANIQUILA


La esperanza es una cualidad maravillosa que va íntimamente ligada a las ilusiones y a los sueños.

Sin embargo la esperanza tiene que convertirse en planes, acciones y estrategias para evitar que se quede inerte. Cuando esto ocurre, la esperanza es presa fácil del miedo que llega y la contamina convirtiéndola en inacción y conformismo. La iniciativa se paraliza y puede llegar a desaparecer al dejar de cultivarla.

Al entrar en ese estado, las personas no progresan pero tampoco se dan por vencidas. Los sueños se posponen indefinidamente. Aparece el miedo al éxito disfrazado de mil justificaciones.

El nuevo enfoque de la esperanza infectada es esperar a que algo suceda, sin hacer nada para propiciarlo. Están seguros que les ocurrirá un milagro sin salirse de su zona de confort, sólo por el mero hecho de quererlo. No quitan “el dedo del renglón” pero tampoco siguen leyendo.

Conozco el caso de un hombre de edad avanzada que se para en las esquinas del centro de la ciudad y tiene la costumbre de saludar a todos los taxistas que pasan junto a él. Todos ellos ya lo conocen y le devuelven el saludo. En una ocasión que me tocó abordar uno y pasar cerca de él, el taxista agitó su mano y le sonrió. Le pregunté cuál era el motivo de ese ritual de saludos con todos sus colegas y fue entonces que me contó su historia.
Al parecer, muchos años antes, el señor “saludador” había estado felizmente casado. Amaba a su esposa por sobre todas las cosas. Sin embargo, un día discutieron fuertemente y el terminó la pelea marchándose hacia su trabajo. Más tarde, al regresar de sus labores, iba caminando hacia su casa y alcanzó a ver a su esposa subiéndose a un taxi que abandonó velozmente la escena. Cuando entró a su casa, encontró una carta de despedida de su mujer, y todos los efectos personales de ella ya no estaban. Lo había abandonado.

Aunque al principio la buscó, nunca más supo su paradero y la última imagen que su mente retuvo fue su esposa subiéndose a un taxi. Ahora vive con la esperanza de volver a verla a bordo de uno.  Y desde hace más de quince años, al salir de su trabajo, se va a parar a una esquina diferente para observar a los pasajeros de los taxis que pasan junto a él.

También podríamos hablar de las personas que se estancan en cualquier relación, deseando que algún día termine y encuentren algo mejor sin hacer absolutamente nada para desapegarse del estado en que actualmente se encuentran.

Acostumbran pensar que la relación va a terminar porque el otro se irá algún día, ¿Cuándo? Tal vez mañana. Sin embargo, el único día que nunca llega es “mañana”, porque siempre es “hoy”.

Joan Manuel Serrat, escribió una hermosa canción llamada “Penélope”, donde narra la historia de una mujer que espera el regreso de su verdadero amor y todos los días va a la estación de trenes con la esperanza de ir a su reencuentro. Ella termina perdiendo la razón, pero ni así faltaba a su cita. Cuando su amado por fin regresa, ella no lo reconoce y le contesta con un lacónico: “Tú no eres a quien yo espero”.

La esperanza es grandiosa y mantiene vivas tus ilusiones, lo malo es que permitas que aquella espera te inmovilice y lo único que hagas es seguir deseando que aquello que quieres, ocurra.

Si lo que esperas depende del acto de un tercero, sólo fluye sin depender de la voluntad de nadie, más que de la tuya propia.

Si depende de un evento externo a ti, haz todo lo posible por acercarte a él, en la medida de tus posibilidades, y si no se da, continúa tu camino.

Hay veces que la vida nos enseña que es momento de cambiar el rumbo, porque nos damos cuenta que el camino que recorremos no nos va a llevar a nuestro destino.

Si ese es el caso, redirige tu esperanza hacia otro puerto sin aferrarte al que decides dejar atrás.

En ninguna circunstancia permitas que tu sueño sea más grande que tú.


http://inspiracion-motivacional.blogspot.com.es/search?updated-max=2012-03-11T10:09:00-07:00&max-results=7&start=35&by-date=false

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020