Buscandome

Bienvenido(a), Visitante. Por favor, ingresa o regístrate.

Ingresar con nombre de usuario, contraseña y duración de la sesión

 


Traductor Google

 SUFRIMOS MUCHO E INNECESARIAMENTE.



Febrero 05, 2024, 06:33:50 am
Leído 465 veces

Desconectado Francisco de Sales

  • Administrator
  • *****

  • 7217
    Mensajes

  • Karma: 6

SUFRIMOS MUCHO E INNECESARIAMENTE.
« en: Febrero 05, 2024, 06:33:50 am »
SUFRIMOS MUCHO E INNECESARIAMENTE.


En mi opinión, las personas, en general, sufrimos mucho y casi siempre innecesariamente. Algunos sufren muchísimo y, además, muy a menudo. Estos últimos harían bien en resolver este asunto de un modo eficaz y definitivo.

Llevo unos días fijándome en la gente con la que me cruzo por la calle. Algunos manifiestan claramente tristeza y hasta dolor en unos rostros apenados. No lo pueden negar y no lo pueden evitar. Otras personas son de las de “la procesión va por dentro”, porque hay que ponerse una cara “normal” para no preocupar o asustar a los otros, o porque está mal visto eso de estar mal y casi es mejor ocultarlo.

La gente sufre mucho. Me duele cada vez más saber que detrás de cada persona seria o triste hay una historia y que no es una historia satisfactoria o feliz.

Quienes sufren necesita atención, cuidado, acompañamiento, amabilidad, generosidad, cariño, comprensión… No necesitan compasión ni lástima. No desean dar pena ni ser considerados unos desgraciados. En muchos casos simplemente desean seguir ensimismados en su proceso de duelo. En otros casos sufren como castigo, porque todo lo que les sale mal o lo hacen mal creen que merece un castigo –son reminiscencias de la educación infantil- y lo convierten en un autocastigo injustificado, innecesario y contraproducente. “El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional”, decía Buda después de muchos años de meditación y observación.

Si entendiésemos bien el dolor, lo que nos quiere decir con su aparición y presencia, comprenderíamos que no es necesario el sufrimiento, porque no es más que la prolongación artificial y apenada del dolor no comprendido o no aceptado.

El dolor no es un castigo: es un aviso y si entendiésemos bien esto comprobaríamos que solamente es una señal de que algo no va bien, algo requiere nuestra atención, algo no cuadra con nuestros principios o no ha sucedido como desearíamos. Si en vez de caer en la tentación inmediata de sufrir fuésemos capaces de quedarnos en una igualdad de ánimo, en esa actitud de no perder la calma y la entereza y la ecuanimidad a pesar de lo que esté sucediendo, mantendríamos la objetividad necesaria para comprender que lo mejor es no sufrir. El victimismo del sufrimiento no produce ningún cambio productivo.

El dolor no tiene porqué lastimar obligatoriamente. Se puede quedar en un grado leve si la actitud que tomamos frente a su presencia es la de atención y su comprensión y no la de intento de rechazo o abatimiento.

Evitarse el sufrimiento es un acto de Amor Propio. El sufrimiento no aporta nada positivo y sí mucho negativo. Es un juego masoquista en el que conviene no entrar.

“El sufrimiento es necesario hasta que te das cuenta de que es innecesario”, dice Eckhart Tolle. Y tiene razón. Y mientras antes llegue uno a la conclusión de que es innecesario antes se deshará de él.

Todo sufrimiento es creado por uno mismo. Nuestra actitud ante lo que pasa es lo que convierte el mismo acto en pesaroso, feliz, triste, productivo o frustrante. El sufrimiento solo existe en nuestra mente.

Estoy en contra de todas esas frases e ideas que hablan de alcanzar la purificación mediante el sufrimiento, de que para aprender hay que sufrir, de que quien bien te quiere te hará sufrir, o que las cosas se comprender mejor con dolor y con sangre. El Amor Propio es mejor y más amable colaborador en la tarea de que el dolor se quede en su función de avisar y desaparecer naturalmente y no convertirlo en un martirio.

Te dejo con tus reflexiones…


 

TinyPortal 1.6.5 © 2005-2020