Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 LOS CENTINELAS INVISIBLES



Marzo 21, 2013, 05:29:04 am
Leído 2633 veces

Desconectado lucas

  • Sr. Member
  • ****

  • 292
    Mensajes

  • Karma: 0

LOS CENTINELAS INVISIBLES
« en: Marzo 21, 2013, 05:29:04 am »
LOS CENTINELAS INVISIBLES



Cada vez que tratamos de comenzar alguna nueva actividad que va a tener un impacto favorable en nuestra vida, aparecen unos obstáculos, que dan la impresión de tener como misión, disuadirnos de llevar a cabo aquello que queremos realizar. Estas curiosas formas energéticas parecen tener inteligencia propia y funcionan a la par de los robadores de sueños, a los que ya me había referido en un artículo anterior.

Se les ha llamado de muchas formas, entre otras, “dragones”, “esfinges”, “contra-intenciones”, etc. Yo prefiero referirme a ellas como “centinelas invisibles”, por que parecería que están siempre al acecho, tratando de salirnos al paso, en cuanto nos avocamos a lograr nuestros sueños. Y aunque son invisibles sus efectos son tan evidentes, que es imposible dejar de notarlos.

Estos centinelas se presentan de tres formas posibles: La trampa de la espera, la trampa de la justificación, y la trampa de la víctima de las circunstancias. Las dos primeras, provienen evidentemente de nuestra propia elección, y pueden clasificarse como pretextos, sin embargo la tercera, parece ser un obstáculo que se nos “presenta” en el momento justo para disuadirnos de actuar.

Veámoslas ahora en detalle:

LA TRAMPA DE LA ESPERA: Cuando quiero obtener algo o hacer algo, y he tratado por todos los medios a mi alcance para realizarlo y no se presenta, el primer riesgo es que me desespere y lo abandone. La voz del ego me sugiere que aquello va a tardar demasiado en lograrse y que mejor sería no perder más mi tiempo en una búsqueda infructuosa, y trata desviar mi atención hacia otro objetivo diferente. Aquí la clave es tener paciencia y terquedad. No abandonar mi objetivo y perseguirlo sin tregua.

LA TRAMPA DE LA JUSTIFICACIÓN: Esta se presenta cuando me convenzo de tener tantas actividades tan importantes que abarcan toda mi agenda, que realmente no puedo distraerme buscando aquello que quiero lograr. Sé que lo quiero, pero “tengo tantas cosas que hacer, que no me queda tiempo”. Este auto-boicot, está ligado al anterior, cuando me justifico de abandonar un sueño, “porque de todos modos se iba a llevar demasiado tiempo lograrlo”. Para evitar esta trampa, debo evitar la auto-complacencia y seguir con paso firme hacia mi objetivo.

LA TRAMPA DE LA VÍCTIMA DE LAS CIRCUNSTANCIAS: Si los centinelas invisibles aún no han logrado disuadirte del empeño en lograr tu objetivo, por medio de la desesperación o de la justificación, todavía tienen un as bajo la manga del cual echar mano en cualquier momento. Esta trampa opera con “sucesos inesperados” o “accidentes” que aparentemente te impiden lograr aquello que quieres.

Esta parece ser la más enigmática de las tres, porque aparenta ocurrir al azar y de forma externa a mí. Es la enfermedad repentina e inesperada, el evento inaplazable que coincide justamente con el momento en el que tendrías que estar en otro lugar, el amigo que te pide un favor al que no puedes negarte, el auto que se descompone, y en general, todo aquello que en apariencia “te impide” hacer o lograr tu objetivo.

No obstante, no es ese centinela el que te frena, eres tú quien decide frenarte ante él, porque muchos otros han conseguido seguir adelante, aun a pesar de que parecía que el mundo entero estaba en su contra. La mayoría de los grandes logros en la historia de la humanidad, fueron posibles gracias a que alguien no cayó en la trampa de este centinela invisible, y siguió adelante, tal y como los salmones nadan contra la corriente hasta que logran llegar al sitio donde pueden desovar adecuadamente.

Lo más importante de esta trampa, es que nos lleva a creer que somos impotentes ante las circunstancias externas, cuando de algún modo, esas circunstancias fueron “sintonizadas” por nosotros mismos y más aún cuando estamos en pos de lograr aquello que anhelamos. Es una forma de proyectar un auto-boicot energético que termina materializándose en forma de obstáculo en nuestro entorno, al que le conferimos el poder de frenarnos.
Esta es una trampa activa, a diferencia de la trampa de la espera que es absolutamente pasiva. Sin embargo, como dice un sabio refrán brasileño “Aunque el diablo se esconda, se le asoma el rabo”. Son los efectos de esos centinelas, los que los ponen al descubierto ante nuestros ojos.

Pero al igual que los robadores de sueños, la presencia de estos tres centinelas, es una evidencia de que aquello que queremos lograr, vale la pena.

Nunca abandones la búsqueda de aquello que quieres, bajo ninguna circunstancia.

Después de todo, eso es lo que hace la vida más interesante.


http://inspiracion-motivacional.blogspot.com.es/search?updated-max=2012-03-11T10:09:00-07:00&max-results=7&start=35&by-date=false

Mayo 04, 2017, 07:44:45 am
Respuesta #1

Desconectado OM

  • Hero Member
  • *****

  • 1613
    Mensajes

  • Karma: 0

Re:LOS CENTINELAS INVISIBLES
« Respuesta #1 en: Mayo 04, 2017, 07:44:45 am »
Un artículo muy interesante para releer...

 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020