Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 SATANÁS, ¿AMIGO O ENEMIGO?



Noviembre 09, 2014, 06:12:55 am
Leído 1262 veces

Desconectado machuca

  • Sr. Member
  • ****

  • 334
    Mensajes

  • Karma: 0

SATANÁS, ¿AMIGO O ENEMIGO?
« en: Noviembre 09, 2014, 06:12:55 am »
SATANÁS, ¿AMIGO O ENEMIGO?

https://www.youtube.com/watch?v=WePRr0dgweA



Contrario a la opinión popular, Satanás no anda por el mundo con un traje rojo y un tridente en su mano. Es una persona real y activa y al cual le gusta tomar la forma de un joven extremadamente atractivo, rubio y todo vestido de blanco. Belzebú, Belial, el adversario, el dragón, la serpiente, el príncipe de este mundo, el príncipe del poder del aire, el acusador de los hermanos, el tentador, el acechador, el destructor, el lobo, el ladrón, el padre de la mentira, el asesino, sembrador de la discordia, Satanás y diablo todos estos son algunos de los nombres que lo identifican.
Estas palabras describe su carácter. No nos debemos burlar de Satanás pero tampoco debemos adorarle. Él tiene todo el poder de un ángel pero sin el amor y la bondad.

Satanás es el engañador maestro. Se le llama el padre de la mentira y el dragón. Él ha existido desde antes de la fundación de la tierra. A diferencia de Dios, él no puede ver todas las cosas a la misma vez, ni puede estar en todo lugar a la misma vez. Aunque es poderoso, Dios es mucho más poderoso. Satanás tiene miles de siervos que hacen el trabajo por él. Él merodea alrededor de la tierra buscando a quién destruir.

El Apóstol Pedro nos advirtió: "Sed sobrios y velad; porque vuestro adversario el diablo, como león rugiente, anda alrededor buscando a quien devorar" (1 Pedro 5:8 )

Juan 10:10 dice que: "El ladrón viene sino para hurtar y matar y destruir..." Satanás odia a todos y mayormente a los cristianos. El odiar es parte de su naturaleza.

Al morir en la cruz Jesucristo venció el infierno y la muerte; Él venció a Satanás de una vez y por todas. Esto significa que cuando morimos, podemos tener la esperanza de una vida eterna en el Cielo. Debido a la consecuencia del pecado, todos éramos destinados al infierno. La muerte de Jesús habilita a todos los que creen en Él ha tener un vida eterna. Su sangre nos redime de todo pecado. Satanás pensó que había ganado cuando Jesús fue crucificado, pero Jesús salió victorioso de la muerte. Jesús debía morir como el perfecto sacrificio por nuestros pecados (Juan 3:16). Es solamente asunto de tiempo hasta que Satanás sea echado al lago de fuego eterno. Algún día Satanás y todos los no creyentes tendrán que inclinarse ante Dios y adorarle.

En Apocalipsis 1:18, Jesús dice: "...el que vivo, y estuve muerto; mas he aquí que vivo... Y tengo las llaves de la muerte y del Hades".

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020